TOTAL RECUPERADO

4.497.917,64 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Servicios Financieros Carrefour condenado a la nulidad de un contrato de crédito por falta de transparencia

Servicios Financieros Carrefour condenado a la nulidad de un contrato de crédito por falta de transparencia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 5 de Llíria declara la nulidad del contrato de crédito suscrito por un usuario de EZ con Servicios Financieros Carrefour por falta de transparencia.

La parte actora suscribió con Servicios Financieros Carrefour un contrato de crédito al consumo vinculado a una tarjeta revolving, en fecha 21/10/2013, sin negociación del mismo y de forma automática.

Además, las condiciones generales del contrato son ilegibles e imperceptibles, por tanto, abusivas, por lo que cabe su nulidad por falta de transparencia.

La Juez del caso estima íntegramente la demanda contra Servicios Financieros Carrefour, E.F.C., S.A. y, por consiguiente, declara la nulidad del contrato suscrito entre las partes por falta de transparencia y/o abusividad de cláusulas contenidas en el mismo.

Asimismo, condena a la entidad demandada a la restitución a la actora de los efectos dimanantes del contrato litigioso, más el pago de los intereses legales desde la fecha de interposición de la demanda.

Las costas derivadas del procedimiento judicial son impuestas a la parte demandada.

!!! RECLAMA CON ECONOMÍA ZERO LA NULIDAD DE TU TARJETA DE SERVICIOS FINANCIEROS CARREFOUR Y RECUPERA TU DINERO !!!

Si tienes o has tenido una tarjeta revolving de Servicios Financieros Carrefour, Caixabank, BBVA o cualquier otra entidad, o un préstamo de Zaplo, Creditea, etc., es muy posible que te hayan aplicado intereses usurarios.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar tu dinero.

Nuestra labor está abalada por la satisfacción de cientos de clientes que ya han recuperado las cantidades que les han sido cobradas indebidamente.

Ponte en contacto con nosotros, nuestro equipo de expertos estudiará tu caso de manera totalmente gratuita.


JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCIÓN Nº 5 DE LLÍRIA

Procedimiento: Procedimiento Ordinario [ORD] – 001398/2019-

SENTENCIA Nº 141/2020

En Llíria, a 15 de octubre de 2020

MAGISTRADA: Dª. XXXXXX
PROCEDIMIENTO: Juicio Ordinario 1398/2019

DEMANDANTE: D. XXXXXX
Procurador: D. XXXXXX 
Letrado: D. XXXXXX

DEMANDADO: SERVICIOS FINANCIEROS CARREFOUR, E.F.C., S.A.
Procurador: D. XXXXXX
Letrado: D. XXXXXX

OBJETO DEL JUICIO: Reclamación de cantidad

HECHOS

PRIMERO.- D. XXXXXX, a través de su representación procesal, presentó demanda de juicio ordinario contra SERVICIOS FINANCIEROS CARREFOUR, E.F.C., S.A. solicitando se dicte sentencia por la que:

DECLARE:

A) LA NULIDAD DEL CONTRATO REFERIDO POR USURA.

SUBSIDIARIAMENTE A LA ANTERIOR, NULIDAD POR FALTA DE TRANSPARENCIA Y/O ABUSIVIDAD DE CLÁUSULA DE FIJACIÓN DE INTERÉS REMUNERATORIO Y COMPOSICIÓN DE PAGOS DEL CONTRATO, ASÍ COMO LAS CUOTAS POR PAGO DE SEGURO APLICADAS.

B) NULIDAD POR ABUSIVIDAD DE LA CLÁUSULA DE VARIACIÓN UNILATERAL DE CONDICIONES DEL CONTRATO y de CLÁUSULA PENAL DE DAÑOS Y PERJUICIOS, ASÍ COMO EL CONTRATO DE SEGURO IMPUESTO A MI REPRESENTADO.

Y CONDENE A LA DEMANDADA A:

1) LA RESTITUCIÓN DE LOS EFECTOS DIMANANTES DEL CONTRATO DECLARADO NULO O DE LAS CLÁUSULAS CUYA NULIDAD SEA DECLARADA, CON DEVOLUCIÓN RECÍPROCA DE TALES EFECTOS.

2) PAGAR LOS INTERESES LEGALES Y PROCESALES

3) AL PAGO DE LAS COSTAS PROCESALES.

Admitido a trámite el procedimiento, se dio traslado de la demanda a la parte demandada a fin de que la contestase en el plazo de 20 días.

SEGUNDO.- La parte demandada contestó a la demanda y se opuso a la misma.

Al acto de Audiencia Previa comparecieron la parte actora y la parte demandada y se ratificaron en sus correspondientes escritos de demanda y contestación y propusieron prueba:

Admitiéndose a la parte actora:

– Documental por reproducida la aportada junto con la presentación de la demanda.

Admitiéndose a la parte demandada:

– Documental por reproducida la aportada junto con la contestación a la demanda.

TERCERO.- Practicada la prueba y realizadas conclusiones por escrito quedaron los autos vistos para Sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Acción Ejercitada.

La parte actora solicita se dicte sentencia por la que:

DECLARE:

A) LA NULIDAD DEL CONTRATO REFERIDO POR USURA.

SUBSIDIARIAMENTE A LA ANTERIOR, NULIDAD POR FALTA DE TRANSPARENCIA Y/O ABUSIVIDAD DE CLÁUSULA DE FIJACIÓN DE INTERÉS REMUNERATORIO Y COMPOSICIÓN DE PAGOS DEL CONTRATO, ASÍ COMO LAS CUOTAS POR PAGO DE SEGURO APLICADAS.

B) NULIDAD POR ABUSIVIDAD DE LA CLÁUSULA DE VARIACIÓN UNILATERAL DE CONDICIONES DEL CONTRATO y de CLÁUSULA PENAL DE DAÑOS Y PERJUICIOS, ASÍ COMO EL CONTRATO DE SEGURO IMPUESTO A MI REPRESENTADO.

Y CONDENE A LA DEMANDADA A:

1) LA RESTITUCIÓN DE LOS EFECTOS DIMANANTES DEL CONTRATO DECLARADO NULO O DE LAS CLÁUSULAS CUYA NULIDAD SEA DECLARADA, CON DEVOLUCIÓN RECÍPROCA DE TALES EFECTOS.

2) PAGAR LOS INTERESES LEGALES Y PROCESALES

3) AL PAGO DE LAS COSTAS PROCESALES.

Alega que la parte demandada suscribió con Servicios Financieros Carrefour un contrato de crédito al consumo en fecha 21/10/2013 sin negociación alguna de modo rápido y automático un contrato de crédito al consumo vinculado a una tarjeta revolving, llegando a utilizar el demandante dicha tarjeta en diversas ocasiones, sin advertir el tipo de interés desproporcionado ni el mecanismo de capitalización de intereses de la tarjeta, todo ello enmascarado en la falta absoluta de información clara sobre lo que pagaba cada mes y el coste real de la financiación.

Además, alega que el contrato es nulo por usura del tipo de interés remuneratorio aplicado en el presente caso, y que las condiciones generales del contrato son ilegibles e imperceptibles al ojo humano, y asimismo alega abusividad de determinadas cláusulas del contrato, la cláusula relativa a variación unilateral de condiciones del contrato y la cláusula penal relativa a daños y perjuicios.

Por su parte la demandada se opone a la demanda y alega que el tipo de interés aplicado es adecuado atendiendo a la tabla de intereses publicado por el Banco de España por lo que dicho contrato no es nulo dado que no contiene cláusulas abusivas.

SEGUNDO.- Litis del procedimiento.

La litis del procedimiento se limita a determinar si procede declarar la nulidad del contrato por usura del interés remuneratorio aplicado y si procede declarar la nulidad de determinadas cláusulas existentes en el contrato.

TERCERO.- Motivación Probatoria.

A fin de resolver el fondo del asunto debemos partir de lo señalado por la jurisprudencia en cuanto a los intereses remuneratorios y es que respecto de los mismos es unánime al considerar que constituye un elemento esencial del contrato por lo que no procede valorar la posible abusividad de los mismos sino que queda sometido a un control de incorporación y de transparencia al contrato.

Así en los términos expuestos por la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de fecha 29 de junio de 2020 establece:

La reciente sentencia del Pleno del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2020 sintetiza, en los términos que se expresan a continuación, la doctrina jurisprudencial que quedó fijada en la sentencia de 25 de noviembre de 2015:

i) La normativa sobre cláusulas abusivas en contratos concertados con consumidores no permite el control del carácter «abusivo» del tipo de interés remuneratorio en tanto que la cláusula en que se establece tal interés regula un elemento esencial del contrato, como es el precio del servicio, siempre que cumpla el requisito de transparencia.

La expresión de la TAE es requisito imprescindible, aunque no suficiente por sí solo, para que la cláusula que establece el interés remuneratorio pueda ser considerada transparente.

ii) Para que la operación crediticia pueda ser considerada usuraria, basta con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la Ley de Represión de la Usura, esto es, «que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso«, sin que sea exigible que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

iii) Dado que conforme al art. 315, párrafo segundo, del Código de Comercio, «se reputará interés toda prestación pactada a favor del acreedor«, el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados.

iv) Para determinar si el préstamo, crédito u operación similar es usurario, el interés con el que ha de realizarse la comparación es el «normal del dinero«.

Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas.

No es correcto utilizar como término de comparación el interés legal del dinero.

v) La decisión de la Audiencia Provincial de considerar como «no excesivo» un interés que superaba ampliamente el índice fijado en la instancia como significativo del «interés normal del dinero» (el tipo medio de los créditos al consumo) no fue correcta, puesto que la cuestión no era tanto si ese interés es o no excesivo, como si es «notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», y una diferencia tan importante respecto del tipo medio tomado como referencia permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero«.

vi) Corresponde al prestamista la carga de probar la concurrencia de circunstancias excepcionales que justifiquen la estipulación de un interés notablemente superior al normal en las operaciones de crédito al consumo.

vii) No pueden considerarse como circunstancias excepcionales que justifiquen un interés notablemente superior al normal del dinero el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

La misma sentencia de 4 de marzo de 2020 añade:

«Para determinar la referencia que ha de utilizarse como «interés normal del dinero» para realizar la comparación con el interés cuestionado en el litigio y valorar si el mismo es usurario debe utilizarse el tipo medio de interés, en el momento de celebración del contrato, correspondiente a la categoría a la que corresponda la operación crediticia cuestionada.

Y si existen categorías más específicas dentro de otras más amplias (como sucede actualmente con la de tarjetas de crédito y revolving, dentro de la categoría más amplia de operaciones de crédito al consumo), deberá utilizarse esa categoría más específica, con la que la operación crediticia cuestionada presenta más coincidencias (duración del crédito, importe, finalidad, medios a través de los cuáles el deudor puede disponer del crédito, garantías, facilidad de reclamación en caso de impago, etc.), pues esos rasgos comunes son determinantes del precio del crédito, esto es, de la TAE del interés remuneratorio”.

Partiendo del contrato celebrado en su día entre las partes que obra como documental anexa al procedimiento, en el mismo se contienen las condiciones particulares del mencionado préstamo siendo la cláusula relativa al TAE aplicado del 21,99 % y atendiendo al principio de libertad de pactos que rigen en todo tipo de contratos conforme a lo dispuesto en el artículo 1.255 del Código Civil y teniendo en cuenta que el tipo medio de interés aplicado por el Banco de España a contar desde el año 2013 correspondiente a un 20 % lo cierto es que el interés aplicado en el presente contrato no es un interés notablemente superior al interés del dinero por lo que el mismo no puede ser calificado como usurario.

En segundo lugar, la parte actora alega con carácter subsidiario que proceda la nulidad del contrato por falta de transparencia del mismo en la fijación del tipo de interés.

Si se observa el contrato referido lo cierto es que el contrato no contiene una letra clara y se hace casi imperceptible para el ojo humano.

En este sentido la jurisprudencia entre la que cabe señalar la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de fecha 17 de junio de 2020 establece que:

El control de incorporación pretende, no ya verificar la legalidad de las condiciones generales del contrato ya otorgado, sino proteger el propio acto de otorgamiento (más bien, de adhesión) mediante específicos controles de redacción de las cláusulas y de su propia accesibilidad, por ello se establece con carácter general, que la redacción de las cláusulas generales deberá ajustarse a los criterios de transparencia, claridad, concreción y sencillez (artículo 5.5 LCGC), así como que no se incorporarán al contrato las cláusulas ilegibles, ambiguas, oscuras o incomprensibles (artículo 7.b LCGC), salvo, respecto de estas últimas, cuando hayan sido expresamente aceptadas por escrito por el adherente y se ajusten a la normativa específica que establezca en su ámbito expresas normas sobre transparencia.

Dicho en otros términos, la aceptación por escrito únicamente convalida las cláusulas dictadas con arreglo a su normativa específica sobre transparencia contractual, pero no en cuanto a las ilegibles, oscuras, ambiguas o incomprensibles en sí mismas.

Como especialidad, la infracción de estas previsiones determina, no la aplicación de la regla general de interpretación «contra proferentem» del artículo 1288 del Código Civil, sino la falta de incorporación (de acceso) de la cláusula al contrato, como si nunca hubiese existido«.

La Jurisprudencia del Tribunal Supremo, ha entendido de forma unánime, que la apreciación de la oscuridad, ambigüedad o incomprensibilidad de la cláusula queda reservada al intérprete (es decir, a los Tribunales) cuyo «criterio ha de prevalecer, salvo que se alcance un resultado absurdo, arbitrario, ilógico o que infrinja preceptos legales«.

De otro lado, también con carácter previo, se debe garantizar el acceso del adherente a las condiciones generales, como única forma de salvaguardar la única autonomía de que goza éste, su «libertad de contratar».

Por ello, tampoco se entienden incorporadas al contrato como condiciones generales aquellas que el adherente no haya tenido oportunidad real de conocer al tiempo de celebración del contrato o cuando no hayan sido firmadas, cuando esto sea necesario (artículo 7.a de la LCGC); afirmando que, no se entenderá que existe aceptación a la incorporación de las condiciones generales al contrato cuando el predisponente no haya informado expresamente al adherente acerca de su existencia y le haya facilitado un ejemplar por escrito de las mismas o bien, cuando el contrato no tenga que formalizarse por escrito (es decir, en aquellos en que el predisponente únicamente entrega un resguardo justificativo de la contraprestación recibida) se exige que el predisponente anuncie las condiciones generales en un lugar visible dentro del lugar donde deba otorgarse el contrato, que las inserte en la documentación del contrato o que, de cualquier otra forma, garantice al adherente una posibilidad efectiva de conocer su existencia y contenido al tiempo de la celebración (artículo 5 de la LCGC).

No podemos olvidar que la transparencia, respecto de los elementos esenciales, cumple la misión de garantizar que el cliente conozca o pueda conocer la carga económica que en conjunto el contrato supone para él y la prestación que va obtener de la otra parte, o si se quiere la equivalencia de las prestaciones, siempre que el contrato se ejecute conforme a lo previsto, pero ha de precisarse que no hay control de equilibrio de prestación, sino de control de claridad para que le pueda ser imputado al adherente el conocimiento de las prestaciones que asumen las partes en el desenvolvimiento normal del contrato.

Expuesto lo anterior y examinando las cláusulas contenidas en el contrato, no cabe la menor duda de que dicho contrato resulta oscuro, ilegible, imperceptible para el ojo humano, inclusive en la redacción de las cláusulas que contienen elementos esenciales del contrato, como la relativa al tipo de interés remuneratorio (TAE) la cual no queda fijada de modo claro en el contrato utilizando para ello una letra diminuta que hace casi imposible averiguar qué tipo de interés se le aplica al consumidor en el presente caso, y lo mismo cabe predicar respecto del resto de cláusulas cuya lectura resulta extraordinariamente difícil o gravosa, no quedando probado por la parte demandada que la parte contratante haya informado convenientemente de todas las condiciones esenciales pactadas en el contrato.

Por todo ello y teniendo en cuenta que el efecto primordial de lo anteriormente relacionado conlleva inevitablemente a declarar la nulidad del contrato, se hace innecesario entrar a valorar el resto de cláusulas cuya nulidad se insta por la parte demandante, a saber, la cláusula relativa a la variación unilateral de condiciones del contrato y la cláusula penal relativa a daños y perjuicios en caso de incumplimiento, sin perjuicio de considerar que las mismas son asimismo abusivas por cuanto imponen un perjuicio económico para el consumidor sin que exista reciprocidad alguna para la otra parte contratante por lo que las mismas tienen la consideración de cláusulas abusivas.

Por todo lo anteriormente expuesto, procede dictar una Sentencia íntegramente estimatoria de las pretensiones de la parte demandante.

CUARTO.- Intereses

En materia de intereses, corresponde a la parte demandada el pago de los intereses legales correspondientes conforme a lo dispuesto en los artículos 1.100 y siguientes del Código Civil, especialmente lo dispuesto en el artículo 1.108 del mismo texto legal a contar desde la fecha de interposición de la demanda.

QUINTO.- Costas

De conformidad con lo dispuesto en el Art. 394 LEC, al estimarse íntegramente la demanda corresponde a la parte demandada el pago de las costas procesales.

FALLO

ESTIMO íntegramente la demanda formulada por D. XXXXXX, contra SERVICIOS FINANCIEROS CARREFOUR, E.F.C., S.A. y DECLARO la NULIDAD del CONTRATO POR FALTA DE TRANSPARENCIA Y/O ABUSIVIDAD DE CLÁUSULAS CONTENIDAS EN EL MISMO y CONDENO A LA DEMANDADA A LA RESTITUCIÓN DE LOS EFECTOS DIMANANTES DEL CONTRATO DECLARADO NULO, CON DEVOLUCIÓN RECÍPROCA DE TALES EFECTOS, más el pago de los intereses legales correspondientes a contar desde la fecha de interposición de la demanda; todo ello con expresa condena en costas a la parte demandada.

Contra la presente resolución cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Valencia (artículo 455 de la LEC).

El recurso se interpondrá ante el tribunal que haya dictado la resolución que se impugne dentro de plazo de veinte días contados desde el día siguiente a la notificación de aquélla.

En la interposición del recurso el apelante deberá exponer las alegaciones en que se base la impugnación, además de citar la resolución apelada y los pronunciamientos que impugna.

Será NECESARIO para la admisión a trámite del recurso acreditar con el escrito de interposición del mismo, el pago de la tasa judicial y la constitución previa del DEPÓSITO de XX €, si se trata de un recurso de reposición o revisión, y de XX €, si se trata de uno de apelación, en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en Banesto para este Juzgado, que se devolverá si se estima total o parcialmente el recurso, y se perderá si se admite o confirma la resolución (Disposición Adicional 15ª L.O. 1/2009).

Así lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada que fue la anterior resolución, estando SSª celebrando audiencia pública en el día de la fecha. De lo que doy fe.

2 comentarios para Servicios Financieros Carrefour condenado a la nulidad de un contrato de crédito por falta de transparencia

  • Luz

    Muchas gracias Daniel,

    A continuación envio los datos para la elaboración de los documentos:

    – Nombre y apellidos del titular. Luz XXXXXX XXXXXXX

    – Dirección completa. Calle XXXXX XXX XXXXXX

    – Nº de DNI.: XX.XXX.XXX-X

    – Nº de contacto (indícanos también una franja horaria en la que estés disponible). Tel XXX XXX XXX

    – Nombre de la entidad. Servicios Financieros Carrefour

    – Nº que identifique el producto (nº contrato/s; nº cliente, etc.). Tarjeta Carrefour Pass Nº de tarjeta XXXXXXXXXXXX

    – Nº Cliente: XXXXXXXXXXXX

    También adjunto mi Dni, el primero y últimos extractos para que se pueda comprobar aproximadamente la vigencia del contrato de la tarjeta y la cantidad pendiente, pues en septiembre solicite un aplazamiento por el hecho de no poder cubrir las cuotas y me concedieron una moratoria hasta enero del 2021, y en estos dos meses se ha incrementado hasta el dia 10/11/20202 por valor de 4.547,51 €

    Quedo atenta a sus indicaciones, iré escaneando todos los extractos para poderlos enviarlos

    Un saludo y muy amable por toda la buena voluntad y disponibilidad.

    • Economía Zero

      Hola Luz

      Nos ponemos de nuevo en contacto contigo para enviarte los documentos del abogado (documento de encargo y autorización) que deberás imprimir, firmar, escanear y enviarnos por email para que podamos continuar el proceso.

      Cuando lo recibamos, nos encargaremos desde Economía Zero de enviar la reclamación a Carrefour y de realizar la mediación que sea necesaria para tratar de conseguir el acuerdo extrajudicial.

      Una vez que recibamos respuesta de Carrefour, podremos valorar su propuesta e informarte de la misma. Si esta respuesta la recibes en tu domicilio, tendrás que reenviárnosla a nosotros para que podamos hacer el cálculo conforme a la documentación que te entreguen y podamos así contrastar la propuesta de resolución amistosa que te hacen, con las cantidades que conseguiríamos recuperar con una sentencia favorable.

      Quedamos a la espera de tu respuesta y como siempre, a tu disposición.

      Un saludo.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>