TOTAL RECUPERADO

3.140.495,80 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Un usuario de EZ consigue la anulación de su tarjeta de crédito de Wizink usuraria

Un usuario de EZ consigue la anulación de su tarjeta de crédito de Wizink usuraria

A través del Abogado de Economía Zero, José Carlos Gómez Fernández, se presentó demanda en nombre de un usuario contra la entidad WIZINK BANK reclamando que se declarara la nulidad de la tarjeta de crédito usuraria suscrita entre las partes, por falta de transparencia y por abusividad de la cláusula de fijación del interés remuneratorio y composición de pagos del contrato.

El Juzgado dio la razón al reclamante, estimando íntegramente la demanda presentada contra WIZINK BANK, y declaró nulo por usurario el contrato celebrado entre las partes, condenando a la entidad demandada a practicar la liquidación de la cuenta de la tarjeta, a fin de determinar si ha existido un exceso en el pago respecto de las cantidades dispuestas por el usuario, debiendo en ese caso ser abonadas a éste, con los intereses legales correspondientes

Asimismo, las costas del procedimiento judicial fueron impuestas a la entidad demandada.

La sentencia basa su fallo en el artículo 1 de la Ley de Reprensión de la Usura, que dispone que “será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

También tiene en cuenta la doctrina contenida en la Sentencia del Pleno de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, que resuelve una cuestión similar a la del usuario reclamante.

En esa Sentencia y con referencia a las Sentencias anteriores núm. 265/2015 de 22 de abril, y 469/2015 de 8 de septiembre, se establece que, “la normativa sobre cláusulas abusivas en contratos concertados con consumidores no permite el control del carácter «abusivo» del tipo de interés remuneratorio en tanto que la cláusula en que se establece tal interés regula un elemento esencial del contrato, como es el precio del servicio, siempre que cumpla el requisito de transparencia, que es fundamental para asegurar, (…), que la prestación del consentimiento se ha realizado por el consumidor con pleno conocimiento de la carga onerosa que la concertación de la operación de crédito le supone y, en segundo lugar, que ha podido comparar las distintas ofertas de las entidades de crédito para elegir, entre ellas, la que le resulta más favorable (…)”.

La sentencia estimó que el interés nominal anual fijado en el 23,90 %, 26,70 % TAE es claramente desproporcionado si se tiene en cuenta el tipo medio para las operaciones de crédito al consumo en el mes en que se concertó el contrato litigioso, que fue septiembre de 2015, que era del 9,60 %, 9,23 % TAE, «como interés normal del dinero«, criterio de referencia que se ajusta a la establecido por la Sentencia citada del Tribunal Supremo.

En consecuencia, se trata de un interés notablemente superior al normal del dinero, según la citada sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015 la Sala y que aplicó al procedimiento.

Hizo constar el Juzgador que carecieron de relevancia las alegaciones del Banco demandado relativas a una actuación del demandante contra sus propios actos, ya que según la entidad WIZINK el usuario demandante usó normalmente la tarjeta de crédito con conocimiento pleno de los tipos de interés aplicados por el Banco, sin dejar de utilizarla o devolverla, y al no hacerlo así, demostró su disposición y consciente determinación de celebrar nuevas operaciones de crédito al interés pactado, ya que en estas circunstancias, las disposiciones efectuadas por el usuario demandante no se compaginan con una decisión reflexiva con pleno conocimiento del vicio por el exceso de intereses que afectaba al contrato, hasta el momento en que efectuó la reclamación extrajudicial.

Tampoco se acreditó por parte de WIZINK BANK que el usuario demandante fuera debidamente informado de las consecuencias económicas derivadas de la suscripción del contrato de autos, lo que a juicio del Juzgador se le debió trasmitir en el momento de suscribir el contrato y no únicamente cuando el usuario demandante efectuó una reclamación extrajudicial, momento en que, por primera vez se le dio traslado del Reglamento de la tarjeta donde constan las condiciones económicas.

La entidad demandada, pese a ser la titular actual del contrato de autos, no pudo aportar ni el original del contrato ni siquiera identificar al comercial que trató con el usuario demandante, siendo su esfuerzo probatorio nulo.

Como consecuencia de la anulación del contrato, el usuario reclamante estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida.

!!! RECLAMA LA NULIDAD DE TU CONTRATO DE TARJETA DE CRÉDITO REVOLVING DE WIZINK CON ECONOMÍA ZERO !!!

Si tienes o has tenido una tarjeta revolving de Wizink Bank, Caixabank, Citibank, etc., o un préstamo rápido de Zaplo, Vivus o cualquier otra entidad, es muy posible que te hayan impuesto intereses de usura.

Con Economía Zero podrás recuperar todo el dinero pagado que supere el que realmente te prestaron. Llevamos más de 2.800.000 € recuperados hasta la fecha.

Nuestra labor está abalada por la satisfacción de cientos de clientes que ya han recuperado las cantidades que les han sido cobradas de manera abusiva.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar TODO TU DINERO.


JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 1 PATERNA (VALENCIA)

Procedimiento: Asunto Civil 000892/2018

SENTENCIA Nº 84/2019

En PATERNA (VALENCIA), a diez de mayo de dos mil diecinueve

Visto por mí, XXXXXXX, Magistrada Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 Paterna y su partido judicial, los autos relativos al Juicio Ordinario, referenciados con el nº 892/2018, a instancia de XXXXXXX bajo la dirección letrada de José Carlos Gómez Fernández y la representación procesal de XXXXXXX contra WIZINK BANK S.A. bajo la representación procesal de XXXXXXX y la dirección letrada de XXXXXXX y en base a los siguientes

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por XXXXXXX, Procurador de los Tribunales y de XXXXXXX, se presentó demanda de juicio ordinario en fecha 30 de octubre de 2018, contra WIZINK BANK S.A., en virtud de los hechos que en ella se recogían, solicitando que se dictara sentencia de conformidad con el suplico de la misma, con imposición de costas a la parte demandada.

SEGUNDO.- Mediante decreto de fecha 14 de diciembre de 2018 fue admitida a trámite la demanda, acordándose dar traslado de la misma a la demandada, y emplazarla para que la contestase en el plazo legal de 20 días, como así verificó el día 13 de febrero de 2019, XXXXXXX, Procuradora de los Tribunales y de WIZINK BANK S.A., oponiéndose a la misma para terminar suplicando que, previo el trámite legal correspondiente, en su día se dictase sentencia por la que se desestime la demanda formulada de contrario con imposición de costas a la parte actora.

TERCERO.- La audiencia previa tuvo lugar en fecha 28 de marzo de 2019, compareciendo ambas partes debidamente asistidas y representadas.

Tras ratificarse en sus escritos se procedió a la fijación de los hechos controvertidos.

Posteriormente la parte actora propuso como medios de prueba la documenta por reproducida, más documental que solicitó que se requiriera a la demandada y testifical de un empleado de la entidad demandada. La parte demandada, a través de su representación en autos, manifestó no disponer de la información de la que fue requerida en la Audiencia Previa por lo que, tras presentación de conclusiones por escrito, las actuaciones quedaron vistas para dictar sentencia.

CUARTO.- En la tramitación de este juicio se han observado en esencia las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La parte actora interpone demanda contra WIZINK BANK reclamando que se declare, con carácter principal la nulidad del contrato suscrito entre las partes el 23 de septiembre de 2015 por usura y, subsidiariamente, que se declare la nulidad por falta de transparencia y/o abusividad de la cláusula de fijación del interés remuneratorio y composición de pagos del contrato.

Igualmente solicita que se declare la nulidad por abusividad de la cláusula de variación unilateral de condiciones del contrato y de comisión por impagados.

En todo caso, solicita que se condena a la demandada a la restitución de los efectos dimanantes del contrato declarado nulo o de las cláusulas cuya nulidad sea declarada, con devolución recíproca de tales efectos, más intereses del artículo 576.1 LEC y costas a la parte demandada.

Por tanto, la parte actora ejercita con carácter principal una acción de nulidad del contrato de tarjeta de crédito, celebrado por la actora con la parte demandada, con fundamento en el carácter usurario del mismo, con los efectos del art. 1303 CC.

Subsidiariamente ejercita una acción de nulidad de las cláusulas incluidas en el contrato de tarjeta de crédito que fijan los intereses remuneratorios, la de variación unilateral de condiciones del contrato y la de comisión de impagados.

La actora fundamenta su demanda en la condición de consumidor de la parte actora; que se trata de un contrato de adhesión con condiciones generales de la contratación; que se trata de un contrato usurario al establecerse un interés remuneratorio con un TAE del 26,70 %; que las cláusulas impugnadas son predispuestas y abusivas.

La parte demandada se opone a la demanda alegando, en síntesis, lo siguiente: el interés no es usurario pues se encuentran dentro de la media de los tipos de interés que el resto de las entidades financieras aplican en el mercado de las tarjetas de crédito, y no concurren los presupuestos de la Ley de la usura; todas las cláusulas superan el control de inclusión y de transparencia; los intereses remuneratorios no están sujetos al control de abusividad; ha de estarse a los actos propios de la actora.

Debe ponerse de relieve en el presente caso, que no obra en las actuaciones el contrato suscrito entre las partes, sino únicamente la solicitud de tarjeta Barclaycard formulada por el actor el día 23 de septiembre de 2015, si bien en dicha solicitud no figuran las condiciones económicas a las que quedaba sujeta la tarjeta objeto de autos.

En el acto de la Audiencia Previa, se requirió a la parte demandada a fin de que aportara el original del contrato en su día suscrito, el estudio de riesgos efectuado al actor y que identificara al empleado que comercializó la tarjeta litigiosa.

En dicho acto la demandada manifestó la imposibilidad de aportar dichos documentos, solicitando que dicha documentación se reclamase a Barclays como así se acordó.

Realizadas las gestiones pertinentes por parte de este Juzgado, se comprobó que la entidad Barclays había desaparecido, remitiéndonos a Caixabank quien comunicó que se había quedado las cuentas de Barclays si bien, las de las tarjetas se las había quedado WIZINK BANK.

A la parte actora, en una previa reclamación extrajudicial, le fue entregado un Reglamento de la tarjeta de crédito que no consta que fuera entregado al demandante a la fecha de suscripción del contrato. Como se puede apreciar, se trata de un documento que resulta a todas luces ilegible.

Ambas partes están de acuerdo en que el TAE aplicado en el presente caso era del 26,70 %.

SEGUNDO.- Nulidad por aplicación de la Ley de la Usura.

Como ya se ha expuesto, con carácter principal, la actora interesa la declaración de nulidad del contrato de tarjeta de crédito celebrado con la demandada por fijar unos intereses usurarios y ser de aplicación la Ley de Represión de la Usura.

El artículo 1 de la ley de Reprensión de la Usura dispone que “será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

Sobre esta cuestión, debe tenerse en cuenta la doctrina contenida en la Sentencia del Pleno de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, que resuelve una cuestión similar a la presente.

En esta Sentencia y con referencia a las Sentencias anteriores núm. 265/2015 de 22 de abril, y 469/2015 de 8 de septiembre, establece que, “la normativa sobre cláusulas abusivas en contratos concertados con consumidores no permite el control del carácter «abusivo» del tipo de interés remuneratorio en tanto que la cláusula en que se establece tal interés regula un elemento esencial del contrato, como es el precio del servicio, siempre que cumpla el requisito de transparencia, que es fundamental para asegurar, en primer lugar, que la prestación del consentimiento se ha realizado por el consumidor con pleno conocimiento de la carga onerosa que la concertación de la operación de crédito le supone y, en segundo lugar, que ha podido comparar las distintas ofertas de las entidades de crédito para elegir, entre ellas, la que le resulta más favorable.

En este marco, la Ley de Represión de la Usura se configura como un límite a la autonomía negocial del art. 1255 del Código Civil aplicable a los préstamos, y, en general, a cualesquiera operación de crédito «sustancialmente equivalente» al préstamo.

Así lo ha declarado esta Sala en anteriores sentencias, como las núm. 406/2012, de 18 de junio,113/2013, de 22 de febrero, y 677/2014, de 2 de diciembre”.

Igualmente la citada Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, determina que para establecer si una operación de crédito es usuraria, la cuestión no es tanto si el interés remuneratorio es o no excesivo, como si es «notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

Además bastaría que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la Ley, esto es, que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, «sin que sea que, acumuladamente, se exija que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales«.

El Banco demandado afirma en su contestación a la demanda que los intereses remuneratorios que ha aplicado no son usurarios, pues se encuentran dentro de la media de los tipos de interés que el resto de las entidades financieras aplican en el mercado de las tarjetas de crédito, sin que su aceptación fuese provocada por una situación angustiosa, por la inexperiencia o por una limitación de las facultades mentales del demandante, así como que los intereses remuneratorios como elementos esenciales del contrato no están sujetos a control de abusividad, las comisiones cobradas por el Banco son válidas y eficaces, el contrato de tarjeta de crédito es válido y eficaz, y sus cláusulas superan el control de transparencia e inclusión, el Banco cumple con todas las obligaciones legales, y la actuación del demandante contraviene sus actos propios.

En este caso, de las alegaciones de las partes y de la prueba documental aportada resulta acreditado que la actora celebró con la demandada, el día 23 de septiembre de 2015.

Dicho contrato se aporta como doc. 1 de la demanda y como doc. 2 de la contestación de la demanda, resultando en ambos casos un documento ilegible en el que solo puede ser objeto de lectura los datos personales del demandante.

En todo caso, no es hecho controvertido la suscripción de dicho contrato.

El demandante sostiene que cuando firmó dicha solicitud de tarjeta nadie le explicó las consecuencias económicas que se iban a derivar del uso de la tarjeta.

Ante su disconformidad con los cobros girados, efectuó una reclamación extrajudicial, momento en que se le facilitó el Reglamento que se aporta como doc. 5 de la demanda y en el que figura un TAE del 26,70 %.

No se discute la condición de consumidor del actor, y tratándose de una operación de crédito resulta de aplicación la Ley de Represión de la usura de acuerdo con su art. 9, que establece que “lo dispuesto por esta Ley se aplicará a toda operación sustancialmente equivalente a un préstamo de dinero, cualesquiera que sean la forma que revista el contrato y la garantía que para su cumplimiento se haya ofrecido”.

En tal sentido la Sentencia citada del Pleno de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, declara el carácter usuario de un crédito «revolving» concedido al consumidor demandando, aludiendo a que «La flexibilidad de la regulación contenida en la Ley de Represión de la Usura ha permitido que la jurisprudencia haya ido adaptando su aplicación a las diversas circunstancias sociales y económicas.

En el caso objeto del recurso, la citada normativa ha de ser aplicada a una operación crediticia que, por sus características, puede ser encuadrada en el ámbito del crédito al consumo«.

En el supuesto de litis, se estima que el interés nominal anual fijado en el 23,90 %, 26,70 % TAE es claramente desproporcionado si se tiene en cuenta el tipo medio para las operaciones de crédito al consumo en el mes en que se concertó el contrato litigioso, septiembre de 2015, que era del 9,60 %, 9,23 % TAE, «como interés normal del dinero«, criterio de referencia que se ajusta a la establecido por la Sentencia citada del Tribunal Supremo, pues según se indica en ésta «No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés «normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia» (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre).

Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.), contrastándolo con la tasa anual equivalente (TAE) fijada en el contrato.

En consecuencia, se trata de un interés notablemente superior al normal del dinero, y en tal sentido en la citada sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015 la Sala «considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero».

Concurren además los restantes requisitos exigidos por el art. 1 de la Ley de Reprensión de la Usura para considerar usuraria la operación de crédito de litis, puesto que, como se ha dicho, de conformidad con la tan citada sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015,la cuestión no es tanto si el interés remuneratorio es o no excesivo, «como si es notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso”.

Pues bien, en el presente supuesto el interés también es manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del mismo, por lo que la operación crediticia litigiosa puede considerarse usuraria, ya que, de acuerdo con aquella resolución basta para ello con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la Ley, esto es, que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, «sin que sea que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales«.

En relación con la justificación de este requisito, igualmente ha de partirse de lo establecido en la sentencia citada del Tribunal Supremo, en el sentido de que en principio la normalidad no precisa de especial prueba, siendo la excepcionalidad la que necesita ser alegada y probada, y como en el supuesto analizado en dicha sentencia, en este caso, no concurren otras circunstancias que las relativas al carácter de crédito al consumo de la operación cuestionada, pues la entidad financiera demandada no ha justificado la concurrencia de circunstancias excepcionales que expliquen la estipulación de un interés notablemente superior al normal en las operaciones de crédito al consumo, no dándose el supuesto de un interés anormalmente alto justificado por el riesgo de la operación, a que se refiere esta Sentencia, esto es:

«Cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación especialmente lucrativa pero de alto riesgo, está justificado que quien le financia, al igual que participa del riesgo, participe también de los altos beneficios esperados mediante la fijación de un interés notablemente superior al normal«, añadiendo que «Aunque las circunstancias concretas de un determinado préstamo, entre las que se encuentran el mayor riesgo para el prestamista que pueda derivarse de ser menores las garantías concertadas, puede justificar, desde el punto de vista de la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, un interés superior al que puede considerarse normal o medio en el mercado, como puede suceder en operaciones de crédito al consumo, no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico«.

Finalmente, se ha de significar que carecen de relevancia las alegaciones del Banco demandado relativas a una actuación del demandante contra sus propios actos, con base, en síntesis, en que ha venido utilizando normalmente la tarjeta de crédito con conocimiento pleno de los tipos de interés aplicados por el Banco, sin dejar de utilizarla o devolverla, y al no hacerlo así, demostró su disposición y consciente determinación de celebrar nuevas operaciones de crédito al interés pactado, ya que en las circunstancias concurrentes acreditadas, las disposiciones efectuadas por la demandante no se compaginan con una decisión reflexiva con pleno conocimiento del vicio por el exceso de intereses que afectaba al contrato, hasta el momento en que efectuó la reclamación extrajudicial.

Por otra parte no debe olvidarse que en el presente caso no se ha logrado acreditar que el demandante fuera debidamente informado de las consecuencias económicas derivadas de la suscripción del contrato de autos, información que, a juicio de quien suscribe, se le debió trasmitir en el momento de suscribir el contrato y no únicamente cuando el demandante, disconforme con los cargos, efectuó una reclamación extrajudicial, momento en que, por primera vez se le dio traslado del Reglamento de la tarjeta donde constan las condiciones económicas.

La parte demandada, pese a ser la titular actual del contrato de autos, no ha podido aportar ni el original del contrato ni siquiera identificar al comercial que trató con el actor, siendo su esfuerzo probatorio nulo.

Por todo lo expuesto, procede estimar la acción principal ejercitada por la parte actora, declarando la nulidad del contrato “BARCLAYCARD Nº XXXXXXX” celebrado entre las partes por usurario.

TERCERO.- Consecuencias de la nulidad del contrato.

Declarada la nulidad del contrato conforme a lo expuesto en el Fundamento anterior, de conformidad con la tan citada Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, el carácter usurario de la operación crediticia conlleva su nulidad, «que ha sido calificada por esta Sala como «radical, absoluta y originaria, que no admite convalidación confirmatoria, porque es fatalmente insubsanable, ni es susceptible de prescripción extintiva» sentencia núm. 539/2009, de 14 de julio«, y las consecuencias de dicha nulidad son las previstas en el art. 3 de la Ley de Represión de la Usura, esto es, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida.

Al respecto, debe tenerse en cuenta que la propia Ley de Represión de la Usura, prevé los efectos de la nulidad declarada conforme a la misma.

Teniendo en cuenta además que en la demanda se interesa la condena de la demandada a restituir las cantidades indebidamente abonadas, será necesario determinar si ha existido un exceso en el pago como consecuencia de la nulidad, puesto que la demandada únicamente habría de haber abonado la cantidad dispuestas, de tal modo que si ha pagado en exceso, ese exceso deberá ser restituido por el banco demandado.

Por ello, procede la condena al Banco demandado a practicar la liquidación de la cuenta de la tarjeta, a fin de determinar si ha existido un exceso en el pago respecto de las cantidades dispuestas por la actora, debiendo en ese caso ser abonadas a la misma, con los intereses legales correspondientes.

CUARTO.- De acuerdo con el art. 394.1 LEC, al haberse estimado íntegramente la demanda, las costas se imponen a la parte demandada.

Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente aplicación

FALLO

ESTIMO ÍNTEGRAMENTE LA DEMANDA interpuesta por XXXXXXX bajo la representación procesal de XXXXXXX contra WIZINK BANK S.A. bajo la representación procesal de XXXXXXX, y en consecuencia, DECLARO nulo por usurario el contrato “BARCLAYCARD Nº XXXXXX” celebrado entre las partes, y CONDENO a la entidad demandada a practicar la liquidación de la cuenta de la tarjeta, a fin de determinar si ha existido un exceso en el pago respecto de las cantidades dispuestas por la actora, debiendo en ese caso ser abonadas a la misma, con los intereses legales correspondientes.

Las costas se imponen a la parte demandada.

Dedúzcase testimonio literal de esta sentencia que quedará en estas actuaciones, con inclusión de la original en el Libro de Sentencias.

Notifíquese la presente resolución a las partes, contra la cual podrán interponer recurso de apelación, a presentar en el plazo de veinte días en este Juzgado, para ante la Audiencia Provincial de Valencia, en la forma establecida en el artículo 458 de la Ley de Enjuiciamiento Civil; y conforme establece la LO 1/09, de 3 de noviembre, deberá al interponer el recurso acreditar haber constituido el depósito de 50 euros para recurrir mediante la presentación de copia del resguardo u orden de ingreso.

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

6 comentarios para Un usuario de EZ consigue la anulación de su tarjeta de crédito de Wizink usuraria

  • Eric

    Hola de nuevo.

    Aquí tenéis el documento de autorización y el documento de encargo firmado y escaneado.

    Muchas gracias.

    • Economía Zero

      Hola Eric

      Nos ponemos en contacto contigo para informarte de que en el día de hoy hemos realizado el envío certificado de la reclamación extrajudicial a Wizink.

      En cuanto tengamos una respuesta nos pondremos en contacto contigo para informarte de la contestación que nos traslade Wizink. Si la respuesta la recibes en tu domicilio tendrás que enviárnosla para que podamos valorar la propuesta que Wizink quiera hacerte.

      MUY IMPORTANTE: Es muy posible que recibas una propuesta por parte de la entidad, en la que es posible que intenten que no te puedas asesorar antes de aceptar y que les contestes en ese mismo momento. Las ofertas que la mayoría de usuarios ya nos han trasladado son irrisorias y no llegan ni al 25% de la cuantía que te correspondería recuperar.

      Por lo tanto, ante cualquier propuesta, sea mediante una llamada, por email o por correo postal, no debes aceptar sin que antes nos puedas dar traslado de ella para que podamos estudiarla y valorar la misma conforme a tus intereses.

      Como siempre, estamos a vuestra disposición ante cualquier duda o consulta.

      Un saludo.

  • Gema

    Buenas tardes.

    Tengo una tarjeta Wizink que quisiera reclamar. Me he puesto en contacto con la entidad y me ha mandado respuesta. He leído toda la información que tenéis en vuestra página.

    Me gustaría saber cómo tengo que iniciar el proceso. No me ha quedado claro si sois un grupo de abogados, una asociación, me gustaría que me lo aclarase. Cuando se llega a una situación complicada en tu economía y llegas al punto de reclamar esperas encontrar a personas que te ayuden y que sean competentes.

    Tengo intención de hacer otras reclamaciones. Espero vuestra respuesta y ver cómo iniciar proceso.

    Muchas gracias.

    • Economía Zero

      Hola Gema

      En primer lugar, informarte de que somos una empresa de reclamaciones que tiene una red de abogados colaboradores por toda España, los cuales funcionan como si fueran un único despacho ya que tienen los mismos criterios, honorarios y modo de trabajar. Nosotros preparamos la primera parte de todas las reclamaciones frente a las entidades financieras (reclamación extrajudicial o amistosa) y cuando no conseguimos resolver la reclamación así, ponemos en contacto a nuestros usuarios con las abogadas que colaboran con nosotros en su provincia.

      En cuanto a la reclamación de tu tarjeta Wizink, no te preocupes porque vamos a ayudaros a solucionar esta situación. En primer lugar, te recomendamos que visites (si no lo has hecho ya) nuestro artículo dedicado a este procedimiento: Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving”.

      Resumiendo un poco el contenido del mismo, mediante este procedimiento lo que conseguimos es que se declare la nulidad del préstamo o la tarjeta que tiene asociados unos intereses (TAE) abusivos (superiores al 20 % ya sea o no tipo revolving).

      La principal consecuencia de la declaración de la nulidad del préstamo o la tarjeta es que, sólo tendrás que devolver al Banco la cantidad que realmente te prestó; anulando por tanto todo lo que hayas pagado en concepto de intereses, comisiones, seguros y cualquier otro cargo que no sea específicamente la devolución del principal del préstamo y anulando también la «supuesta deuda» que el banco dice que aún te queda por pagar. Si se diera el caso de que con tus pagos mensuales, ya has satisfecho el total de la cantidad que realmente te prestaron, cuando se declare la nulidad del préstamo, el banco tendría que devolverte todo lo que hayas pagado de más.

      En consecuencia, lo especialmente relevante es el tipo de interés del préstamo.

      La estrategia de reclamación que seguimos desde ECONOMÍA ZERO es ocuparnos de toda la reclamación, desde el principio hasta el final. Te explicamos brevemente a continuación:

      1ª. PARTE DE LA RECLAMACIÓN: EXTRAJUDICIAL O PREJUDICIAL.

      En esta primera parte de la reclamación iniciaremos un procedimiento en el que mediante la negociación de nuestros abogados, intentaremos alcanzar un acuerdo con la entidad con el que podamos conseguir que os devuelvan todo el dinero que os han cobrado indebidamente y/o os anulen la deuda que no os corresponda, en un período de tiempo mucho más reducido (aproximadamente 2 meses, frente al mínimo de 9 meses que puede durar el proceso judicial completo).

      Quizás con un ejemplo podamos visualizar mejor los resultados que pretendemos conseguir:

      Si en el momento en que se declarase la nulidad del crédito en el juzgado, la entidad te ha prestado (sumando compras, disposiciones de efectivo y demás) un total de 1.000 € y con la suma de tus pagos mensuales ya les has satisfecho 500 €, deberás devolverles únicamente la diferencia entre estas dos cantidades, es decir, 500 €, ya que solo tendrás que devolverle a la entidad la cantidad que realmente te prestó.

      Si por el contrario, en el momento en que se declarase la nulidad del crédito, te han prestado 1.000 € y con la suma de tus pagos mensuales terminaste por pagar 1.500 €, deberán devolverte la diferencia entre estas dos cantidades, es decir, 500 €, además de anular la deuda que dicen que aún mantienes con ellos.

      En consecuencia, esto es lo que intentaremos conseguir con la negociación que iniciaremos con la entidad, para evitar tener que llegar a la segunda parte de la reclamación.

      Si, efectivamente, con la negociación conseguimos para ti la devolución de todas las cantidades que te han cobrado de forma indebida o conseguimos una devolución que a ti te resulta satisfactoria, terminará aquí el proceso de reclamación.

      Para llevar a cabo este procedimiento extrajudicial os solicitamos los datos del titular/es del crédito/s. Una vez que nos habéis facilitado estos datos, os enviaremos por email dos documentos que debéis imprimir para que podáis firmarlos y devolvérnoslos escaneados también por email. Con estos documentos formalizaremos el encargo del servicio y podremos enviarle a cada entidad la reclamación en vuestro nombre, firmada por uno de nuestros abogados. Además también tendréis que enviarnos escaneada una copia escaneada bien legible del DNI del titular, para adjuntarla con la carta de reclamación que enviaremos a cada entidad de crédito.

      En cuanto recibamos los documentos firmados por el/los titular/es y el DNI escaneado, realizaremos nosotros el envío certificado al Servicio de Atención al Cliente de cada entidad (sin repercutiros por ello coste alguno) e iniciaremos la negociación con la entidad, esperando resolver la reclamación en un plazo aproximado de 2 meses.

      En el momento en que recibamos respuesta de cada entidad, estudiaremos la propuesta que te quieran hacer, para informarte de las cantidades que van a devolverte y compararlas con las cantidades que te tendrían que devolver si acudiésemos al Juzgado a solicitar la nulidad del contrato. Si ellos nos entregan todos los movimientos necesarios, realizaremos un cálculo detallado para que puedas comprobar si la propuesta que te hacen es o no satisfactoria para tus intereses.

      Los costes de este servicio, podrás comprobarlas en el documento de encargo que te enviaremos, pero te las resumimos a continuación:

      Si tras esta negociación te efectúan una devolución o te anulan una parte de tu deuda, ECONOMÍA ZERO te cobrará el 15 % + IVA de esas cantidades. Por ejemplo, si te anulan 500 € de deuda y te devuelven 500 € en dinero, te cobraremos el 15 % + IVA de los 1.000 € que obtienes de beneficio (esto son 181,50 € IVA incluido).

      En caso de que no te hagan ninguna devolución ni rebaja en la deuda, no te cobramos nada. Sólo cobramos si tú recuperas dinero y/o ves rebajada tu deuda.

      Si con la negociación se finaliza la reclamación, aquí terminará el proceso y no tendrás ningún otro coste. Por ejemplo, si con los 1.000 € de beneficio no queda ya nada que reclamar en el Juzgado (o esta reclamación no te compensase) no habrá reclamación judicial.

      2ª. PARTE DE LA RECLAMACIÓN: DEMANDA JUDICIAL.

      En caso de no haber resuelto por completo la reclamación con la negociación extrajudicial (no te han devuelto todo el dinero que te corresponde), podemos acudir al Juzgado para conseguir la nulidad de tus contratos allí, con la consecuente devolución de todo el dinero que te han cobrado indebidamente.

      Con la documentación que habremos recopilado durante el proceso extrajudicial, uno de los Despachos de Abogados que colabora con nosotros, presentará una demanda contra cada entidad de préstamo para conseguir la nulidad del contrato y la consecuente devolución de todos los intereses y comisiones.

      Somos conscientes de que es muchísima toda la información que te hemos dejado, por lo que te ofrecemos tratar la consulta por teléfono. Si nos dejas tu número podemos llamarte en la franja horaria que nos indiques.

      Finalmente, comentarte que los datos que necesitamos para elaborarte los documentos de encargo y las cartas son los siguientes:

      · Nombre y apellidos del titular.

      · Dirección completa.

      · Nº de DNI.

      · Nº de contacto (indícanos también una franja horaria en la estés disponible).

      · Nombre de la entidad.

      · Nº que identifique el producto (nº contrato/s; nº cliente, etc.).

      También puedes enviarnos documentación de los préstamos y las tarjetas. Ya sean recibos, extractos, contratos o cualquier otro documento donde se pueda comprobar la numeración del contrato de préstamo o tarjeta con la que identificar cada producto y preparar las reclamaciones.

      Si tenéis recibos mensuales, extractos o contratos de los préstamos o tarjetas, ya sea en PDF o en papel, es muy importante que lo conservéis todo o directamente nos lo enviéis para conservarlo nosotros, ya que esta documentación podrá ser fundamental para el proceso de reclamación en el caso de que las entidades en su respuesta no nos envíen la documentación que les solicitamos.

      Aprovechamos para recomendarte que visites nuestro listado de entidades y productos reclamables por usura, por si tuvieras otro préstamo o crédito con intereses abusivos que pudieras reclamar.

      Comentarte por último que si tienes dudas sobre los resultados de nuestras gestiones, te recomendamos que visites nuestra Hucha de Reclamaciones y la sección dedicada a las SENTENCIAS.

      Como siempre, quedamos a tu disposición ante cualquier otra duda.

      Un saludo.

  • Mayte

    Hola!

    Me pongo en contacto con vosotros a ver si me podéis ayudar con una tarjeta que pienso k es abusiva, porque creo que no amortizas nada o un par de euros.

    Me han pasado vuestro contacto, vosotros trabajáis para ello no? Mi teléfono es XXX XXX XXX.

    • Economía Zero

      Hola Mayte

      Por supuesto que trabajamos con estas reclamaciones de tarjetas de crédito con intereses abusivos. Te explicamos cómo funciona el proceso y si tienes dudas o directamente quieres comentarlo por teléfono, puedes llamarnos al 689 661 685 o dejarnos una franja horaria para que te llamemos al número que nos has indicado.

      No te preocupes porque vamos a ayudaros a solucionar esta situación. En primer lugar, te recomendamos que visites (si no lo has hecho ya) nuestro artículo dedicado a este procedimiento: Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving”.

      Resumiendo un poco el contenido del mismo, mediante este procedimiento lo que conseguimos es que se declare la nulidad del préstamo o la tarjeta que tiene asociados unos intereses (TAE) abusivos (superiores al 20 % ya sea o no tipo revolving).

      La principal consecuencia de la declaración de la nulidad del préstamo o la tarjeta es que, sólo tendrás que devolver al Banco la cantidad que realmente te prestó; anulando por tanto todo lo que hayas pagado en concepto de intereses, comisiones, seguros y cualquier otro cargo que no sea específicamente la devolución del principal del préstamo y anulando también la «supuesta deuda» que el banco dice que aún te queda por pagar. Si se diera el caso de que con tus pagos mensuales, ya has satisfecho el total de la cantidad que realmente te prestaron, cuando se declare la nulidad del préstamo, el banco tendría que devolverte todo lo que hayas pagado de más.

      En consecuencia, lo especialmente relevante es el tipo de interés del préstamo. Por lo tanto, como hemos reclamado ya cientos de tarjetas WIZINK y estamos seguros de que su interés es elevadísimo, podemos preparar tu reclamación con total seguridad.

      La estrategia de reclamación que seguimos desde ECONOMÍA ZERO es ocuparnos de toda la reclamación, desde el principio hasta el final. Te explicamos brevemente a continuación:

      1ª. PARTE DE LA RECLAMACIÓN: EXTRAJUDICIAL O PREJUDICIAL.

      En esta primera parte de la reclamación iniciaremos un procedimiento en el que mediante la negociación de nuestros abogados, intentaremos alcanzar un acuerdo con la entidad con el que podamos conseguir que os devuelvan todo el dinero que os han cobrado indebidamente y/o os anulen la deuda que no os corresponda, en un período de tiempo mucho más reducido (aproximadamente 2 meses, frente al mínimo de 9 meses que puede durar el proceso judicial completo).

      Quizás con un ejemplo podamos visualizar mejor los resultados que pretendemos conseguir:

      Si en el momento en que se declarase la nulidad del crédito en el juzgado, la entidad te ha prestado (sumando compras, disposiciones de efectivo y demás) un total de 1.000 € y con la suma de tus pagos mensuales ya les has satisfecho 500 €, deberás devolverles únicamente la diferencia entre estas dos cantidades, es decir, 500 €, ya que solo tendrás que devolverle a la entidad la cantidad que realmente te prestó.

      Si por el contrario, en el momento en que se declarase la nulidad del crédito, te han prestado 1.000 € y con la suma de tus pagos mensuales terminaste por pagar 1.500 €, deberán devolverte la diferencia entre estas dos cantidades, es decir, 500 €, además de anular la deuda que dicen que aún mantienes con ellos.
      En consecuencia, esto es lo que intentaremos conseguir con la negociación que iniciaremos con la entidad, para evitar tener que llegar a la segunda parte de la reclamación.

      Si, efectivamente, con la negociación conseguimos para ti la devolución de todas las cantidades que te han cobrado de forma indebida o conseguimos una devolución que a ti te resulta satisfactoria, terminará aquí el proceso de reclamación.

      Para llevar a cabo este procedimiento extrajudicial os solicitamos los datos del titular/es del crédito/s. Una vez que nos habéis facilitado estos datos, os enviaremos por email dos documentos que debéis imprimir para que podáis firmarlos y devolvérnoslos escaneados también por email. Con estos documentos formalizaremos el encargo del servicio y podremos enviarle a cada entidad la reclamación en vuestro nombre, firmada por uno de nuestros abogados. Además también tendréis que enviarnos escaneada una copia escaneada bien legible del DNI del titular, para adjuntarla con la carta de reclamación que enviaremos a cada entidad de crédito.

      En cuanto recibamos los documentos firmados por el/los titular/es y el DNI escaneado, realizaremos nosotros el envío certificado al Servicio de Atención al Cliente de cada entidad (sin repercutiros por ello coste alguno) e iniciaremos la negociación con la entidad, esperando resolver la reclamación en un plazo aproximado de 2 meses.

      En el momento en que recibamos respuesta de cada entidad, estudiaremos la propuesta que te quieran hacer, para informarte de las cantidades que van a devolverte y compararlas con las cantidades que te tendrían que devolver si acudiésemos al Juzgado a solicitar la nulidad del contrato. Si ellos nos entregan todos los movimientos necesarios, realizaremos un cálculo detallado para que puedas comprobar si la propuesta que te hacen es o no satisfactoria para tus intereses.

      Los costes de este servicio, podrás comprobarlas en el documento de encargo que te enviaremos, pero te las resumimos a continuación:

      Si tras esta negociación te efectúan una devolución o te anulan una parte de tu deuda, ECONOMÍA ZERO te cobrará el 15 % + IVA de esas cantidades. Por ejemplo, si te anulan 500 € de deuda y te devuelven 500 € en dinero, te cobraremos el 15 % + IVA de los 1.000 € que obtienes de beneficio (esto son 181,50 € IVA incluido).

      En caso de que no te hagan ninguna devolución ni rebaja en la deuda, no te cobramos nada. Sólo cobramos si tú recuperas dinero y/o ves rebajada tu deuda.

      Si con la negociación se finaliza la reclamación, aquí terminará el proceso y no tendrás ningún otro coste. Por ejemplo, si con los 1.000 € de beneficio no queda ya nada que reclamar en el Juzgado (o esta reclamación no te compensase) no habrá reclamación judicial.

      2ª. PARTE DE LA RECLAMACIÓN: DEMANDA JUDICIAL.

      En caso de no haber resuelto por completo la reclamación con la negociación extrajudicial (no te han devuelto todo el dinero que te corresponde), podemos acudir al Juzgado para conseguir la nulidad de tus contratos allí, con la consecuente devolución de todo el dinero que te han cobrado indebidamente.

      Con la documentación que habremos recopilado durante el proceso extrajudicial, uno de los Despachos de Abogados que colabora con nosotros, presentará una demanda contra cada entidad de préstamo para conseguir la nulidad del contrato y la consecuente devolución de todos los intereses y comisiones.

      Somos conscientes de que es muchísima toda la información que te hemos dejado, por lo que te ofrecemos tratar la consulta por teléfono. Si nos dejas tu número podemos llamarte en la franja horaria que nos indiques.

      Finalmente, comentarte que los datos que necesitamos para elaborarte los documentos de encargo y las cartas son los siguientes:

      · Nombre y apellidos del titular.

      · Dirección completa.

      · Nº de DNI.

      · Nº de contacto (indícanos también una franja horaria en la estés disponible).

      · Nombre de la entidad.

      · Nº que identifique el producto (nº contrato/s; nº cliente, etc.).

      También puedes enviarnos documentación de los préstamos y las tarjetas. Ya sean recibos, extractos, contratos o cualquier otro documento donde se pueda comprobar la numeración del contrato de préstamo o tarjeta con la que indentificar cada producto y preparar las reclamaciones.

      Si tenéis recibos mensuales, extractos o contratos de los préstamos o tarjetas, ya sea en PDF o en papel, es muy importante que lo conservéis todo o directamente nos lo enviéis para conservarlo nosotros, ya que esta documentación podrá ser fundamental para el proceso de reclamación en el caso de que las entidades en su respuesta no nos envíen la documentación que les solicitamos.

      Aprovechamos para recomendarte que visites nuestro listado de entidades y productos reclamables por usura, por si tuvieras otro préstamo o crédito con intereses abusivos que pudieras reclamar.

      Comentarte por último que si tienes dudas sobre los resultados de nuestras gestiones, te recomendamos que visites nuestra Hucha de Reclamaciones y la sección dedicada a las SENTENCIAS.

      Como siempre, quedamos a tu disposición ante cualquier otra duda.

      Un saludo.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>