TOTAL RECUPERADO

4.497.917,64 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Un Juzgado condena a Cofidis a la devolución de 252,67 € a un usuario de EZ y declara la nulidad de su contrato de crédito por usura

Un Juzgado condena a Cofidis a la devolución de 252,67 € a un usuario de EZ y declara la nulidad de su contrato de crédito por usura

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 5 de Alcorcón condena a Cofidis S.A. a la devolución de 252,67 € a un usuario de EZ tras declarar nulo el contrato de crédito suscrito entre las partes por usurario

En el presente caso, se suscribió entre las partes, en fecha 16/05/2017, un contrato de crédito revolving en el que se interpuso una TAE del 24,51 % .

El tipo de interés aplicado como tipo normal para créditos al consumo firmados en mayo de 2017 era del 8,77 % TAE, por lo que, en el presente caso, el tipo remuneratorio pactado es notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso.

Ante lo expuesto, cabe estimar la demanda por considerarse el contrato litigioso usurario y, por ello, nulo.

La Magistrada del caso, estima la demanda formulada frente a Cofidis S.A, Sucursal en España y en consecuencia, declara la nulidad del contrato de crédito con fecha 16/05/2017 por usura, condenando a la entidad crediticia a que devuelva a la actora la cantidad pagada por ésta que haya excedido del total del capital efectivamente prestado, más intereses legales desde la fecha de su desembolso, cantidad que asciende a 252,67 €.

Las costas judiciales son impuestas a la parte demandada.

El Letrado D. Miguel Ángel Correderas García, colaborador de Economía Zero, ha sido el encargado de llevar a cabo la defensa del caso.

!!! RECLAMA CON ECONOMÍA ZERO LA NULIDAD DE TU LÍNEA DE CRÉDITO DE COFIDIS Y RECUPERA TU DINERO !!!

Si tienes o has tenido una línea de crédito de Cofidis, Cetelem, etc. o una tarjeta de crédito de Caixabank, Carrefour, Banco Santander o una entidad similar, es muy posible que te hayan impuesto intereses usurarios.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar tu dinero.

Si quieres resolver tus dudas y recibir asesoramiento personalizado, ponte en contacto con nosotros.

Nuestro equipo de expertas estudiará tu caso de manera totalmente gratuita para que puedas recuperar tu dinero.


JUZGADO DE 1ª INSTANCIA E INSTRUCCIÓN Nº 05 DE ALCORCÓN

Procedimiento: Procedimiento Ordinario 47/2019

Materia: Contratos bancarios

Demandante: Dña. XXXXXX
PROCURADOR Dña. XXXXXX

Demandado: COFIDIS, S.A. SUCURSAL EN ESPAÑA
PROCURADOR D. XXXXXX

SENTENCIA Nº 85/2019

JUEZ/MAGISTRADO- JUEZ: Dña. XXXXXX
Lugar: Alcorcón
Fecha: treinta y uno de julio de dos mil diecinueve

Habiendo visto S.Sª Dña. XXXXXX, Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 5 de Alcorcón, los presentes autos de Juicio ordinario, sobre acción de nulidad de contrato de préstamo, promovidos a instancia de Dña. XXXXXX, representada por la Procuradora Dña. XXXXXX, bajo la dirección técnica del Letrado D. Miguel Ángel Correderas García, frente a COFIDIS S.A, SUCURSAL EN ESPAÑA, representada por el Procurador D. XXXXXX, bajo la dirección técnica de la Letrada Dña. XXXXXX.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que con fecha de 23-01-2019 tuvo entrada en este Juzgado demanda de juicio ordinario presentada por Dña. XXXXXX frente a COFIDIS S.A, en la que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimaba aplicables, terminó por suplicar «se dicte sentencia, por la que, con carácter principal:

1.- Declare la nulidad del contrato de crédito de fecha 16-05-2017 por tipo de interés usurario, y

2.- condene a la entidad crediticia demandada a que devuelva a mi mandante la cantidad pagada por éste, por todos los conceptos, que haya excedido del total del capital efectivamente prestado o dispuesto, más intereses legales y costas debidas.

Con carácter subsidiario:

1.- Declare la nulidad de la cláusula de intereses remuneratorios por falta de incorporación y transparencia; de la cláusula de penalización por vencimiento anticipado; así como demás cláusulas abusivas contenidas en el título, apreciadas de oficio; con los efectos restitutorios que procedan; más intereses legales y costas debidas”.

SEGUNDO.- Que por decreto de 01-02-2019 se acuerda la admisión a trámite de la demanda, confiriendo a la parte demandada un plazo de veinte días hábiles para comparecer y contestar, lo que se verificó en tiempo y forma por escrito que tuvo entrada con fecha de 12-03-2019, por el que interesa se dicte sentencia desestimatoria de todos los pedimentos, con imposición de costas a la parte actora.

TERCERO.- Que verificado lo anterior, y resuelta la solicitud de suspensión por prejudicialidad, se citó a las partes a audiencia previa, en la que no alcanzándose un acuerdo, las partes se ratificaron en sus respectivos escritos, con proposición de prueba y admisión de la considerada pertinente, señalando día para la celebración de vista.

CUARTO.- Que al no poderse citar al testigo propuesto por la parte actora, se acordó dar el trámite de conclusiones por escrito y verificado el mismo presentando ambas partes sus escritos, se declararon los autos conclusos para sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Por la parte actora, Dña. XXXXXX, se formula demanda de juicio ordinario frente a COFIDIS S.A, ejercitando de forma principal acción de nulidad de contrato de crédito suscrito entre las partes con fecha 16-05-2017 (documento nº 3 de la demanda) por ser usurario el tipo de interés remuneratorio pactado (TAE 24,51 %), y solicitando se condene a la entidad demandada a que reintegre a la parte actora la cantidad que, por todos los conceptos, haya excedido del total del capital prestado.

Con carácter subsidiario, se ejercita acción de nulidad de la cláusula de intereses remuneratorios por falta de incorporación y transparencia y de la cláusula de penalización por vencimiento anticipado, así como demás cláusulas abusivas contenidas en el título, apreciadas de oficio, con los efectos restitutorios que procedan.

Se dice en el escrito de demanda que con fecha de 16-05-2017 se suscribe entre las partes un contrato de cuenta permanente o “revolving” ( que no de tarjeta de crédito).

Con fecha de 16-05-2017 la demandante firma en un establecimiento comercial “Global del libro y del menaje S.L.U” un contrato de compraventa de varios productos de consumo por un importe total de 1.404 euros, y la financiación del pago del precio en 36 cuotas mensuales por un importe de 39 euros cada una. No se aplicaba ningún tipo de interés.

En el mismo contrato de compraventa con pago del precio financiado, figuraban las condiciones de un contrato de cuenta permanente ( documentos nº 3 y 4 de la demanda).

Dice que con posterioridad a la firma del contrato (en enero de 2018, concreta la demandada), COFIDIS se puso en contacto telefónico con la demandante para decirle que tenía preconcedido un crédito por importe de 4.000,00 euros, aceptando, también por teléfono, la Sra. XXXXXX su concesión, porque pensaba que era con las mismas condiciones económicas que la financiación de la compra anterior.

Le resultó por ello “sorpresivo” que después le aplicasen un tipo de interés remuneratorio de un TAE 24,51 %. Considera la parte actora que estamos ante un interés usurario (art. 1 LRU) y que por ello debe ser declarado nulo, teniendo en cuenta los tipos normales o habituales para este tipo de operaciones, sirviendo de referencia los que publican las estadísticas del Banco de España (documentos nº 5 a 7 de la demanda). Invoca a su favor la doctrina sentada con la STS de 25-11-2015.

Asimismo, defiende la parte actora que la cláusula que fija el tipo de interés, así como la que fija una cláusula penal de un 8 % sobre el capital pendiente de amortizar, son cláusulas redactadas de forma unilateral e impuestas por COFIDIS, sin ningún tipo de negociación con el cliente.

La entidad demandada se opone a todas las acciones ejercitas de contrario, sosteniendo la validez y eficacia del contrato suscrito entre las partes.

Distingue el momento de la perfección del contrato de compraventa con pago del precio financiado, 16-05-2017, con el momento de la perfección del contrato de cuenta permanente o “revolving”, 09-01-2018 (documento nº 7 de la contestación).

Niega que estemos ante un interés remuneratorio “usurario”, debiendo valorarse las circunstancias del caso, y fijar la referencia a los tipos normales de interés para este tipo de operaciones publicados en las estadísticas del Banco de España en enero de 2018, así como los tipos aplicados por las distintas entidades de crédito y bancarias (documentos nº 13 a 16 del escrito de contestación).

Por otra parte, defiende la demandada que las cláusulas del contrato son claras y comprensibles.

Y que en este caso la demandante amortizó por completo el préstamo antes de presentar la demanda en el mes de abril de 2018, fijando la cuantía de un posible perjuicio en 252,67 euros, diferencia entre el límite máximo concedido de 4.000 euros y los 4.252,67 euros abonados con intereses (documento nº 11 de la contestación).

SEGUNDO.- El crédito “revolving” es aquel por el que la entidad financiera pone a disposición del prestatario una cantidad de dinero que puede ir usando conforme a sus necesidades y devolviendo las disposiciones mediante mensualidades, consistentes en un porcentaje sobre el total que han puesto a su disposición.

La parte abonada destinada a amortizar el capital dispuesto revierte a su vez ampliando de esta manera el disponible del crédito dentro del límite total pactado.

Por otra parte, el art. 1 de la Ley de 23 de julio de 1908 de Represión de la Usura, establece que:

«Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

Y el art. 9 LRU dice que: «Lo dispuesto por esta Ley se aplicará a toda operación sustancialmente equivalente a un préstamo de dinero, cualesquiera que sean la forma que revista el contrato y la garantía que para su cumplimiento se haya ofrecido«.

La STS de 25/11/2015 de referencia en esta materia, al haber declarado el carácter usurario de un crédito “revolving” concedido a un consumidor en el que se había pactado un tipo de interés remuneratorio del 24,6 % TAE, dice en su Fundamento de Derecho Tercero:

[… El interés con el que ha de realizarse la comparación es el “normal del dinero”. No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés “normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia» (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre).

Para establecer lo que se considera “interés normal” puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.).

Esa obligación informativa de las entidades tiene su origen en el artículo 5.1 de los Estatutos del Sistema Europeo de los Bancos Centrales y del Banco Central Europeo (BCE), que recoge la obligación de este último, asistido por los bancos centrales nacionales, de recopilar la información estadística necesaria a través de los agentes económicos.

Para ello, el BCE adoptó el Reglamento (CE) nº 63/2002, de 20 de diciembre de 2001, sobre estadísticas de los tipos de interés que las instituciones financieras monetarias aplican a los depósitos y a los préstamos frente a los hogares y a las sociedades no financieras; y a partir de ahí el banco de España, a través de su Circular 4/2002, de 25 de junio, dio el obligado cumplimiento al contenido del Reglamento, con objeto de poder obtener de las entidades de crédito la información solicitada”.

En el caso que nos ocupa, hay que decir, en primer término, que el momento de perfección del contrato “revolving” y por ello de referencia para valorar si a la indicada fecha estamos o no ante un interés usurario, es la fecha de la firma del contrato el 16-05-2017, y no el 09-01-2018, como sostiene la parte demandada.

Y ello por cuanto ya en el contrato firmado el 16-05-2017 se establecían las condiciones particulares de la cuenta permanente.

En concreto, en la condición particular 5 se decía que:

«Coste del crédito: El tipo de interés remuneratorio será el indicado en el anverso del contrato dependiendo del importe dispuesto de la línea de crédito y del plazo de amortización”.

Y en el anverso se establece que: «Además del préstamo mercantil, el/los titular/es están contratando una línea de crédito permanente que se rige por las condiciones generales que se acompañan; la misma podrá ser activada durante la vigencia del préstamo mercantil o con posterioridad, siempre que se cumplan los requisitos de aceptación de Cofidis vigentes en cada momento.

El coste de la línea de crédito será el siguiente:

1.- Para saldos pendientes de hasta 6.000 euros se aplicará un tipo deudor anual del 22,12 %.

2.- Para saldos pendientes superiores a 6.000 euros e inferiores o iguales a 9000 euros, el tipo deudor anual será del 15,76 %.

3.- Para saldos pendientes superiores a 9000 euros, el tipo deudor anual será del 10,44 %.

El coste del crédito comprende los intereses devengados por el capital utilizado. La TAE oscilará entre el 24,51 % y el 10,95 %, dependiendo del importe dispuesto de la línea de crédito y del plazo de amortización.

En caso de que la línea de crédito no sea utilizada, no generará coste alguno para los titulares”.

Que con posterioridad, en concreto, COFIDIS confirmase la operación de cuenta permanente ingresando en la cuenta del cliente el 08-01-2018 la suma de 4.000 euros y remitiese al cliente comunicación escrita de 09-01-2018 (documentos nº 6, 7 y 8 de la contestación), no significa que el contrato se perfeccionase en esta última fecha, toda vez que las condiciones económicas esenciales del contrato ya estaban fijadas, “sin que pueda dejarse la validez y cumplimiento de los contratos al arbitrio de uno de los contratantes” ( art. 1.256 CC).

TERCERO.- Establecido lo anterior, para determinar si estamos o no ante un interés usurario, debe valorarse si el pactado es notablemente superior al normal o habitual para este tipo de operaciones según las circunstancias del caso.

En el presente caso estamos ante un crédito de 4.000 euros, en el que se pacta un plazo de amortización en 41 mensualidades por importe de 140,00 euros cada una, y con un TAE de un 24,51 % (documento nº 7 del escrito de contestación).

Teniendo en cuenta el importe del crédito, que no es excesivo, sí se considera manifiestamente elevado el coste del crédito y por ello injustificado.

Hay que tener presente el criterio fijado por la única sentencia del Tribunal Supremo hasta la fecha de referencia por tratar de forma directa un caso de cuenta permanente con un interés usurario, la antes citada de 25-11-2015, por la que se establece que se puede tomar como referencia para saber si es o no usurario el tipo de interés que figure en las estadísticas que publica el Banco de España.

En este caso, se aporta como documento nº 5 de la demanda la tabla de tipos de interés activos y pasivos publicados por las entidades de crédito del año 2017, y en la misma figura como tipo normal para créditos al consumo firmados en mayo de 2017, un TAE de 8,77.

De lo que se deduce que en el presente caso el pactado es notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso.

Asimismo, decir que en el caso que nos ocupa no está probado pese a lo alegado por la parte demandada, que haya sido un contrato con tarjeta de crédito.

Extremo este negado por la parte demandante, que afirma que no le fue entregada ninguna tarjeta. Y de la documentación aportada por la parte demandada, en concreto del extracto histórico de movimientos (documento nº 11 de la contestación) no se desprende la utilización de tarjeta de crédito.

La matización tiene su importancia, puesto que el tipo de referencia es distinto. Y según la consulta realizada por la parte actora al Banco de España y que fue debidamente contestada, los créditos revolving instrumentados a través de una línea de crédito, deben tomar como referencia el tipo aplicado a “Descubiertos y líneas de crédito” y no el aplicado a “Tarjetas de crédito con pago aplazado”.

En atención a lo expuesto, cabe estimar la demanda en su petición principal.

CUARTO.- Se imponen las costas a la parte demandada (art. 394.1 LEC).

VISTOS, los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Que debo estimar y ESTIMO la demanda formulada por Dña. XXXXXX, representada por la Procuradora Dña. XXXXXX, frente a COFIDIS S.A, SUCURSAL EN ESPAÑA, representada por el Procurador D. XXXXXX; en su consecuencia, debo declarar y declaro la NULIDAD del contrato de crédito de fecha 16-05-2017 por tipo de interés usurario, y debo condenar y CONDENO a la entidad crediticia demandada a que devuelva a la demandante la cantidad pagada por ésta, por todos los conceptos, que haya excedido del total del capital efectivamente prestado o dispuesto, más intereses legales desde la fecha de su desembolso.

Se imponen las costas a la parte demandada.

Esta resolución no es firme, frente a ella cabe interponer RECURSO DE APELACIÓN en el plazo de veinte días hábiles a contar desde su notificación a las partes.

Para la interposición del recurso de apelación es necesario la constitución de un depósito por importe de XX euros, excepto en los casos que establezca la normativa especial sobre Asistencia Jurídica Gratuita, debiendo ser ingresado en la cuenta de consignaciones y depósitos de este Juzgado nº XXXXXX-nº de procedimiento-año de procedimiento, debiendo igualmente reseñarse el tipo de recurso a que se refiere, la clase y fecha de la resolución recurrida.

PUBLICACIÓN.- La anterior resolución fue leída y publicada en el día de su fecha. Doy fe.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>