TOTAL RECUPERADO

4.211.614,06 €

Hucha de reclamaciones de EZ

La entidad Wizink Bank es condenada a la nulidad de un contrato revolving por aplicar una TAE usuraria del 27,24 %

La entidad Wizink Bank es condenada a la nulidad de un contrato revolving por aplicar una TAE usuraria del 27,24 %

La entidad Wizink Bank es condenada por el Juzgado de Primera Instancia Nº 43 de Madrid, por aplicar una TAE usuraria del 27,24 %, a la nulidad de un contrato de tarjeta de crédito suscrito con un usuario de EZ.

En el caso de autos, la actora formalizó un contrato de tarjeta de crédito revolving con la en la entidad Wizink Bank en fecha 30 de abril de 2014, en el que se estipulaba una TAE del 27,24 %.

La TAE media de los créditos al consumo en el año de formalización del presente contrato, 2014, era del 9,65 %, por lo que el tipo de interés estipulado debe considerarse como notablemente superiores al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso.

Estimando la demanda interpuesta contra Wizink Bank, S.A., la Juez del caso declara que el contrato suscrito entre las partes es nulo por contener un interés remuneratorio usurario.

Asimismo condena a la demandada a devolver las cantidades que haya percibido en exceso sobre la suma adeudada, debiendo únicamente la demandante devolver el principal del préstamo.

Las costas del presente procedimiento se imponen a la parte demandada.

El Letrado colaborador de Economía Zero, D. Daniel Navarro Salguero, ha sido el encargado de la defensa en el procedimiento de autos.

!!! RECLAMA LA NULIDAD DE TU CONTRATO REVOLVING DE WIZINK CON ECONOMÍA ZERO Y NO DEJES QUE SE QUEDEN CON TU DINERO !!!

Si tienes o has tenido una tarjeta de Wizink Bank, Bankinter, Caixabank o cualquier otra entidad o un préstamo rápido de Creditea, Zaplo, etc., es muy posible que te hayan impuesto intereses usurarios.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar tu dinero.

Si quieres resolver tus dudas y recibir asesoramiento personalizado, ponte en contacto con nosotros.

Desde Economía Zero podemos ayudarte en la reclamación de los tipos de interés usurarios impuestos por las entidades de crédito.


JUZGADO DE 1ª INSTANCIA Nº 43 DE MADRID

Procedimiento: Procedimiento Ordinario 203/2019

Materia: Nulidad

Demandante: Dña. XXXXXX
PROCURADORA: Dña. XXXXXX

Demandado: WIZINK BANK S.A
PROCURADORA Dña. XXXXXX

SENTENCIA Nº 268/2019

JUEZ/MAGISTRADO-JUEZ: Dña. XXXXXX
Lugar: Madrid
Fecha: veintiocho de noviembre de dos mil diecinueve

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la parte actora Dña. XXXXXX se formuló demanda en razón a los hechos fundamentos de derecho que estimó pertinentes y en la que finalmente suplicaba que teniendo por interpuesta demanda de Juicio Ordinario contra WIZINK BANK S.A y previos los trámites legales pertinentes en su día se dicte sentencia por la que se condene a la parte demandada conforme al suplico de la demanda.

SEGUNDO.- Admitida la demanda a trámite, se emplazó a la parte demandada en el término legal, contestando en tiempo y forma a la misma.

TERCERO.- Señalada audiencia previa se celebró con asistencia de las partes, con el resultado que obra en autos, acordándose el señalamiento del Juicio para el día 25/11/2019.

CUARTO.- El juicio se celebró en la fecha señalada y en él se practicaron las pruebas admitidas y se expusieron las conclusiones e informes de las partes.

QUINTO.- En la tramitación de este juicio se han seguido las previsiones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El demandante, Dña. XXXXXX, en su escrito de demanda, ejercita una acción de nulidad del contrato de tarjeta de crédito CITIBANK VISA, al amparo de los dispuesto en la Ley de 23 de julio de 1908, de Represión de la Usura, y, subsidiariamente, una acción de nulidad de condiciones generales de la contratación, art. 8 de la LCGC, contra la mercantil WINZINK BANK, S.A., que fundamenta en los siguientes hechos: la actora, consumidora, formalizó, el 30 de abril de 2014, con la mercantil CITIBANK ESPAÑA, S.A., un contrato de tarjeta de crédito denominado tarjeta de crédito CITIBANK VIISA, siendo el TAE de la operación el 27,24 %.

Entiende la demandante que las cláusulas relativas al tipo de interés y comisiones, que constituyen el TAE de la operación, son notablemente superiores al normal del mercado y manifiestamente desproporcionado, han sido impuestos por la entidad bancaria y resultan abusivos.

La demandada se opone a la demanda alegando, en síntesis, la ausencia de usura en el tipo de interés ordinario del contrato suscrito, que todas las cláusulas del contrato superan el doble control de inclusión y transparencia, las cláusulas cuya abusividad se solicita son lícitas y no abusivas y la actuación de la demandante contraviene sus actos propios.

No puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto la concesión irresponsable de préstamos al consumo al tipo de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

Que el interés fijado del 24,6 % TAE, dada la diferencia entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado el crédito, se considera como «notablemente superior al normal del dinero».

SEGUNDO.- La Sentencia de Pleno del TS de 25 de noviembre de 2015; el carácter usurario de un “crédito revolving” concedido por una entidad financiera a un consumidor a un tipo de interés remuneratorio del 24,6% TAE y declara que:

«A a este tipo de contratos le es de aplicación el art. 1 de la Ley 23 de julio de 1908 de Represión de Usura. En el caso objeto del recurso, la referida normativa debe ser aplicada, al estar encuadrada la operación crediticia en el ámbito del crédito al consumo.

En este marco, la Ley de Represión de la Usura se configura como un límite a la autonomía negocial del art. 1255 del Código Civil aplicable a los préstamos y, en general, a cualquier operación de crédito «sustancialmente equivalente» al préstamo, conforme esta Sala ya tiene declarado en STSS de 18 de junio de 2012, 22 de febrero de 2013 y 2 de diciembre de 2014.

Para que la operación crediticia pueda ser considerada usuraria, basta con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la ley, esto es, «que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

En el análisis de los dos requisitos, en el presente caso, la Sala alcanza las siguientes conclusiones:

«Las consecuencias de la declaración del carácter usurario del crédito “revolving” concedido por el Banco al demandado, conlleva su nulidad, que ha sido calificada por esta Sala como «radical, absoluta y originaria, que no admite convalidación confirmatoria, porque es fatalmente insubsanable, ni es susceptible de prescripción extintiva» STS 14 de julio de 2009.

Las consecuencias de dicha nulidad son las previstas en el art. 3 de la Ley de Represión de la Usura, esto es, el prestatario estará obligado a entregar tan solo la suma recibida”.

Así, como indica la SAPM, Sección 11ª de 19 de noviembre de 2018, y como señala el Tribunal Supremo, lo relevante es:

«Si conforme al art. 315, párrafo segundo, del Código de Comercio, «se reputará interés toda prestación pactada a favor del acreedor», el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados.

Este extremo es imprescindible (aunque no suficiente por sí solo) para que la cláusula que establece el interés remuneratorio pueda ser considerada transparente, pues no solo permite conocer de un modo más claro la carga onerosa que para el prestatario o acreditado supone realmente la operación, sino que además permite una comparación fiable con los préstamos ofertados por la competencia.

El interés con el que ha de realizarse la comparación es el «normal del dinero«. No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés «normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia» (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre).

Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.).

Esa obligación informativa de las entidades tiene su origen en el artículo 5.1 de los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo (BCE), que recoge la obligación de este último, asistido por los bancos centrales nacionales, de recopilar la información estadística necesaria través de los agentes económicos.

Para ello, el BCE adoptó el Reglamento (CE) nº 63/2002, de 20 de diciembre de 2001, sobre estadísticas de los tipos de interés que las instituciones financieras monetarias aplican a los depósitos y a los préstamos frente a los hogares y a las sociedades no financieras; y a partir de ahí, el Banco de España, a través de su Circular 4/2002, de 25 de junio, dio el obligado cumplimiento al contenido del Reglamento, con objeto de poder obtener de las entidades de crédito la información solicitada«.

Alega la demandada que el tipo de interés aplicado se encuentra dentro de la media europea para créditos revolving, que se justifica porque en este tipo de operaciones, que carecen de plazo y en las cuales el consumidor puede utilizar la tarjeta con cualquier finalidad, el riesgo es muy elevado y que, en todo caso, habrán de tenerse en cuanta los datos de comparación publicados por el Banco de España en la Circular 1/2010, argumentaciones que han de ser desestimadas pues lo relevante, a fin de determinar el tipo de interés, es el riesgo concreto de la operación, es decir, el estudio de solvencia del cliente, que en el presente caso no consta realizado, que el contrato es anterior a la Circular del Banco de España y que, como indica la SAPM de 18 de julio de 2019, “los tipos medios de préstamos personales y aplazamiento con tarjeta publicados por el Instituto de Crédito al Consumo para el año 2002 (marzo), del cuadro que se ofrece por la ahora apelante se revela una media de tales tipos de interés de un 16,88 % TAE, el tipo TAE pactado, 24,6 %, supera en casi 8 puntos el indicado tipo de interés, lo que vicia al contrato de nulidad radical”, y, en el presente caso la TAE media en España de los créditos al consumo en el año 2014 era del 9,65 %, muy inferior al pactado, con la consecuencia antes expuesta, que el deudor únicamente debe devolver lo recibido, es decir, el principal del préstamo.

TERCERO. – En virtud de lo dispuesto en el art. 394 de la LEC, las costas del presente procedimiento se imponen al demandado.

Vistos los artículos citados y demás de general aplicación, en nombre de S.M El Rey

FALLO

Que estimo la demanda interpuesta por la representación procesal de Dña. XXXXXX contra la mercantil WIZINK BANK, S.A. y declaro que el contrato suscrito entre la demandante y la mercantil CITIBANK ESPAÑA, de fecha 30 de abril de 2014, es nulo por contener un interés remuneratorio usurario, resultando obligada la demandante a devolver, únicamente, el principal del préstamo y condeno a la demandada a devolver las cantidades que, en su caso, haya percibido en exceso sobre la suma adeudada por la demandante.

Las costas del presente procedimiento se imponen a la demandada.

Contra la presente resolución cabe interponer recurso de APELACIÓN en el plazo de VEINTE DIAS, ante este Juzgado, para su resolución por la Ilma. Audiencia Provincial de Madrid (artículos 458 y siguientes de la L.E.Civil), previa constitución de un depósito de 50 euros, en la cuenta XXXXXX de este Órgano.

Si las cantidades van a ser ingresadas por transferencia bancaria, deberá ingresarlas en la cuenta número IBAN XXXXXX, indicando en el campo beneficiario Juzgado de 1ª Instancia nº 43 de Madrid, y en el campo observaciones o concepto se consignarán los siguientes dígitos XXXXXX.

Así mismo deberá aportar justificante del pago de la tasa prevista en la Ley 10/2012 de 20 de noviembre por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses’.

Así por esta sentencia lo pronuncio, mando y firmo.

El/la Juez/Magistrado/a Juez

PUBLICACIÓN: Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión a autos. Doy fe.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>