TOTAL RECUPERADO

4.211.614,06 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Se desestima el recurso impuesto por Caixabank contra un usuario de EZ por usura

Se desestima el recurso impuesto por Caixabank contra un usuario de EZ por usura

La Audiencia Provincial de Palma de Mallorca confirma lo fallado por el Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de Inca y desestima el recurso de apelación interpuesto por la entidad crediticia Caixabank.

El Tribunal Supremo confirma la sentencia que había declarado la nulidad de un contrato de tarjeta de crédito revolving por considerar usurario el interés remuneratorio fijado inicialmente del 26,82 % TAE, incrementado posteriormente hasta el 27,24 % TAE en la fecha de presentación de la demanda.

La Audiencia Provincial encargada del caso estima el recurso de apelación interpuesto en nombre y representación de Caixabank Payments, E.F.P. E.P., S.A., contra la sentencia de fecha 13 de mayo de 2019, dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Inca, condenando expresamente a la parte apelante al pago de las costas causadas en este procedimiento.

El presente recurso y el procedimiento de Primera Instancia fueron dirigidos por la Letrada Dña. Azucena Natalia Rodríguez Picallo (Picallo Abogados), especialista en productos bancarios y colaboradora desde hace años de Economía Zero.

!!!! RECLAMA CON ECONOMÍA ZERO LOS CONTRATOS USURARIOS DE CAIXABANK Y NO PERMITAS QUE SE QUEDEN CON TU DINERO !!!!

Si tienes o has tenido una tarjeta de Caixabank, Unicaja, Bankinter, o cualquier otra entidad o un préstamo rápido de Creditea, Zaplo, etc., es muy posible que te hayan impuesto intereses de usura.

Nuestra labor está abalada por la satisfacción de cientos de clientes que ya han recuperado las cantidades que les han sido cobradas de manera abusiva.

Este compromiso en defensa de los consumidores y el empeño en atajar los abusos de las grandes entidades de crédito nos han llevado a recuperar hasta la fecha más de 3.000.000 €.

Si quieres resolver tus dudas y recibir asesoramiento personalizado, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de expertas estudiará tu caso de manera totalmente gratuita para que recuperes tu dinero.


AUD. PROVINCIAL SECCIÓN Nº 4 DE PALMA DE MALLORCA

SENTENCIA: 00188/2020

Rollo núm.: 528/2019

SENTENCIA Nº 188/2020

Ilmos. Sres.:
D. XXXXXX, presidente
Dña. XXXXXX
D. XXXXXX

En Palma de Mallorca, a veintiocho de mayo de dos mil veinte.

Esta Sala ha visto, en grado de apelación, los presentes autos de Juicio Ordinario, seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Inca, bajo el número 262/2018, Rollo de Sala número 528/2019, entre partes, de una como demandada-apelante CAIXABANK PAYMENTS, E.F.P. E.P., S.A., representada por la Procuradora Dña. XXXXXX y asistida de la Letrada Dña. XXXXXX, de otra, como demandante- apelada D. XXXXXX, representado por la Procuradora Dña. XXXXXX y asistido por la Letrada Dña. Azucena Natalia Rodríguez Picallo.

ES PONENTE la Ilma. Sra. Dña. XXXXXX.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el/la Ilmo/a. Sr/a. Magistrado/a Juez del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Inca, se dictó sentencia en fecha 13 de mayo de 2019, cuyo Fallo es del tenor literal siguiente:

Que ESTIMO ÍNTEGRAMENTE la demanda formulada por la Procuradora de los Tribunales Dña. XXXXXX, en nombre y representación de D. XXXXXX, asistido de la Letrada Doña Azucena Natalia Rodríguez Picallo, frente a la entidad CAIXABANK PAYMENTS, E.F.C. E.P., S.A., representada por la Procuradora de los Tribunales Dña. XXXXXX y asistida de la Letrada Dña. XXXXXX, sobre acción de nulidad contractual y, en consecuencia, debo declarar y declaro la nulidad del contrato suscrito en fecha 6 de marzo de 2015 entre las partes (contrato Visa Classic Club Ahora con nº XXXXXX).

Por ello, se declara que el actor únicamente estará obligado a devolver a la entidad demanda la cantidad efectivamente entrega y dispuesta, descontando cualquier otro concepto, lo que deberá determinarse en ejecución de sentencia.

Se impone a la parte demandada el pago de las costas del juicio”.

SEGUNDO.- Contra la expresada sentencia, y por la representación de la parte demandada, se interpuso recurso de apelación, que fue admitido y seguido el recurso por sus trámites se señaló para votación y fallo el día 31 de marzo de 2020.

No obstante, mediante diligencia de ordenación de 25 de marzo de 2020 y en virtud de orden de la presidencia de esta Sala como consecuencia de la crisis sanitaria desatada por el Covid-19 y mientras se prolongara el estado de alarma decretado por el Gobierno, fue acordada la suspensión de los señalamientos para deliberación, votación y fallo ya determinados y, en concreto el que afecta a este procedimiento.

Mediante providencia de 27 de mayo de 2020 y aunque perdura el estado de alarma, dada la situación sanitaria en que se encuentre Baleares como consecuencia de la pandemia indicada y la fase de normalización en la que se halla nuestra Comunidad, habiéndose deliberado el asunto por vía telemática, se acordó alzar la suspensión acordada en su momento, por lo que procede dictar sentencia y notificarla.

TERCERO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Se aceptan los de la resolución apelada en lo que no se opongan a los que siguen.

PRIMERO.- En la sentencia recaída en el primer grado jurisdiccional se estimó íntegramente la demanda sobre acción de nulidad contractual, y, en su consecuencia, se declaró la nulidad del contrato suscrito en fecha 6 de marzo de 2015.

Y se declaró que el actor únicamente estaría obligado a devolver a la entidad demandada la cantidad efectivamente entregada y dispuesta, descontando cualquier otro concepto, lo que deberá determinarse en ejecución de sentencia.

SEGUNDO.- La entidad demandada se alzó contra la referida sentencia y solicitó la revocación de la misma y que se dictara otra en su lugar en la que se desestimase íntegramente la demanda.

La parte apelante alega en su recurso que el contrato de autos no estipula un interés notablemente superior al normal del dinero. Ni tampoco un interés manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso. Por lo que la conclusión alcanzada por el juez “a quo” no es ajustada a derecho.

TERCERO.- El Tribunal Supremo en su Sentencia 600/2020, de 4 de marzo, señala:

CUARTO.- Decisión del tribunal (II): la referencia del «interés normal del dinero» que ha de utilizarse para determinar si el interés de un préstamo o crédito es notoriamente superior al interés normal del dinero:

1.- Para determinar la referencia que ha de utilizarse como «interés normal del dinero» para realizar la comparación con el interés cuestionado en el litigio y valorar si el mismo es usurario, debe utilizarse el tipo medio de interés, en el momento de celebración del contrato, correspondiente a la categoría a la que corresponda la operación crediticia cuestionada.

Y si existen categorías más específicas dentro de otras más amplias (como sucede actualmente con la de tarjetas de crédito y revolving, dentro de la categoría más amplia de operaciones de crédito al consumo), deberá utilizarse esa categoría más específica, con la que la operación crediticia cuestionada presenta más coincidencias (duración del crédito, importe, finalidad, medios a través de los cuáles el deudor puede disponer del crédito, garantías, facilidad de reclamación en caso de impago, etc.), pues esos rasgos comunes son determinantes del precio del crédito, esto es, de la TAE del interés remuneratorio.

2.- A estos efectos, es significativo que actualmente el Banco de España, para calcular el tipo medio ponderado de las operaciones de crédito al consumo, no tenga en cuenta el de las tarjetas de crédito y revolving, que se encuentra en un apartado específico.

3.- En el presente caso, en el litigio sí era discutido cuál era el interés de referencia que debía tomarse como «interés normal del dinero». Y a esta cuestión debe contestarse que el índice que debió ser tomado como referencia era el tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving publicado en las estadísticas oficiales del Banco de España, con las que más específicamente comparte características la operación de crédito objeto de la demanda.

4.- En consecuencia, la TAE del 26,82 % del crédito revolving (que en el momento de interposición de la demandase había incrementado hasta el 27,24 %, ha de compararse con el tipo medio de interés de las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving de las estadísticas del Banco de España, que, según se fijó en la instancia, era algo superior al 20 %, por ser el tipo medio de las operaciones con las que más específicamente comparte características la operación de crédito objeto de la demanda.

No se ha alegado ni justificado que cuando se concertó el contrato el tipo de interés medio de esas operaciones fuera superior al tomado en cuenta en la instancia.

5.- Al tratarse de un dato recogido en las estadísticas oficiales del Banco de España elaboradas con base en los datos que le son suministrados por las entidades sometidas a su supervisión, se evita que ese «interés normal del dinero» resulte fijado por la actuación de operadores fuera del control del supervisor que apliquen unos intereses claramente desorbitados”.

QUINTO.-Decisión del tribunal (III): la determinación de cuándo el interés de un crédito revolving es usurario por ser notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso:

1.- Aunque al tener la demandante la condición de consumidora, el control de la estipulación que fija el interés remuneratorio puede realizarse también mediante los controles de incorporación y transparencia, propios del control de las condiciones generales en contratos celebrados con consumidores, en el caso objeto de este recurso, la demandante únicamente ejercitó la acción de nulidad de la operación de crédito mediante tarjeta revolving por su carácter usurario.

2.- El extremo del art. 1 de la Ley de 23 julio 1908, de Represión de la Usura, que resulta relevante para la cuestión objeto de este recurso establece:

«Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso […]».

3.- A diferencia de otros países de nuestro entorno, donde el legislador ha intervenido fijando porcentajes o parámetros concretos para determinar a partir de qué tipo de interés debe considerarse que una operación de crédito tiene carácter usurario, en España la regulación de la usura se contiene en una ley que ha superado un siglo de vigencia y que utiliza conceptos claramente indeterminados como son los de interés «notablemente superior al normal del dinero» y «manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

Esta indeterminación obliga a los tribunales a realizar una labor de ponderación en la que, una vez fijado el índice de referencia con el que ha de realizarse la comparación, han de tomarse en consideración diversos elementos.

4.- La sentencia del Juzgado de Primera Instancia consideró que, teniendo en cuenta que el interés medio delos créditos al consumo correspondientes a las tarjetas de crédito y revolving era algo superior al 20%, el interés aplicado por Wizink al crédito mediante tarjeta revolving concedido a la demandante, que era del 26,82% (que se había incrementado hasta un porcentaje superior en el momento de interposición de la demanda), había de considerarse usurario por ser notablemente superior al interés normal del dinero.

5.- En el caso objeto de nuestra anterior sentencia, la diferencia entre el índice tomado como referencia en concepto de «interés normal del dinero» y el tipo de interés remuneratorio del crédito revolving objeto de la demanda era mayor que la existente en la operación de crédito objeto de este recurso.

Sin embargo, también en este caso ha de entenderse que el interés fijado en el contrato de crédito revolving es notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso y, por tanto, usurario, por las razones que se exponen en los siguientes párrafos.

6.- El tipo medio del que, en calidad de «interés normal del dinero», se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado.

Cuanto más elevado sea el índice a tomar como referencia en calidad de «interés normal del dinero», menos margen hay para incrementar el precio de la operación de crédito sin incurrir en usura.

De no seguirse este criterio, se daría el absurdo de que para que una operación de crédito revolving pudiera ser considerada usuraria, por ser el interés notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado con las circunstancias del caso, el interés tendría que acercarse al 50%.

7.- Por tal razón, una diferencia tan apreciable como la que concurre en este caso entre el índice tomado como referencia en calidad de «interés normal del dinero» y el tipo de interés fijado en el contrato, ha de considerarse como «notablemente superior» a ese tipo utilizado como índice de referencia, a los efectos que aquí son relevantes.

8.- Han de tomarse además en consideración otras circunstancias concurrentes en este tipo de operaciones de crédito, como son el público al que suelen ir destinadas, personas que por sus condiciones de solvencia y garantías disponibles no pueden acceder a otros créditos menos gravosos, y las propias peculiaridades del crédito revolving, en que el límite del crédito se va recomponiendo constantemente, las cuantías de las cuotas no suelen ser muy elevadas en comparación con la deuda pendiente y alargan muy considerablemente el tiempo durante el que el prestatario sigue pagando las cuotas con una elevada proporción correspondiente a intereses y poca amortización del capital, hasta el punto de que puede convertir al prestatario en un deudor «cautivo», y los intereses y comisiones devengados se capitalizan para devengar el interés remuneratorio.

9.- Como dijimos en nuestra anterior sentencia 628/2015, de 25 de noviembre, no puede justificarse la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil (en ocasiones, añadimos ahora, mediante técnicas de comercialización agresivas) y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, pues la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico. Por tanto, la justificación de esa importante diferencia entre el tipo medio aplicado a las tarjetas de crédito y revolving no puede fundarse en esta circunstancia.

10.- Todo ello supone que una elevación porcentual respecto del tipo de interés medio tomado como «interés normal del dinero» de las proporciones concurrentes en este supuesto, siendo ya tan elevado el tipo medio delas operaciones de crédito de la misma naturaleza, determine el carácter usurario de la operación de crédito”.

En dicha sentencia el Tribunal Supremo confirma la sentencia que había declarado la nulidad de un contrato de crédito revolving mediante el uso de tarjeta por considerar usurario el interés remuneratorio fijado inicialmente en 26,82 % TAE y que se había situado en el 27,24 % a la fecha de presentación de la demanda.

CUARTO.- La aplicación al supuesto de autos de lo establecido por el Tribunal Supremo en dicha sentencia debe conducirnos a desestimar el recurso de apelación y, por consiguiente, confirmar la sentencia objeto del mismo, cuya sentencia hace referencia a la sentencia del Tribunal Supremo de Pleno de 25 de noviembre de 2015 que considera que un crédito revolving concedido por una entidad financiera a un consumidor a un tipo de interés remuneratorio del 24,60 % tiene carácter usurario.

Y a cuya sentencia del Pleno del Tribunal Supremo se refiere también dicho tribunal en la sentencia de fecha 4 de marzo de 2020 a la que antes nos hemos referido.

Conforme indica el Tribunal Supremo cuanto más elevado sea el índice a tomar como referencia en calidad de “interés normal del dinero”, menos margen hay para incrementar el precio de la operación de crédito sin incurrir en usura.

De no seguirse este criterio, se daría el absurdo de que para que una operación de crédito revolving pudiera ser considerada usuraria, por ser el interés notablemente superior al normal del dinero y desproporcionada con las circunstancias del caso, el interés tendría que acercarse al 50 %.

QUINTO.- Al desestimar el recurso de apelación procede imponer las costas de esta alzada a la parte apelante.

FALLAMOS

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la Procuradora Dña. Margarita Ecker Cerdá, en nombre y representación de Caixabank Payments, E.F.P. E.P., S.A., contra la sentencia de fecha 13 de mayo de 2019, dictada por la Ilma. Magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 1 de los de Inca en el procedimiento del cual el presente Rollo dimana, cuya sentencia, en su consecuencia, debemos confirmar y confirmamos; con expresa imposición a la parte apelante de las costas causadas en esta alzada.

Recursos.- Conforme al art. 466.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000, contra las sentencias dictadas por las Audiencias Provinciales en la segunda instancia de cualquier tipo de proceso civil podrán las partes legitimadas optar por interponer el recurso extraordinario por infracción procesal o el recurso de casación, por los motivos respectivamente establecidos en los arts. 469 y 477 de aquella.

Órgano competente.- Es el órgano competente para conocer de ambos recursos -si bien respecto del extraordinario por infracción procesal sólo lo es con carácter transitorio) la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo.

Plazo y forma para interponerlos.- Ambos recursos deberán prepararse mediante escrito presentado ante esta Audiencia Provincial en el plazo de veinte días a contar desde el siguiente a la notificación de la sentencia, suscrito por Procurador y autorizado por Letrado legalmente habilitados para actuar ante este Tribunal.

Aclaración y subsanación de defectos.- Las partes podrán pedir aclaración de la sentencia o la rectificación de errores materiales en el plazo de dos días; y la subsanación de otros defectos u omisiones en que aquella incurriere, en el de cinco días.

No obstante lo anterior, podrán utilizar cualquier otro recurso que estimen oportuno.

Debiéndose acreditar, en virtud de la disposición adicional 15.ª de la L.O. 1/2009 de 3 de Noviembre, el justificante de la consignación de depósito para recurrir en la cuenta de esta sección cuarta de la Audiencia Provincial nº 0494, debiéndose especificar la clave del tipo de recurso.

Así, por esta nuestra sentencia, la pronunciamos mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por el/la Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Letrado de la Administración de Justicia certifico.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>