¿Te han incluido indebidamente en ASNEF?

TOTAL RECUPERADO
16.366.961 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Querido ministro Wert – Carta de una madre al ministro #SinWERTgüenza

Carta de una madre al ministro #SinWERTgüenza

Querido ministro Wert:

Me presento, soy una de esas madres radicales extremistas y antisistema que mañana han decidido no llevar a sus hijos al colegio.

Aunque usted piense que soy «contraria a la obligación que tienen los padres de procurar la mejor educación para sus hijos», es precisamente mi preocupación ante la caída en barrena del sistema educativo del que forman parte mis pequeños lo que me impulsa a secundar la huelga convocada por la peligrosísima confederación de padres CEAPA.

Antes de seguir, reconozco que soy una privilegiada porque puedo permitirme dejar a mis hijos con alguien en casa mientras trabajo. Muchos padres no tienen esa posibilidad, lo que, siguiendo el silogismo de su jefe, Rajoy, sobre la «mayoría silenciosa que no se manifiesta», significaría que todos los que lleven al colegio mañana a sus hijos están de acuerdo con los recortes -más de 5.000 millones de euros desde 2010- en un sector, el educativo, que debería estar especialmente protegido.

Pienso en familias de compañeros de David y Natalia en el colegio público de San Blas (Madrid) al que van, que no protestarán pese a haberse quedado sin becas de comedor o de libros. No se equivoque, señor Wert, no es que renuncien felizmente a ese importe en aras de un interés mayor, como es salvar a los bancos. Es que no pueden faltar a sus trabajos en la peluquería, la obra o limpiando casas.

Puede que ni se hayan enterado de que se ha convocado una huelga. Pero todos se rascan el bolsillo para pagar los libros de texto, el dinero de la cooperativa para material escolar o las cada vez más escasas excursiones, que también son formativas. Puede que sea porque, después de todo, se preocupan por la educación de sus hijos.

Señor Wert, basta. Basta de tratarnos a los padres como a estúpidos con consejos como «reutilizar los libros» si no podemos pagarlos. Como si no se nos hubiera ocurrido. Como si siempre fuera posible. O con eufemismos como que «el número de alumnos por clase no aumenta, se flexibiliza». Entonces, ¿por qué no lo flexibilizamos, pero a la baja? Ah, que no pasa nada, que según los estudios de la OCDE, solo se pierde eficacia en grupos de más de 45 o 50 alumnos, o sea que tenemos todavía mucho margen de flexibilidad.

Basta de recortar en profesorado. Basta de segregar a los que se quedan rezagados. Basta de fomentar la desigualdad reduciendo becas y subiendo tasas. Si realmente le interesa mejorar la competitividad de las futuras generaciones y sacarnos del primer puesto en fracaso escolar en Europa, recuerde que los sistemas educativos más exitosos en el informe Pisa tienen en común la calidad y formación de sus profesores y la intervención temprana para que ningún niño se quede atrás.

Basta de buscar titulares y crear polémicas. Basta de desunir y provocar en vez de buscar consensos. Basta de utilizar la educación de nuestros hijos como instrumento para imponer su ideología. Haga su trabajo, procure que el sistema educativo sea el mejor posible para todos, hasta para los que le critican. No es su futuro, señor Wert, el que está en juego. Es el nuestro.

1 comentario para Querido ministro Wert – Carta de una madre al ministro #SinWERTgüenza

  • Las verdades ofenden.

    A la autora de este artículo:

    ¿Acaso ud. no entiende que el dinero no es gratuito, y que el Estado ya no puede endeudarse más, porque en caso contrario quebraría, no podría devolver la deuda y, como consecuencia, los inversores ya no confiarían para prestarlo e incluso podrían dejar de proporcionar recursos aún más imprescindibles para sostener la mayor parte de la actividad económica como por ejemplo el petróleo, del que la informo si no lo sabía que necesitamos importar prácticamente el 100%?

    Es hora de que empiece a entender que ahora es el momento de comenzar a ser cada vez menos dependiente de papá Estado y madurar de una vez por todas, asumir los despilfarros en los que todos los agentes económicos han incurrido y no solo los políticos y los banqueros, y dejemos de patalear y llorar como niñatos caprichosos, y empecemos a ahorrar y dejar de gastar en cualquier producto innecesario que nos metan por los ojos a través de la publicidad. Es hora de que aprenda de una vez por todas que en este mundo nada es gratuito, y de que se conciencie de que ya no le van a ayudar económicamente solo por su cara bonita. ¿O acaso ud. está dispuesta a trabajar gratuitamente? Toda aportación requiere una compensación como contrapartida.

    Si no quiere entender esto, lo cual es evidente, entonces es que no quiere asumir la realidad, sino que vive apegada a una utopía, a un mundo de fantasía.

    Atentamente,

    La realidad

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

  

  


Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>