TOTAL RECUPERADO

2.244.003,78 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Condenada WiZink por el carácter usurario de su tarjeta Citi Oro Visa

Condenada WiZink por el carácter usurario de su tarjeta Citi Oro Visa

El Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de León estima la demanda presentada por un usuario de Economía Zero y declara la nulidad del contrato de su tarjeta Citi Oro Visa. La entidad WiZink deberá, por tanto, devolver a su antiguo cliente todas las cantidades pagadas por este por encima de las que realmente le prestó.

Conforme a lo establecido en el Artículo 1 de La Ley de Represión de la Usura, los intereses contenidos en el contrato de la tarjeta Citi Visa Oro (26,82 %) superaban con creces los intereses medios para este tipo de productos financieros en aquel momento en España (10,13 %), y por ello fueron declarados como usurarios por la Magistrada.

Tras el fallo en su contra de la Jueza de primera instancia, la entidad decidió elevar el asunto a Segunda Instancia. Allí, los Magistrados de la Sección Nº 2 de León volvieron a dar la razón al usuario de EZ al declarar por segunda vez como usurarios los intereses de la tarjeta Citi Oro Visa. La sentencia dictada en ese segundo procedimiento judicial ratificaba por tanto esta de Primera Instancia.

La demanda fue dirigida por la Letrada Azucena Natalia Rodríguez Picallo (Despacho Picallo Abogados) especialista en comisiones bancarias abusivas y colaboradora desde hace años de Economía Zero. En el fallo se contempla también la condena a WiZink al pago íntegro de las costas procesales.

!!! ANULA EL CONTRATO DE TU TARJETA CITI ORO VISA O PRÉSTAMO RÁPIDO CON ECONOMÍA ZERO !!!

Si tienes una tarjeta Citi Oro Visa, EVO Finance, Banco Santander, Caixabank o un préstamo rápido (Vivus, COFIDIS, Creditea, Zaplo, etc.), es muy posible que sea tenga unos intereses de usura.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar TODO TU DINERO.


JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 2 LEÓN

ORD PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000459/2018

Sobre OTRAS MATERIAS

DEMANDANTE D/ña. XXXXXX
Procurador/a Sr/a. XXXXXX
Abogado/a Sr/a. AZUCENA NATALIA RODRIGUEZ PICALLO

DEMANDADO D/ña. WIZINK BANK S.A.
Procurador/a Sr/a. XXXXXX
Abogado/a Sr/a. XXXXXX

SENTENCIA 260/18

En LEÓN, a veintiséis de noviembre de dos mil dieciocho.

La Sra. Dña. XXXXXX, MAGISTRADA-JUEZ de Primera Instancia nº 002 de LEÓN y su Partido, habiendo visto los presentes autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO 459/2018 seguidos ante este Juzgado, entre partes, de una como demandante D/ña. XXXXXX con Procurador D/ña. XXXXXX y Letrada Sra. Dña. AZUCENA NATALIA RODRIGUEZ PICALLO, y de otra como demandada Dña. WIZINK BANK S.A. con Procurador/a D/ña. XXXXXX y Letrado Sr/a. D/ña. XXXXXX, sobre PROCEDIMIENTO ORDINARIO, y,

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el/la procurador/a Sr/a. XXXXXX en nombre y representación de XXXXXX, se presentó demanda de Juicio Ordinario frente a WIZINK BANK S.A. solicitando se dicte sentencia por la que:

  1. – Con carácter principal, se declare la nulidad por usura del contrato de tarjeta suscrito por el Don XXXXXX, con nº XXXXXX, en abril de 2011, con la entidad CITIBANK ESPAÑA, S.A., condenando a la entidad demandada a restituir a Don XXXXXX la suma de las cantidades percibidas en la vida del crédito que excedan del capital prestado al demandante, más los intereses legales devengados de dichas cantidades.
  2. Con carácter subsidiario al punto anterior, se declare la nulidad por abusiva –por no superar ni el control de inclusión ni el de transparencia- de la cláusula de intereses remuneratorios del contrato de tarjeta “Citi Oro Visa” con nº XXXXXX, suscrito por Don XXXXXX con la entidad CITIBANK ESPAÑA, S.A., condenando a la entidad demandada a restituirle a Don XXXXXX la totalidad de los intereses remuneratorios abonados, más los intereses legales devengados de dichas cantidades, pagando las cuotas pactadas que resten, sin aplicación de interés alguno.
  3. Se condene, en todo caso, a la demandada al pago de las costas procesales.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda, se emplazó a la parte demandada por término de veinte días para contestar a la demanda, presentando el/la procurador/a Sr/a. XXXXXX en nombre y representación de WIZINK BANK S.A., escrito de contestación. Citadas las partes para la celebración de la Audiencia Previa, comparecieron las personadas con sus procuradores y asistidos de sus Letrados, manifestando que subsiste el litigio y solicitando el recibimiento del pleito a prueba. Admitidas las pruebas propuesta, se practicaron con el resultado obrante en autos, y, previas las alegaciones efectuadas por los Letrado de ambas partes, quedaron los autos conclusos para sentencia.

TERCERO.- En la tramitación del presente procedimiento se han observado las prescripciones legales correspondientes.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El actor XXXXXX solicita que se declare la nulidad por usurario de un contrato de tarjeta nº XXXXXXX que suscribió con la entidad Citibank, en abril de 2011, con las consecuencias de restitución inherentes a esa declaración, alega que el contrato tiene una letra de comprensibilidad francamente difícil, la solicitud se hizo conforme a un modelo preestablecido por la entidad sin que la persona que lo comercializo explicara el tipo de interés, resultando ser un 26,82 TAE, y habiendo sido firmado por la inexperiencia del consumidor, aportando unas liquidaciones al evacuar el traslado conferido en trámite de diligencias finales en el que especifica como cantidad dispuesta por compras o efectivo 9.100 € y como cantidad adeudada en ese momento 9.213,93 €.

Frente a tal reclamación en la demandada se opone alegando que el actor firmó el documento contractual en el que se diferenciaban los intereses remuneratorios al 24 % y los de demora, sin que se alegue siquiera que el actor acudió a esta contratación por su situación angustiosa o por tener limitadas sus facultades mentales, como requisito subjetivo para la prosperabilidad de la acción, sino que facilitó los datos incluso la cuenta donde hacer los cargos y una vez recibida la tarjeta la activó y uso, y respecto a los elementos objetivos señala que el contrato supera los controles de incorporación y transparencia. Debe hacerse una comparativa con los intereses que se están ofreciendo de forma habitual en este tipo de contratos, siendo inferior el tipo de interés fijado al establecido en las tarjetas ofrecidas por otros centros comerciales, vinculado a la inmediatez y sencillez que ofrece la tarjeta para obtener el crédito añade que la tarjeta contratada podía utilizarse “a débito” y “al contado”.

SEGUNDO.- Reconocida la relación contractual, se aporta como documento contractual firmado por el demandado el que se aporta como “solicitud de tarjeta” apareciendo la firma en la primera de las hojas que se limita a consignar los datos personales y señalar la cuenta bancaria para efectuar los cargos y concordando las partes en los apuntes o compras financiadas con la tarjeta.

En realidad, una tarjeta revolving es un crédito preconcedido en el que el ahorrador elige cuánto pagar cada mes, bien con una cuota fija o con un porcentaje de la deuda. Además, según se va devolviendo en crédito ese dinero vuelve a estar disponible para gastar. Es como una rueda sin fin que nunca para, ya que cada vez que devuelves una parte el crédito que puedes usar se incrementa en la misma medida.

Hay tres opciones:

(1) Pagar un porcentaje de la deuda que generes. Puedes establecer un porcentaje fijo a devolver cada mes del crédito. Cada tarjeta revolving tiene sus máximos y sus mínimos. Esto es lo que perfecto aplicarán la mayoría de tarjetas con tasas entre el 5 % y el 25 % como norma general.

(2) Pagar una cuota fija todos los meses. Esta es otra alternativa en la que también existen máximos y mínimos. En este punto dará igual la cantidad de crédito a la que hayas accedido. Irás devolviendo una cuantía fija cada mes. La ‘trampa’ es que ese dinero que devuelves lo tendrás inmediatamente disponible para volver a gastarlo.

(3) Pagar el total del crédito a mes vencido. Así es como funcionan las tarjetas de crédito tradicionales. Las tarjetas de revolving también permite esta opción, sólo que no suelen prodigarse en ofrecerla ni publicitarla. El motivo es que es el modo en el que menos dinero ganan con los intereses porque sólo los cobrarán si no pagas a tiempo. Con las otras dos opciones cobrarán siempre interés.

Funda la demandada su oposición en esencia en dos motivos primero por un lado, en que para determinar si el interés pactado era notablemente superior al normal del dinero, como exige el art. 1 de la Ley de Represión de la Usura para que merezca la condición de usurario, debe hacerse la comparación con el establecido habitualmente por las entidades de crédito para productos similares, es decir, con los contratos de tarjeta de crédito o créditos «revolving», y no tomar otras referencias como el interés legal o normal del dinero, que rondan en la mayoría de los casos el 21 %.

Numerosas resoluciones como SAP Asturias de 4/04/2018 citado otras como la de 14 de diciembre de 2017 y 7 de febrero de 2018 sobre casos muy similares al presente en que se refiere a una tarjeta también de SFC, siguiendo la doctrina establecida en la sentencia del TS de 25 de noviembre de 2015. En este sentido, la sentencia de 25 de noviembre de 2015, dictada también a propósito de un crédito «revolving», estableció que el porcentaje que ha de tomarse en consideración no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE) pues ésta permite conocer de un modo más claro la carga onerosa que para el prestatario o acreditado supone realmente la operación, así como una comparación fiable con los préstamos ofertados por la competencia.

Y añade que esa comparación ha de hacerse con el interés «normal del dinero«, para lo cual habrá de acudirse a las estadísticas publicadas acerca de los tipos de interés que las entidades de crédito aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (préstamos personales, hipotecarios, cuentas corrientes…).

Por último, termina confrontando el TAE de la operación (entonces era un 24,6 %) con el interés medio de los préstamos al consumo, al que duplicaba, para concluir que se estaba ante un interés notablemente superior al normal del dinero del dinero.

Adoptando este criterio resulta, que el interés legal del dinero en el año 2011 era el 4 % y el interés medio de préstamo al consumo en la misma anualidad en la zona euro en tasas mensuales osciló entre el 6,30 % y 6,54 % y en España entre el 8,86 % y 10,13 % muy alejados del 24 % TIN y el 26,82 % TAE aplicado en este caso y como dice la sentencia de AP Asturias sentencia de 14 de diciembre de 2017, la tesis de que tan elevados intereses sólo han de confrontarse con los establecidos por otras entidades en contratos similares no puede prosperar pues aun siendo cierto que en esos ámbitos se establecen intereses de ese orden, esa generalización no es motivo que permita sanar su nulidad.

El «interés normal del dinero«, al que se refiere la Ley de Usura no es el que fijan esas entidades cuando en nada se corresponde con el que habitualmente se concede a los consumidores para acceder a un crédito personal, que es en lo que se traduce a la postre el uso de estas tarjetas.

En relación al segundo requisito invocado anteriormente, el subjetivo, es decir si el interés pactado se acomoda a las circunstancias especiales del caso concreto, o es desproporcionado, se entiende que es la excepcionalidad la que necesita ser alegada y probada, tal y como sigue recordando la sentencia de 25 de noviembre de 2015. Y en este caso, la entidad financiera no ha acreditado que concurran dichas circunstancias excepcionales, que puedan amparar y justificar esos altos intereses. En realidad, se limita a recordar los factores generales que se dan en la concesión de estos créditos «revolving«.

Argumento que también mereció respuesta en la repetida sentencia del Tribunal Supremo, en la que se dice que se podría justificar una elevación de tipos de interés por el alto riesgo en operaciones altamente lucrativas o las menores garantías concertadas, fijando por ello un interés superior al normal o medio del mercado, como sucede en las operaciones de crédito al consumo, pero no tan elevado y desproporcionado como el analizado.

Sigue diciendo el Tribunal Supremo que no es de recibo alegar el riesgo derivado del alto nivel de impagados anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, «por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico«.

Por todo ello, procede estimar la demanda, considerando usurario el interés, debiendo ser objeto de formulación de nuevo cuadro de amortización, que resulte del cómputo de las cantidades dispuestas menos las abonadas, aunque del escrito de valoración de pruebas se alude de algún modo a otros conceptos como comisiones, estas no fueron invocadas en la demanda y no constan los conceptos o servicios por los que se pudieran cargar por lo que no procede hacer pronunciamiento sobre las mismas.

TERCERO.- Estimando la demanda debe condenarse a la demandada al pago de las costas procesales.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación

FALLO

Que estimando la demanda presentada por la procuradora Sra. XXXXXX en nombre y representación de XXXXXX contra WIZINK BANK S.A. Debo declarar la nulidad del contrato de tarjeta “Citi Oro Visa XXXXXX suscrito en 2011 con Citibank España S.A. declarando que el demandante debe reintegrar solo el importe de las cantidades dispuestas o financiadas y otros cargos, sin intereses.

Debo condenar a la demandada al pago de las costas procesales. Dedúzcase testimonio de la presente resolución que se unirá a las actuaciones archivándose el original en el libro correspondiente.

MODO DE IMPUGNACIÓN: recurso de apelación, que se interpondrá ante el Tribunal que haya dictado la resolución que se impugne dentro del plazo de veinte días contados desde el día siguiente de la notificación de aquélla.

Dicho recurso carecerá de efectos suspensivos, sin que en ningún caso proceda actuar en sentido contrario a lo resuelto (artículo 456.2 L.E.C.).Conforme a la D.A. Decimoquinta de la L.O.P.J., para la admisión del recurso se deberá acreditar haber constituido, en la cuenta de depósitos y consignaciones de este órgano, un depósito de 50 euros, salvo que el recurrente sea: beneficiario de justicia gratuita, el Ministerio Fiscal, el Estado, Comunidad Autónoma, entidad local u organismo autónomo dependiente.

Así por esta mi sentencia lo pronuncio, mando y firmo.

EL/LA MAGISTRADO/JUEZ

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>