9191-TARJETA-WIZINK-3.934E

Juzgado de Collado Villalba condena a Wizink por usura en los intereses obligando a reintegrar 3.934,92€ a un cliente de Economía Zero.

Entre las partes se suscribió un contrato de tarjeta de crédito con fecha 5/05/2016.

En el contrato se vinieron aplicando unos intereses TAE del 27,24%, siendo la media anual para este tipo de contrato del 19,98% en esas fechas.

La demandante presentó una reclamación extra judicial solicitando la nulidad del contrato y la devolución de todo lo pagado por encima del capital inicial prestado.

La demandada se opuso a la demanda alegando que los intereses remuneratorios aplicados no son abusivos, que son claros, que no son usuarios, que el contrato lleva más de cuatro años, que por lo tanto la parte demandante sabe perfectamente lo que contrato y el tipo de interés.

La Magistrada del caso estima la demanda declarando nulo el contrato y condena a Wizink por usura obligando a reintegrar todo lo pagado por encima del capital inicial prestado, cantidad que suma 3.934,92€.

Se condena a Wizink al pago de las costas del proceso.

Don Daniel González Navarro letrado colaborador con Economía Zero ha conseguido la condena a Wizink.

!!! RECLAMA CON ECONOMÍA ZERO TUS TARJETAS REVOLVING, CONDENA A WIZINK Y RECUPERA TU DINERO !!!

JUZGADO DE 1ª INSTANCIA E INSTRUCCIÓN Nº03 DE COLLADO VILLALBA

Procedimiento: Procedimiento Ordinario 281/2022 Materia: Otros asuntos de parte general

Demandante: D./Dña. XXXX

PROCURADOR D./Dña. XXXX

Demandado: WIZINK BANK, S.A.

PROCURADOR D./Dña. XXXX

SENTENCIA Nº80/2022

JUEZ/MAGISTRADO- JUEZ: D./Dña. XXXX

Lugar: Collado Villalba

Fecha: veintisiete de junio de dos mil veintidós.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La representación procesal de presentó el día 4 de MARZO de 2022 demanda de juicio ordinario en este Juzgado contra WIZINK BANK S.A.; solicitando que se dicte sentencia y solicitando que se declare la nulidad del contrato de crédito por CONTEMPLAR UN INTERÉS USURARIO y reclamación de las cantidades que excedan para hacer frente al capital dispuesto. Todo ello con expresa imposición de costas

SEGUNDO.- Por Decreto se admitió a trámite la demanda y se acordó conferir traslado de la misma a la parte demandada para que la contestase.

Con fecha de 27 de junio se ha celebrado la Audiencia Previa y la parte demandada ha sostenido la de la impugnación de la cuantía y tras su resolución en el acto de la Audiencia Previa, y tras la admisión de la prueba documental solicitada por ambas partes ha quedado el pleito visto para sentencia.

En la tramitación de este Juicio se ha observado todas las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Por la representación procesal de se formuló demanda contra Wizink Bank S.A. (actual titular del crédito) en la que se solicitaba la nulidad del contrato de crédito revolving de fecha 5 DE MAYO DE 2016, celebrado entre la parte actora y Banco Popular por existencia de usura y reclamación de las cantidades que excedan para hacer frente al capital dispuesto.

POR CONTEMPLAR UN INTERÉS USURARIO CON LAS CONSECUENCIAS DEL ARTÍCULO 3 DE LA LRU, por existencia de usura en las condición general que establece el intereses remuneratorio con la modalidad incorporada de «crédito revolving» frente a la entidad «WIZINK BANK S.A, quien actualmente es la titular.

La demandada se opuso a la demanda alegando que los intereses remuneratorios aplicados al citado contrato no son abusivos y que son claros y que no son usuarios y que el contrato lleva más de cuatro años y que por lo tanto la parte demandante sabe perfectamente lo que contrato y el tipo de interés.

SEGUNDO.- En las presentes actuaciones la parte demandante solicita la declaración de la nulidad del contrato de crédito revolving de tarjeta de crédito suscrito entre la actora de fecha 5 DE MAYO DE 2016 y Banco Popular, hoy la entidad demandada por existencia de usura en la condición general que establece el interés remuneratorio, con las consecuencias inherentes a tal declaración.

Por tanto, se trata de una operación de crédito en el que no se discute que la actora ostenta la condición de consumidora y a la que le es aplicable la Ley 23 de julio de 1908 sobre la nulidad de los contratos de préstamos usurarios, de acuerdo con su artículo 9 que establece que «Lo dispuesto por esta Ley se aplicará a toda operación sustancialmente equivalente a un préstamo de dinero, cualesquiera que sea la forma que revista el contrato y la garantía que para su cumplimiento se haya ofrecido».

En este sentido la sentencia de Pleno del TS de 25 de noviembre de 2015, declara el carácter usuario de un crédito «revolving», concedido a consumidor demandado, razonando al respecto que «La flexibilidad de la regulación contenida en la Ley de Represión de la Usura ha permitido que la jurisprudencia haya ido adaptando su aplicación a las diversas circunstancias sociales y económicas.

En el caso objeto del recurso, la citada normativa, ha de ser aplicada a una operación crediticia que, por sus características, puede ser encuadrada en el ámbito del crédito al consumo».

En este caso procede la aplicación de la Ley de Usura, a contratos de crédito distintos al tradicional de préstamo: «En este marco, la Ley de Represión de la Usura se configura como un límite a la autonomía negocial del art. 1255 del Código Civil aplicable a los préstamos, y, en general, a cualesquiera operación de crédito «sustancialmente equivalente» al préstamo.

Dispone la Ley 23 de julio de 1908 en su art. 1º que: «será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquel leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

En cuanto a la interpretación que haya de darse a dicho precepto, en la pre citada Sentencia del Pleno del Tribunal Supremo se razona que: «A partir de los primeros años cuarenta, la jurisprudencia de esta Sala volvió a la línea jurisprudencial inmediatamente posterior a la promulgación de la Ley de Represión de la Usura, en el sentido de no exigir que, para que un préstamo pudiera considerarse usurario, concurrieran todos los requisitos objetivos y subjetivos previstos en el art. 1 de la ley.

Por tanto, y en lo que al caso objeto del recurso interesa, para que la operación crediticia pueda ser considerada usuraria, basta con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la ley, esto es, «que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», sin que sea exigible que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

Cuando en las sentencias núm. 406/2012, de 18 de junio, y 677/2014 de 2 de diciembre, exponíamos los criterios de «unidad» y «sistematización» que debían informar la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, nos referíamos a que la ineficacia a que daba lugar el carácter usurario del préstamo tenía el mismo alcance y naturaleza en cualquiera de los supuestos en que el préstamo puede ser calificado de usurario, que se proyecta unitaria mente sobre la validez misma del contrato celebrado.

Pero no se retornaba a una jurisprudencia dejada atrás hace más de setenta años, que exigía, para que el préstamo pudiera ser considerado usurario, la concurrencia de todos los requisitos objetivos y subjetivos previstos en el párrafo primero del art. 1 de la Ley».

Dicho lo anterior la misma Sentencia, dictada en relación a un crédito «revolving» como el que nos ocupa, se refiere al concepto de «interés notablemente superior» y para integrarlo recurre a dos reglas principales: 1) que el porcentaje que ha de tomarse en consideración no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE).

2) que el interés con el que ha de realizarse la comparación es el «normal del dinero», señalando que «Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.)».

En el caso analizado y a la vista de que el contrato según la demandante se celebró con fecha 5 DE MAYO DE 2016 , (documento nº2 de la contestación de la demanda) con un interés del 27,24 TAE consideró que es un préstamo «revolving» , se trataba de un interés notablemente superior por cuanto excedía del doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo en la época en que se había concertado.

Desde enero de 2010 el Banco de España, a raíz de la Circular 1/2010, justificó la necesidad de que las tarjetas de pago aplazado contaran con sus propias estadísticas.

Conforme a las mismas, los tipos medios de las tarjetas de pago aplazado se sitúan en los siguientes tantos por ciento, Año 2010, 19,32%, Año 2011, 20;45%; Año 2012, 20,90%; Año 2013, 20,68%; Año 2014, 21,17%; Año 2015, 21,13%; Año 2016, 20,84%; Año 2017, 20,80%; Año 2018, 19,98%; Año 2019, 19,67%; Año 2020, 18,10% (Nov.) y 18,06% (Dic.); Año 2021, el más bajo 17,71% (Sep), y el más alto 18,51% (Nov.).

Pues bien, en el presente caso, en el contrato de tarjeta, se prevé una TAE del 27,24 TAE y siendo el 19,98 % anual, como señala el Tribunal Supremo ya un interés muy elevado lo que no permite fijar un porcentaje de superación de entidad, en ningún caso superior a un punto, conforme criterio que reiteradamente viene aplicando este Tribunal, se ha de concluir que el interés del 27,24 TAE anual es un «interés notablemente superior» al de la referencia (19,98% en el año 2018).

En consecuencia, procede apreciar el carácter usurario del interés remuneratorio establecido en el contrato objeto de este procedimiento, lo que conlleva su nulidad, que, como dice la expresada STS de 25 de noviembre de 2015 Jurisprudencia citada STS, Sala de lo Civil, Sección 991ª, 25-11-2015 (rec. 2341/2013) , «ha sido calificada por esta Sala como «radical , absoluta y originaria, que no admite convalidación confirmatoria, porque es fatalmente insubsanable, ni es susceptible de prescripción extintiva» sentencia núm. 539/2009, de 14 de julio Jurisprudencia citada STS, Sala de lo Civil, Sección 1ª, 14-07-2009 (rec. 325/2005) «.

En cuanto a las consecuencias de dicha nulidad son las previstas en el art. 3 de la Ley de Represión de la Usura , esto es, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida, lo que en el supuesto aquí analizado conlleva la obligación de la demandada de devolver al actor lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado, según se determine en ejecución de sentencia, teniendo en cuenta las liquidaciones y extractos mensuales remitidos al cliente desde la fecha de suscripción del contrato hasta última liquidación practicada, más los intereses legales desde la fecha de la interpelación judicial.

Se exige también que se trate de un interés «manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», estableciendo que dicha desproporción se presume concurrente en los préstamos al consumo salvo que la entidad financiera que concede el crédito «revolving» acredite la concurrencia de circunstancias excepcionales.

Cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación especialmente lucrativa pero de alto riesgo, está justificado que quien le financia, al igual que participa del riesgo, participe también de los altos beneficios esperados mediante la fijación de un interés notablemente superior al normal).

En definitiva, las peculiaridades que ofrece este tipo de créditos «revolving», las que señala la entidad demandada, no justifican tampoco el establecimiento de un tipo de interés remuneratorio como el aquí aplicado del 27,24 TAE conforme se establece en la contestación de la demanda no existe duda es anormalmente alto, en cuanto supera el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo en la época en que se concertó el contrato.

La existencia de diferentes productos financieros de crédito al consumo y la peculiaridad que respecto de ellos ofrece la línea de crédito «revolving», no puede justificar ni amparar un tipo de interés como el aquí aplicado.

En todo caso, como también señala el Tribunal Supremo, el que de ello pudiera resultar un interés superior al que puede considerarse normal o medio en el mercado, no puede justificar una elevación del tipo de interés, tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que existía en el supuesto que contemplaba el Tribunal Supremo, que era el mismo que el aquí contemplado.

Siendo de aplicación al caso, la doctrina de la referida sentencia del Tribunal Supremo, procede apreciar el carácter usurario del interés remuneratorio establecido en el contrato objeto de este procedimiento, lo que conlleva su nulidad, que, como dice la expresada STS de 25 de noviembre de 2015, «ha sido calificada por esta Sala como «radical, absoluta y originaria, que no admite convalidación confirmatoria, porque es fatalmente insubsanable, ni es susceptible de prescripción extintiva» sentencia núm. 539/2009, de 14 de julio».

Posteriormente por la sentencia de fecha 4 de marzo de 2020.

En cuanto a las consecuencias de dicha nulidad son las previstas en el art. 3 de la Ley de Represión de la Usura, esto es, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida, lo que en el supuesto aquí analizado conlleva la obligación de la demandada de devolver a la parte actora lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado, según se determine en ejecución de sentencia, teniendo en cuenta las liquidaciones y extractos mensuales de la tarjeta de crédito remitidos al cliente desde la fecha de suscripción del contrato hasta última liquidación practicada.

“Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado”.

Así pues, procede la estimación de la demanda.. TERCERO.- Más los intereses legales desde la fecha de la interpelación judicial de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1100,1101 y 1108 del Código Civil.

CUARTO.- Dada la estimación total de la demanda, las costas se imponen a la parte demandada de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 394 de la LEC.

Dado que no existen dudas en el presente juicio y es clara la sentencia del Tribunal Supremo al respecto. VISTOS los preceptos legales citados, y demás de general y pertinente aplicación.

FALLO

Que estimando la demanda presentada por la representación procesal de debo declarar y declaro la nulidad del contrato de crédito revolving de fecha 5 DE MAYO DE 2016, y condeno a la mercantil Wizink Bank, S.A. a devolver a la parte demandante la cantidad que exceda del total del capital que le haya prestado, tomando en cuenta el total de lo percibido por todos los conceptos cargados y percibidos al margen de dicho capital y que ya hayan sido abonados por el demandante, con ocasión del citado documento o contrato.

Según se determine en ejecución de sentencia, teniendo en cuenta las liquidaciones y extractos mensuales de la tarjeta de crédito remitidos al cliente desde la fecha de suscripción del contrato hasta última liquidación practicada.

Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, la prestataria estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado.

Más los intereses legales desde la fecha de la interpelación judicial.

Se imponen las costas causadas a la mercantil Wizink Bank, S.A.

Así por esta sentencia lo pronuncio, mando y firmo.

El/la Juez/Magistrado/a Juez.

Por luis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *