TOTAL RECUPERADO

1.903.981,51 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Anulada una tarjeta Visa Mango BBVA por aplicar intereses usurarios del 24,60 %

Anulada una tarjeta Visa Mango BBVA por aplicar intereses usurarios del 24,60 %

La abogada Azucena Natalia Rodríguez Picallo, colaboradora de EZ y directora del Despacho Picallo Abogados, presentó demanda ante los Juzgados de Primera Instancia de Ribeira en representación de una de nuestras usuarias, la cual, tras haber enviado al SAC de la entidad la carta de reclamación de nulidad de la tarjeta Visa Mango BBVA, recibió por respuesta la negativa a entrar a discutir el carácter abusivo y usurario de la Visa Mango BBVA e invitándola a que si estaba disconforme con dicha resolución, acudiese ante los Tribunales de Justicia.

Argumenta la sentencia que el presente tiene gran similitud con el supuesto contemplado en la sentencia de 25 de noviembre de la Sala Primera del Tribunal Supremo, puesto que ésta no sólo examina la validez de un préstamo del tipo “revolving”, sino que además, el tipo de interés era precisamente el mismo que del caso ahora juzgado, es decir, del 24,60 % TAE. Indica también la sentencia, en respuesta a los argumentos expuestos por la entidad, que el que otras entidades apliquen unos tipos de interés similares o mayores a los de la Visa Mango BBVA, no implica que tales intereses no sean desproporcionados.

Otro de los argumentos de la entidad que tampoco es admitido, es que el tipo de interés aplicado en la tarjeta Visa Mango BBVA no resulte usurario al concederse el crédito sin cerciorarse de la solvencia del consumidor, tal y como hacen otras entidades bancarias, puesto que dicha responsabilidad recae en el prestamista. A este respecto la propia sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo deja bien claro que «no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.”

Finalmente la tarjeta es anulada por aplicar un tipo de interés usurario del 24,60 % TAE, condenando a la entidad a restituir las cantidades indebidamente percibidas en la vida del crédito de la Visa Mango BBVA que excedan del capital realmente prestado a la parte demandante, es decir, la devolución de todos los intereses remuneratorios y moratorios, las cuotas anuales de la tarjeta, las comisiones por disposiciones de efectivo en cajeros automáticos y también las relacionadas con los impagos de las cuotas.

!!! ANULA EL CONTRATO DE TU TARJETA DE CRÉDITO O PRÉSTAMO CON ECONOMÍA ZERO !!!

Si tienes, o has tenido (la usura no tiene prescripción) una tarjeta de crédito Visa Mango BBVA o de cualquier otra entidad financiera (Wizink, Caixabank, Banco Sabadell, Liberbank, etc.), o un préstamo rápido con Creditea, Moneyman, Zaplo, Vivus u otras entidades similares, es más que posible que te hayan aplicado intereses usuarios y puedas recuperar todo el dinero pagado que supere el que realmente te prestaron.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar TODO TU DINERO.


JUZGADO 1ª INSTANCIA E INSTRUCCIÓN Nº 1 RIBEIRA

SENTENCIA: 00002/2019

ORD PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000190 /2018

Sobre RESOLUCION DE CONTRATO

DEMANDANTE D/ña. XXXXXX

Procurador/a Sr/a. XXXXXX

Abogado/a Sr/a. AZUCENA NATALIA RODRÍGUEZ PICALLO

DEMANDADO D/ña. BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA S.A.

Procurador/a Sr/a. XXXXXX

Abogado/a Sr/a. XXXXXX

SENTENCIA

En Ribeira, a 11 de enero de 2019,

Vistos por mí, XXXXXX, Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de este partido judicial, los precedentes autos de juicio ordinario seguidos con el número 190/2018, a instancia de Dª. XXXXXX, representada en autos por el procurador Sr. XXXXXX y quien actúa bajo la dirección letrada de la Sra. Rodríguez Picallo, contra BANCO BILBAO ARGENTARIA S.A., representado en autos por la procuradora Sra. XXXXXX y quien actúa bajo la dirección letrada de la Sra. XXXXXX.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la representación procesal de Dª. XXXXXX se interpuso demanda de juicio ordinario frente a BANCO BILBAO ARGENTARIA S.A., en la que, previa alegación de los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, suplicaba al Juzgado que se dicte sentencia de conformidad con los pedimentos formulados en la demanda, acordando que:

“1.- Con carácter principal, se declare la nulidad por usura del contrato de tarjeta “Visa Mango” nº XXXX XXXX XXXX XXXX suscrito por Doña XXXXXX el día 25 de noviembre por usurario, condenando a la entidad demandada a restituir a Doña XXXXXX las cantidades que excedan del capital prestado a la demandante en la vida del crédito, más los intereses legales devengados de dichas cantidades.

2.- Con carácter subsidiario al punto anterior, se declare la nulidad por abusiva –por no superar ni el control de inclusión ni el de transparencia- de la cláusula de intereses remuneratorios del contrato de tarjeta “Visa Mango” nº XXXX XXXX XXXX XXXX suscrito por Doña XXXXXX el día 25 de noviembre, restituyendo a Doña XXXXXX la totalidad de los intereses remuneratorios abonados, más los intereses legales devengados de dichas cantidades.

3.- Se condene, en todo caso, a la demandada al pago de las costas procesales.”

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda y emplazada la parte demandada al objeto de que compareciera en autos y contestara a la misma, tras personarse en tiempo y forma, por la representación procesal de BANCO BILBAO ARGENTARIA S.A. se presentó escrito de contestación en plazo, oponiéndose a las pretensiones ejercitadas con base en los hechos y fundamentos de derecho que estimó pertinentes, suplicando se dicte sentencia desestimando íntegramente la demanda, con expresa imposición de costas a la parte actora.

TERCERO.- Convocadas ambas partes a la celebración de la audiencia previa prevista en el artículo 414 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, la misma se celebra el día 27 de noviembre de 2018, sin avenencia. Consistiendo toda la prueba propuesta y admitida en documental, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 429.8 de la LEC, una vez recibido el resultado del requerimiento de documentación efectuado, quedaron los autos vistos para sentencia.

CUARTO.- En la tramitación de este procedimiento se han observado las prescripciones legales, incluido el plazo para dictar sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La parte actora ejercita con carácter principal acción de nulidad por usurario del préstamo suscrito entre las partes. La Ley de Represión de la Usura, constituye un límite a la autonomía negocial del art. 1255 del Código Civil.

El Art. 1º de dicha Ley de 23 julio 1908 de Represión de la Usura, también conocida como Ley Azcárate, establece que: «será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

Tal disposición resulta aplicable al presente caso, estableciéndose en el art. 6º de la Ley que «lo dispuesto por esta Ley se aplicará a toda operación sustancialmente equivalente a un préstamo de dinero, cualesquiera que sean la forma que revista el contrato y la garantía que para su cumplimiento se haya ofrecido».

SEGUNDO.- En el presente caso consta acreditado que Dª. XXXXXX suscribió un contrato de tarjeta de crédito, “Visa Mango” con nº XXXX XXXX XXXX XXXX, asimilable a un préstamo personal de tipo “revolving”, por el que se permitía a la actora hacer disposiciones de efectivo o compras mediante el uso de una tarjeta.

La existencia de dicha relación contractual resulta admitida por ambas partes, si bien no consta aportado a los autos el contrato en sí, a pesar del requerimiento efectuado a la demandada, tratándose el documento aportado por la demandante al parecer de la solicitud de tarjeta.

Si bien tal y como alega la demandada puede considerarse propio de un comportamiento diligente la conservación del contrato, en el presente caso dicha falta de diligencia concurre en ambas partes.

Se desconoce por otro lado la fecha de suscripción de dicho contrato, datando los primeros cargos de la liquidación aportada por la demandada el año 2005, año al que corresponde igualmente el primero de los extractos aportados por la demandante, por lo que debe aceptarse el año 2005 como aquel en el que tuvo lugar la contratación.

La misma incertidumbre, explicable en lo anterior, al menos en parte, por el tiempo transcurrido, pesa igualmente respecto a las condiciones aplicadas y en concreto en relación con el tipo de interés. Resultando prácticamente ilegible el obrante en las condiciones generales de la solicitud, que en todo caso no aparece de manera destacada, conforme a los extractos aportados por la parte demandante el tipo de interés remuneratorio aplicado, ascendía durante los años 2005 y 2006 a un TIN del 1,70 % mensual y una TAE del 22,42 %, y durante el año 2010 a un TIN del 1,85 % mensual, siendo la TAE del 24,60 %.

El presente caso presenta efectivamente gran similitud con el supuesto contemplado en la sentencia nº 628/2015, de 25 de noviembre, de la Sala Primera del Tribunal Supremo a que hace referencia la parte actora, que examina la validez de un préstamo de tipo “revolving” en el que el tipo de interés remuneratorio fijado en el contrato era precisamente del 24,60 % TAE.

Respecto a la falta de concurrencia de los circunstancias subjetivas indicadas en la citada Ley, el Alto Tribunal señala que “A partir de los primeros años cuarenta, la jurisprudencia de esta Sala volvió a la línea jurisprudencial inmediatamente posterior a la promulgación de la Ley de Represión de la Usura, en el sentido de no exigir que, para que un préstamo pudiera considerarse usurario, concurrieran todos los requisitos objetivos y subjetivos previstos en el art. 1 de la ley.

Por tanto, y en lo que al caso objeto del recurso interesa, para que la operación crediticia pueda ser considerada usuraria, basta con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la ley, esto es, «que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», sin que sea exigible que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

Y en relación a que deba considerarse el TIN o la TAE como el interés remuneratorio a tomar en consideración, el Alto Tribunal señala a tal efecto la TAE, exponiendo que “el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados.

Respecto a la comparativa que debe realizarse con el “interés normal del dinero” y en relación a la prueba al respecto, señala la resolución que “para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas”, concluyendo, en el supuesto objeto de recurso, que “la sentencia recurrida fijó como hecho acreditado que el interés del 24,6 % TAE apenas superaba el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época en que se concertó el contrato, lo que, considera, no puede tacharse de excesivo.

La cuestión no es tanto si es o no excesivo, como si es «notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», y esta Sala considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero».”

En el presente caso la TAE aplicada resulta notoriamente superior a la del interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que habría sido concertado el contrato (un 8,22 % en el año 2005), siendo más del doble, lo que permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero», y «manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», al no haber justificado la entidad financiera la concurrencia de circunstancias excepcionales que en función del riesgo de la operación justificasen la aplicación de un interés tan notablemente superior al normal.

Que otras entidades aplicasen tipos de intereses similares o mayores, no implica que tales intereses no resulten desproporcionados, en atención al interés medio indicado.

Tampoco puede admitirse que dicho tipo de interés no resulte usurario al concederse el crédito sin cerciorarse de los parámetros de solvencia del consumidor propios de otras entidades bancarias, pues dicha responsabilidad es la propia del prestamista, propiciándose además el devengo de dichos intereses con el establecimiento de cuotas de devolución mínimas en relación al capital dispuesto.

En este sentido en la STS citada, se expone que “Aunque las circunstancias concretas de un determinado préstamo, entre las que se encuentran el mayor riesgo para el prestamista que pueda derivarse de ser menores las garantías concertadas, puede justificar, desde el punto de vista de la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, un interés superior al que puede considerarse normal o medio en el mercado, como puede suceder en operaciones de crédito al consumo, no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.”

Por último si bien en el presente caso la vigencia del contrato se ha prolongado notoriamente en el tiempo, sin que conste que por la demandante se efectuase reclamación o queja alguna hasta el año 2017, encontrándonos ciertamente ante un ejercicio muy tardío de la acción con las dudas de hecho que de ello se desprenden, como se señaló con anterioridad el artículo 1º de la Ley de Represión de la Usura constituye un límite a la autonomía negocial de las partes prevista en el artículo 1255 del Código Civil, no pudiendo tenerse por subsanada la nulidad radical del contrato, todavía en vigor, por los actos propios de la actora.

TERCERO.- Procediendo la declaración de nulidad por usurario del crédito de tipo “revolving” suscrito entre las partes, respecto a las consecuencias de dicha declaración, dispone el art. 3 de la Ley de Represión de la Usura que, “Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado.”

Toda vez que conforme a la liquidación aportada por la entidad bancaria las cantidades satisfechas por la actora excederían de la suma recibida por la misma, procede por tanto estimar la pretensión principal de la parte actora, condenando a la demandada a restituir las cantidades indebidamente percibidas en la vida del crédito que excedan del capital prestado a la demandante, más los intereses legales devengados por dichas cantidades.

CUARTO.- Respecto al pago de las costas, conforme a lo dispuesto en el art. 394 LEC, en atención a las dudas de hecho existentes, expuestas en el fundamento jurídico segundo y derivadas en parte del muy tardío ejercicio de la acción, procede declarar de oficio las costas ocasionadas.

FALLO

Que ESTIMANDO la demanda interpuesta por Dª. XXXXXX, representada en autos por el procurador Sr. XXXXXX, contra BANCO BILBAO ARGENTARIA S.A., representado en autos por la procuradora Sra. XXXXXX, declaro la nulidad por usurario del contrato de tarjeta de crédito, “Visa Mango” nº XXXX XXXX XXXX XXXX vigente entre las partes, condenando a la demandada a restituir las cantidades indebidamente percibidas en la vida del crédito que excedan del capital prestado a la demandante, más los intereses legales devengados por dichas cantidades. Todo ello con declaración de oficio de las costas procesales causadas.

Notifíquese la presente resolución a las partes, con indicación de que podrán interponer recurso de apelación dentro de los veinte días siguientes, y ante este Juzgado, para su conocimiento por la Ilma. Audiencia Provincial, con los requisitos legalmente establecidos.

Así por esta mi sentencia, de la que se extenderá certificación en los presentes autos, lo pronuncio, mando y firmo.

Publicación.- Dada, leída y publicada ha sido la presente Sentencia por el Ilmo. Sr. Juez que la dictó en el mismo día de su fecha, doy fe.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>