¿Te han incluido indebidamente en ASNEF?

TOTAL RECUPERADO
11.573.539 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Un Juzgado de Barcelona sentencia a Wizink a pagar 6.893,37€

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Arenys de Mar sentencia a Wizink y declara nulo el contrato que un usuario de Economía Zero suscribió con la entidad financiera Wizink por aplicar un interés remuneratorio usurario.

Las partes suscribieron un contrato de tarjeta revolving con un interés del 26,82 % TAE, con fecha 20 de junio de 2007, en consecuencia, la TAE del 26,82% del crédito revolving ha de compararse con el tipo medio de interés de las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving de las estadísticas del Banco de España, que era algo superior al 20%, por lo tanto el magistrado del caso sentencia a Wizink por usura y falta de transparencia.

Por lo anterior, cabe declarar el contrato de tarjeta de crédito usurario respecto del tipo de intereses  por lo que, el magistrado del caso sentencia a Wizink al pactarse un interés usurario entre las partes, el contrato en su totalidad es nulo.

La actora presentó un requerimiento judicial solicitando la nulidad del contrato por abusiva y por no superar el control de inclusión ni el de transparencia y así conseguir una sentencia a Wizink y recuperar todo lo pagado por encima del capital prestado.

El Magistrado-Juez del caso, estima la demanda y sentencia a Wizink, declara nulo por usurario, de igual forma, queda patente la falta de transparencia del contrato teniendo en cuenta que la letra es inferior a 1,5 milímetros.

 El magistrado sentencia a Wizink a retribuir a la actora la cantidad que exceda del total del capital prestado, que asciende a 6.893,37€.

La letrada colaboradora de Economía Zero Doña María Lourdes Galvé Garrido ha sido la encargada de llevar a cabo la siguiente sentencia a Wizink.

En la siguiente sentencia a Wizink no ha lugar a imponer las costas causadas en esta instancia.

¡¡¡ RECLAMA LA NULIDAD TU CONTRATO DE TAJETA DE CRÉDITO Y SENTENCIA A WIZINK BANK CON ECONOMÍA ZERO Y RECUPERA TU DINERO !!!!

Sección Civil. Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de Arenys de Mar

Procedimiento ordinario 459/2019-C5

Parte demandante/ejecutante: XXXX

Procurador/a: XXXX

Abogado/a: Maria Lourdes Galvé Garrido

Parte demandada/ejecutada: WIZINK BANK S.A.

Procurador/a: XXXX

Abogado/a: XXXX

SENTENCIA Nº142/2020

Magistrado: XXXX

Arenys De Mar, 11 de diciembre de 2020

Vistos por don XXXX , Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Arenys de Mar, los presentes autos de Juicio Ordinario nº459/2019 seguidos a instancia de Dña. XXXX, representada por la procuradora doña XXXX y asistida de la letrada doña Lourdes Galvé I Garrido, contra la entidad WIZINK BANK S.A., representada por la procuradora doña XXXX y asistida de su letrado don XXXX.

Que versa sobre declaración de nulidad por usurario de contrato de tarjeta de crédito y subsidiariamente declaración de nulidad por falta de transparencia y/o abusividad de la cláusula de fijación de intereses remuneratorios y composición de pagos del contrato o declaración de nulidad por abusividad de la cláusula de variación unilateral de condiciones del contrato y de comisión de impagados del contrato.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La parte actora formuló demanda con arreglo a las prescripciones legales, en la cual alegaba que:

Fue abordada en un Centro Comercial el 20 de junio de 2007 y suscribió la tarjeta de crédito objeto de litis sin recibir ninguna información, siendo las condiciones prácticamente ilegibles.

La TAE era del 26,82% por lo que el interés aplicado es excesivo debiendo considerarse usurario, así como abusivas la cláusula contractual que indicaba, motivos por los que, previa alegación de los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, solicitaba que se dictara sentencia condenando a la demandada conforme a su suplico.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda, se emplazó a la demanda para que compareciera en autos y contestara a la misma, lo cual verificó alegando que:

El interés aplicado debe considerarse normal atendiendo a los intereses que se aplican para este tipo de contratos, teniendo en consideración tanto la legislación aplicable como su interpretación jurisprudencial.

Las cláusulas establecidas en el contrato no pueden ser consideradas abusivas al no reunirse los requisitos para ello, motivos por los que, alegando el resto de hechos y los razonamientos jurídicos que en su escrito constan, interesaba se dictara sentencia absolutoria.

TERCERO.- Realizada la contestación, se señaló fecha para la audiencia previa, a la que comparecieron ambas partes siendo imposible llegar a un acuerdo, por lo que fue recibido el procedimiento a prueba admitiéndose la documental obrante en autos y requiriendo a la parte demandada para que aportara más documental, evacuado dicho trámite se concedió la posibilidad a las partes para que formularan conclusiones por escrito, tras lo cual los autos quedaron pendientes del dictado de sentencia.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- Del planteamiento de las cuestiones debatidas.

Se solicita con carácter principal que se declare nulo el contrato por usura, por entender que el interés aplicado al mismo reúne las condiciones previstas en el artículo 1 de la Ley de Usura.

A esta pretensión se opone la parte demandada por considerar que, en atención a la interpretación jurisprudencial del mencionado precepto, para valorar si el interés aplicado es el que cabe reputar como normal, se ha de acudir a operaciones semejantes y no al que se refiere la parte actora.

Con carácter subsidiario se solicita la declaración de nulidad de la cláusula relativa a interés remuneratorio, a lo que igualmente se opone la parte demandada por entender que no concurren los requisitos legal y jurisprudencialmente exigidos a tal fin, por lo que pasa a examinarse a continuación la cuestión relativa al posible carácter usurario del contrato objeto de este procedimiento.

SEGUNDO.- Normativa y jurisprudencia en torno al interés usurario. Para determinar si el interés aplicado es susceptible de ser considerado usuario, acudimos pues al art. 1 de la Ley de Usura, que fue inicialmente interpretado en la conocida sentencia TS 628/2015 de 25 de Noviembre de 2015, según la cual:

El interés remuneratorio estipulado fue del 24,6% TAE. El interés con el que ha de realizarse la comparación es el «normal del dinero». No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés «normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia».

Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España esta Sala considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como « notablemente superior al normal del dinero».

5. Para que el préstamo pueda ser considerado usurario es necesario que, además el interés estipulado sea «manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

La entidad financiera que concedió el crédito «revolving» no ha justificado la concurrencia de circunstancias excepcionales que expliquen la estipulación de un interés notablemente superior al normal en las operaciones de crédito al consumo”.

Dicha jurisprudencia debe completarse y adaptarse a la sentencia TS 149/20 de 4 de marzo de 2020, que viene a determinar criterios concretos. Indica dicha resolución que:

Para determinar la referencia que ha de utilizarse como «interés normal del dinero» para realizar la comparación con el interés cuestionado en el litigio y valorar si el mismo es usurario, debe utilizarse el tipo medio de interés, en el momento de celebración del contrato, correspondiente a la categoría a la que corresponda la operación crediticia cuestionada. 

En consecuencia, la TAE del 26,82% del crédito revolving ha de compararse con el tipo medio de interés de las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving de las estadísticas del Banco de España, que, según se fijó en la instancia, era algo superior al 20%.

Obliga a los tribunales a realizar una labor de ponderación en la que, una vez fijado el índice de referencia con el que ha de realizarse la comparación, han de tomarse en consideración diversos elementos.

4.- La sentencia del Juzgado de Primera Instancia consideró que, teniendo en cuenta que el interés medio de los créditos al consumo correspondientes a las tarjetas de crédito y revolving era algo superior al 20%, el interés aplicado por Wizink al crédito mediante tarjeta revolving concedido a la demandante, que era del 26,82% (que se había incrementado hasta un porcentaje superior en el momento de interposición de la demanda), había de considerarse usurario por ser notablemente superior al interés normal del dinero. 

El tipo medio del que, en calidad de «interés normal del dinero», se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado. Cuanto más elevado sea el índice a tomar como referencia en calidad de «interés normal del dinero», menos margen hay para incrementar el precio de la operación de crédito sin incurrir en usura.

Por tal razón, una diferencia tan apreciable como la que concurre en este caso entre el índice tomado como referencia en calidad de «interés normal del dinero» y el tipo de interés fijado en el contrato, ha de considerarse como «notablemente superior» a ese tipo utilizado como índice de referencia, a los efectos que aquí son relevantes.

8.- Han de tomarse además en consideración otras circunstancias concurrentes en este tipo de operaciones de crédito, como son el público al que suelen ir destinadas, personas que por sus condiciones de solvencia y garantías disponibles no pueden acceder a otros créditos menos gravosos, y las propias peculiaridades del crédito revolving, en que el límite del crédito se va recomponiendo constantemente.

Las cuantías de las cuotas no suelen ser muy elevadas en comparación con la deuda pendiente y alargan muy considerablemente el tiempo durante el que el prestatario sigue pagando las cuotas con una elevada proporción correspondiente a intereses y poca amortización del capital, hasta el punto de que puede convertir al prestatario en un deudor «cautivo», y los intereses y comisiones devengados se capitalizan para devengar el interés remuneratorio”.

TERCERO.- Del examen del carácter usurario del contrato objeto del proceso.

Partiendo pues de la regulación legal y de su interpretación jurisprudencial hemos de decir que, para estudiar el carácter usuario o no del interés establecido en el contrato examinado, debemos tener en cuenta que el dato objetivo en que hay que fijarse para comparar el coste de un préstamo es la TAE (Tasa Anual Equivalente) a la fecha de celebración del contrato, la cual debe compararse con operaciones semejantes, es decir, de tarjeta de crédito.

El que es objeto de autos se celebró en el año 2007 y el dictamen pericial aportado por la parte demandada se refiere a las publicaciones que constan efectuadas por el Banco de España en relación a tarjetas de 2010, por lo que no se ajusta a las previsiones jurisprudenciales.

No obstante, en la contestación se alude en la página 29 a un estudio realizado por ASNEF que confecciona anualmente desde 2008 con los precios máximos y mínimos del ochenta por ciento de las operaciones revolving, y que para 2008 oscilaban entre el 21,42% como máximo y el 17,64 como mínimo, por lo que tendríamos una media de 19,53.

En el caso de autos, en la demanda se indica que se fijó el 26,82 por lo que excede en más de cinco puntos la media, de forma que en atención a la sentencia antes indicada debe ser considerado usurario pues en intereses tan altos la variación es notable, teniendo en cuenta además que nos encontramos ante consumidores que pueden quedar cautivos al ir generándose continuamente nueva deuda, tal y como expresa el Tribunal Supremo.

De igual forma, queda patente la falta de transparencia del contrato teniendo en cuenta que la letra es inferior a 1,5 milímetros.

Con respecto a ello, el artículo 7 de la Ley 7/98, de 13 de abril, de Condiciones Generales de la Contratación determina que no quedarán incorporadas al contrato las condiciones generales que sean ilegibles, ambiguas, oscura, y en este mismo sentido el art. 80 del RDL 1/2007.

Por el que se aprueba el Texto Refundido para la Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios establece como requisitos de las cláusulas no negociadas individualmente la legibilidad, de forma que permita el conocimiento previo a la celebración del contrato sobre su contenido.

En particular, establece que: en ningún caso se entenderá cumplido este requisito si el tamaño de la letra del contrato fuese inferior al milímetro y medio o el insuficiente contraste de fondo hiciese dificultosa la lectura”.

Pues bien, examinando el contrato objeto de autos, podemos afirmar que el tamaño de la letra es inferior a un milímetro y medio, de forma que hemos de considerarlo ilegible como lo ha considerado el propio legislador en el artículo 80, debiendo en todo caso interpretarse este requisito a la luz de la evolución que el propio legislador ha establecido.

En consecuencia, procede declarar la nulidad del contrato celebrado.

CUARTO.- Consecuencias de la declaración de nulidad. Están previstas en el artículo 3 de la Ley de Usura según el cual:

Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado”.

Por lo tanto, la demanda deberá ser también estimada en este punto al ser precisamente tal previsión el objeto del suplico.

QUINTO. De las costas procesales.

En materia de costas procesales, en atención a lo establecido en el artículo 394 de la LEC, a pesar de producirse una estimación de las pretensiones principales de la parte actora.

No se hará imposición de las causadas en esta instancia, dado que hasta la reciente sentencia del Tribunal Supremo antes expresada, había jurisprudencia divergente, que consideraban comparable el interés con el de contratos distintos al de tarjeta, mientras que otras no lo hacían.

VISTOS los preceptos legales y demás de general y pertinente aplicación

FALLO

Que debo ESTIMAR Y ESTIMO la demanda formulada por Dña. XXXX contra la entidad WIZINK BANK S.A., y en consecuencia debo:

1.- DECLARAR Y DECLARO NULO por usurario y por falta de transparencia el contrato de tarjeta de crédito objeto de litis.

2.- CONDENAR Y CONDENO a la parte demandada a restituir a la actora la cantidad que esta haya pagado y que exceda del capital prestado sin que haya lugar a imponer las costas causadas en esta instancia.

RECURSOS.- Notifíquese la presente resolución a las partes haciéndoles saber que contra la misma podrá interponerse recurso de apelación por escrito presentado en este Juzgado en el plazo de veinte días, debiendo exponer las alegaciones en las que base la impugnación, además de citar la resolución apelada y los pronunciamientos que impugna. Se advierte a las partes que:

– No se admitirá dicho recurso si al interponerse no se acredita por escrito haber consignado en la cuenta de depósitos y consignaciones de este Juzgado el importe de 50 euros.

– Si se desestima el recurso la parte perderá la consignación a la que se dará el destino legalmente previsto.

Así por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio para su unión a los autos, la pronuncio, mando y firmo.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

  

  


Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>