TOTAL RECUPERADO

4.211.614,06 €

Hucha de reclamaciones de EZ

BBVA condenado a la nulidad de una tarjeta revolving por aplicar un tipo de interés usurario del 24,6 %

BBVA condenado a la nulidad de una tarjeta revolving por aplicar un tipo de interés usurario del 24,6 %

BBVA es condenado por el Juzgado de Primera Instancia Nº 9 de Bilbao a la nulidad de un contrato de tarjeta revolving por aplicar un tipo de interés usurario del 24,60 % TAE.

Las partes pactaron un contrato de tarjeta revolving con fecha 20 de abril de 2007 en el que se estipuló una TAE del 24,60 %, siendo el tipo de interés máximo del 21,42 % y el tipo mínimo del 17,64 % en las operaciones de crédito revolving en España en las fechas del contrato.

Ante lo expuesto, debe concluirse que el interés remuneratorio fijado en el contrato de autos resulta notablemente superior al normal del dinero, lo que conlleva la nulidad del contrato.

La Magistrada del caso estima la demanda íntegramente contra Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A. (BBVA), por la que declara la nulidad del contrato de tarjeta de crédito suscrito por las partes por existir un interés remuneratorio usurario.

Asimismo, condena a la entidad demandada a la devolución a la actora de las cantidades por ella abonadas durante la vida del crédito, que excedan del capital dispuesto o prestado, así como al abono de las costas derivadas del procedimiento judicial, sin que contra la resolución dictada quepa recurso alguno.

El presente caso ha sido llevado a cabo por la colaboradora de Economía Zero Dña. Azucena Natalia Rodríguez Picallo.

!!!! RECLAMA CON ECONOMÍA ZERO TU CONTRATO REVOLVING DE BBVA Y RECUPERA TODO TU DINERO !!!!

Si tienes o has tenido una tarjeta revolving de BBVA, Bankinter, Banco Santander o cualquier otra entidad o un préstamo rápido de Vivus, Zaplo, etc., es muy posible que te hayan impuesto intereses usurarios.

Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving” para saber qué tienes que hacer para recuperar todo tu dinero.

Nuestra labor está abalada por la satisfacción de cientos de clientes. Contamos con más de 7 años de experiencia en la reclamación de intereses de usura y más de 3.500.000 € recuperados.

Si quieres resolver tus dudas y recibir asesoramiento personalizado, ponte en contacto con nosotros.


JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 9 DE BILBAO BILBOKO LEHEN AUZIALDIKO 9 ZENBAKIKO EPAITEGIA

Juicio verbal/Hitzezko judizioa 1041/2019 – E

SENTENCIA Nº 163/2020

JUEZ QUE LA DICTA: Dña. XXXXXX
Lugar: Bilbao
Fecha: veintidós de julio de dos mil veinte

PARTE DEMANDANTE: Dña. XXXXXX
Abogada: Dña. AZUCENA NATALIA RODRIGUEZ PICALLO
Procuradora: Dña. XXXXXX

PARTE DEMANDADA: BANCO BILBAO BIZKAIA ARGENTARIA S.A. Abogado: D. XXXXXX
Procurador: D. XXXXXX

OBJETO DEL JUICIO: NULIDAD DE CONTRATO

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.– La procuradora Dña. XXXXXX presentó escrito de demanda de procedimiento ordinario frente a BBVA S.A. en base a los hechos y fundamentos de derecho que estimaba aplicables al caso, para terminar suplicando que previos los trámites necesarios se dicte en su día sentencia estimatoria, acordando que:

1.- Con carácter principal, se declare la nulidad por usura del contrato de tarjeta «A tu Ritmo« con nº XXXXXX (nº de tarjeta XXXXXX), suscrito entre la demandante y la demandada el día 20 de abril de 2007, condenando a la entidad demandada a restituir a la actora la suma de las cantidades percibidas en la vida del crédito que excedan del capital prestado a la demandante, más los intereses legales devengados de dichas cantidades.

2.- Con carácter subsidiario a lo anterior, se declare:

– La nulidad por abusiva -por no superar ni el control de inclusión ni el de transparencia- de la cláusula de intereses remuneratorios del contrato de tarjeta arriba mencionado, condenando a la entidad demandada a restituirle a la actora la totalidad de los intereses remuneratorios abonados, más los intereses legales devengados de dichas cantidades, pagando las cuotas pactadas que resten, sin aplicación de interés alguno.

– La nulidad de la cláusula comisión por reclamación de posiciones vencidas del contrato de la tarjeta, y se condene a la entidad demandada a restituirle a la actora la totalidad de las comisiones cobradas, más los intereses legales devengados de dichas cantidades.

Todo ello con condena a la demandada al pago de las costas procesales

Tras los trámites legales correspondientes se acordó seguir las actuaciones por las reglas del juicio verbal (250.2.2 y 254.1 de la LECn).

Admitida a trámite la demanda de juicio verbal se acordó el emplazamiento de la demandada por diez días.

SEGUNDO.- Dentro del plazo concedido la demandada procedió a contestar a la demanda, solicitando se dicte sentencia por la que se desestime la demanda, en base a los motivos que constan en el escrito presentado.

TERCERO.- De la contestación se dio traslado a la actora, solicitándose por ésta la no celebración de vista.

No habiendo interesado ninguna de las partes la celebración de vista, pasaron las actuaciones a la Juzgadora, la cual tampoco consideró necesaria su celebración, por lo que quedaron los autos conclusos para dictar sentencia.

CUARTO.- En la sustanciación de las actuaciones se han observado las prescripciones legales aplicables al caso.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Solicita la actora, XXXXXX, que se declare la nulidad por usura del contrato de tarjeta “A tu ritmo” con nº XXXXXX (nº de tarjeta XXXXXX) suscrito el 20 de abril de 2007 con la entidad Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A., y subsidiariamente, que se declare que la nulidad de la cláusula del interés remuneratorio y de la cláusula de comisión por reclamación de posiciones vencidas, por abusivas.

E interesa la parte actora que se condene a la entidad demandada a fin de que reintegre a la actora la suma de las cantidades percibidas en la vida del crédito que excedan del capital prestado a la demandante, más los intereses legales devengados de dichas cantidades y, en el segundo supuesto, el total abonado por los conceptos declarados nulos, más los intereses legales devengados de dichas cantidades, pagando las cuotas que resten, sin aplicación de interés alguno.

La demandada se ha opuesto a la estimación de la demanda con base en distintos argumentos, que pueden resumirse de la siguiente forma:

a) La tarjeta “revolving” se diferencia de las tarjetas de crédito “tradicionales” en su sistema de pago ya que se basa en pagos aplazados a través de una cuota fija mensual o con un porcentaje de deuda, además de que a medida que la deuda está siendo saldada, ese dinero vuelve a estar disponible para que el titular haga uso de él.

La actora optó por la modalidad de pago fijo, estableciendo una cuota de 50 € mensuales; cuotas compuestas de capital e intereses, extremo que conocía perfectamente, pues ha venido utilizando la tarjeta objeto de litigio, y variando la cuota fija, durante diez daños (habiéndole comunicado el Banco, inicialmente por correo ordinario, y posteriormente a través del portal de Banca electrónica, las modificaciones en las condiciones del contrato efectuadas unilateralmente por la entidad);

b) Los tipos medios analizados de adverso resultan irrelevantes para el objeto del pleito, y el interés aplicado en el presente supuesto (24,60 %) no puede considerarse usurario, teniendo en cuenta además que esta TAE incluye las comisiones pactadas;

c) Las condiciones del contrato, tipos de interés y cuotas, están claramente recogidas en el contrato aportado de contrario, y la actora fue informada de forma previa a la contratación.

SEGUNDO.- Como se ha expuesto más arriba, la parte actora solicita, con carácter principal, que se declare la nulidad del contrato de tarjeta de crédito de acuerdo con la Ley de Represión de la Usura de 23 de julio de 1908 y la condena de la demandada al reintegro de las cantidades percibidas en la vida del crédito que excedan del capital que le haya prestado a la demandante, más los intereses legales devengados de dichas cantidades.

La Ley de 23 de julio de 1908, en su artículo 1, tiene por nulo el préstamo para el que:

«Se estipula un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino» -adjetivaciones que encierran referencia a lo que es descarado en lo desmesurado en grado sumo- llegando a suponer que fue aceptado en situación angustiosa, de inexperiencia o de limitación mental porque en la normalidad del aceptante produciría inmediato rechazo.

Y en el párrafo segundo del precitado artículo se dispone que será igualmente nulo el contrato en que se suponga recibida mayor cantidad que la entregada.

Respecto de la primera posibilidad de contrato de préstamo usurario -aquel en que el que se estipula un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso-, que es en la que fundamenta la actora su demanda, debe indicarse que la Ley de Usura es aplicable a los intereses retributivos, pero no a los moratorios que, en principio no son reales, sino que su devengo se produce como sanción (SAP Baleares de 27-5-02), y que la comparación no debe tener lugar con el denominado interés legal, sino con el interés normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad contractual existente en esta materia.

Manifiesta la parte actora que la tasa de interés pactada (TAE del 24,60 %) es muy superior al tipo medio del 9,54 % TAE para los créditos al consumo a la fecha de la firma del contrato (abril de 2007), obrando en la página 4 de la demanda la tabla del tipo de interés aplicado por las entidades de crédito a diversos tipos de operaciones activas y pasivas, aportando también datos estadísticos oficiales obtenido de la página web del Banco de España.

La parte demandada afirma que la comparación debe hacerse con el tipo de interés medio aplicado a las tarjetas de crédito de pago aplazado y que, tal y como se refleja en la tabla que aporta como documento nº 3 con la contestación a la demanda, en el año 2013 (no se han podido obtener datos anteriores sobre este tipo de producto), el tipo medio TEDR (sin incluir comisiones) para este tipo de producto era del 20,68 %, por lo que entiende que el tipo aplicado en el presente supuesto (del 24,60 %) es similar -y además incluye las comisiones pactadas-, por lo que no puede considerarse usurario.

Esta cuestión ha sido recientemente abordada por el Pleno del Tribunal Supremo en su sentencia nº 149/2020, de 4 de marzo, indicando que, primero, la referencia del “interés normal del dinero” que ha de utilizarse para determinar si el interés remuneratorio es usurario debe ser el interés medio aplicable a la categoría a la que corresponda la operación cuestionada, por lo que en dicho caso -al igual que en el presente- el índice a utilizar era el tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving publicado en las estadísticas oficiales del Banco de España, y, segundo, en la determinación de cuándo el interés de un crédito revolving es usuario, la Sala tiene en cuenta que el tipo medio del que se parte para realizar la comparación, algo superior al 20 % anual, es ya muy elevado, razón por la cual una diferencia tan apreciable como la que concurre en el caso entre el índice tomado como referencia en calidad de “interés normal del dinero” y el tipo de interés fijado en el contrato -inicialmente TAE del 26,82 % y a fecha de interposición de la demanda del 27,24 %-, ha de considerarse como “notablemente superior” a dicho índice.

También indica la Sala que han de tomarse además en consideración las circunstancias concurrentes en este tipo de operaciones de crédito, como son el público al que suelen ir destinadas, personas que por sus condiciones de solvencia y garantías disponibles no pueden acceder a otros créditos menos gravosos, y las propias peculiaridades del crédito revolving, en que el límite del crédito se va recomponiendo constantemente, las cuantías de las cuotas no suelen ser muy elevadas, en comparación con la deuda pendiente, pero alargan muy considerablemente el tiempo durante el que el prestatario sigue pagando las cuotas, hasta el punto de que puede convertirle en un deudor “cautivo”, y los intereses y comisiones devengados se capitalizan para devengar el interés remuneratorio.

Por último, la Sala razona que, como ya dijo en su anterior sentencia 628/2015, de 25 de noviembre, no puede justificarse la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito concedidas de modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, porque la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

Aplicando esta doctrina al presente caso, en que la parte demandada en su escrito de contestación no indica cuál era la media del interés remuneratorio pactado en este tipo de operaciones de tarjeta de crédito a la firma del contrato (abril de 2007) pero sí acompaña una tabla de los Boletines Estadísticos del Banco de España (véase documento nº 3 de su escrito de contestación) en la que se aprecia que en el año 2013 dicho interés era del 20,68 % anual, así como una tabla de ASNEF (véase documento nº 5 de su escrito de contestación) que incluye los precios máximos y mínimos del 80 % de las operaciones de crédito revolving en España, de la que resulta que en el año 2008 -el más cercano a la operación de autos- el tipo máximo era del 21,42 % y el tipo mínimo del 17,64 %, debe concluirse que el interés remuneratorio fijado en el contrato de autos, una TAE del 24,60 %, resulta notablemente superior al normal del dinero, sin que por la parte actora se haya alegado la concurrencia de ninguna circunstancia jurídicamente atendible que justifique un interés tan notablemente elevado.

El carácter usurario del contrato conlleva su nulidad y que el prestatario solo esté obligado a entregar la suma recibida (art. 3 de la Ley de Represión de la Usura), con estimación del pedimento principal de la demanda, debiendo concretarse en ejecución de sentencia la cantidad que la parte actora ha abonado de más respecto del capital dispuesto.

TERCERO.- De conformidad con lo dispuesto en el art. 394 de la LEC y visto el sentido de la presente resolución, deben imponerse a la parte demandada las costas procesales causadas en el presente pleito.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por la Procuradora Dña. XXXXXX, en nombre y representación de Dña. XXXXXX, contra BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A., con Procurador D. XXXXXX, debo declarar y declaro la nulidad del contrato de tarjeta de crédito suscrito por las partes en fecha 20/04/2007 por existir un interés remuneratorio usurario, condenando a la entidad demandada:

a) a devolver a la actora las cantidades por ella abonadas durante la vida del crédito, que excedan del capital dispuesto o prestado (a calcular en ejecución de sentencia);

b) a abonar a la parte actora las costas del juicio.

Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

Así por esta sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada fue la anterior sentencia por el/la Sr./Sra. MAGISTRADO(A) que la dictó, estando el/la mismo/a celebrando audiencia pública en el mismo día de la fecha, de lo que yo, el Letrado de la Administración de Justicia doy fe, en Bilbao, a veintidós de julio de dos mil veinte.

4 comentarios para BBVA condenado a la nulidad de una tarjeta revolving por aplicar un tipo de interés usurario del 24,6 %

  • Alex

    Buenas tardes!!

    Tengo contratado una tarjeta revolving con el banco BBVA y creo que tienen intereses abusivos para mí, me gustaría saber que opinan de este producto.

    Por ello, adjunto documentación sobre recibo de la tarjeta y mi DNI.

    • Economía Zero

      Hola Alex

      Nos ponemos en contacto contigo para responder a tu consulta sobre la posibilidad de reclamar esta tarjeta de BBVA.

      En primer lugar, queremos comentarte que para poder iniciar la reclamación judicial de estas tarjetas tienen que tener TAEs superiores al 22,50 % aproximadamente.

      No obstante, dependiendo del año de contratación y de otros factores, la reclamación puede ser viable con TAE por debajo del 22 %. Por ejemplo, pueden existir defectos en la forma de contratación de estos préstamos que pueden determinar también la nulidad del contrato y conseguir un resultado similar al de nulidad por usura (que es el que conseguimos cuando tenemos una TAE superior al 22,50 %). Esto es lo que se llama comúnmente «falta de transparencia en la contratación» y existe cuando desde la entidad emisora no te han informado de cómo funciona la tarjeta, de cuánto ibas a pagar de intereses, del método revolving. También existe cuando no firmaste el contrato, o no te entregaron una copia o han modificado las condiciones del mismo unilateralmente, etc.

      En consecuencia, todo esto podremos conocerlo tras recibir de BBVA la respuesta a la reclamación extrajudicial con la que se inicia cualquier reclamación de tarjeta o préstamo revolving.

      Resumiendo un poco el contenido, mediante este procedimiento lo que conseguimos es que se declare la nulidad del préstamo o la tarjeta que tiene asociados unos intereses (TAE) abusivos.

      La principal consecuencia de la declaración de la nulidad del préstamo o la tarjeta es que, sólo tendrás que devolver al Banco la cantidad que realmente te prestó; anulando por tanto todo lo que hayas pagado en concepto de intereses, comisiones, seguros y cualquier otro cargo que no sea específicamente la devolución del principal del préstamo y anulando también la «supuesta deuda» que el banco dice que aún te queda por pagar. Si se diera el caso de que con tus pagos mensuales, ya has satisfecho el total de la cantidad que realmente te prestaron, cuando se declare la nulidad del préstamo, el banco tendría que devolverte todo lo que hayas pagado de más.

      La estrategia de reclamación que seguimos desde ECONOMÍA ZERO es ocuparnos de toda la reclamación, desde el principio hasta el final. Te explicamos brevemente a continuación:

      1ª. PARTE DE LA RECLAMACIÓN: EXTRAJUDICIAL O PREJUDICIAL.

      En esta primera parte de la reclamación iniciaremos un procedimiento en el que mediante la negociación de nuestros abogados, intentaremos alcanzar un acuerdo con la entidad con el que podamos conseguir que os devuelvan todo el dinero que os han cobrado indebidamente y/o os anulen la deuda que no os corresponda, en un período de tiempo mucho más reducido (aproximadamente 2 meses, frente al mínimo de 9 meses que puede durar el proceso judicial completo).

      Quizás con un ejemplo podamos visualizar mejor los resultados que pretendemos conseguir:

      Si en el momento en que se declarase la nulidad del crédito en el juzgado, la entidad te ha prestado (sumando compras, disposiciones de efectivo y demás) un total de 1.000 € y con la suma de tus pagos mensuales ya les has satisfecho 500 €, deberás devolverles únicamente la diferencia entre estas dos cantidades, es decir, 500 €, ya que solo tendrás que devolverle a la entidad la cantidad que realmente te prestó.

      Si por el contrario, en el momento en que se declarase la nulidad del crédito, te han prestado 1.000 € y con la suma de tus pagos mensuales terminaste por pagar 1.500 €, deberán devolverte la diferencia entre estas dos cantidades, es decir, 500 €, además de anular la deuda que dicen que aún mantienes con ellos.

      En consecuencia, esto es lo que intentaremos conseguir con la negociación que iniciaremos con la entidad, para evitar tener que llegar a la segunda parte de la reclamación.

      Si, efectivamente, con la negociación conseguimos para ti la devolución de todas las cantidades que te han cobrado de forma indebida o conseguimos una devolución que a ti te resulta satisfactoria, terminará aquí el proceso de reclamación.

      Para llevar a cabo este procedimiento extrajudicial os solicitamos los datos del titular/es del crédito/s. Una vez que nos habéis facilitado estos datos, os enviaremos por email dos documentos que debéis imprimir para que podáis firmarlos y devolvérnoslos escaneados también por email. Con estos documentos formalizaremos el encargo del servicio y podremos enviarle a cada entidad la reclamación en vuestro nombre, firmada por uno de nuestros abogados. Además también tendréis que enviarnos escaneada una copia escaneada bien legible del DNI del titular, para adjuntarla con la carta de reclamación que enviaremos a cada entidad de crédito.

      En cuanto recibamos los documentos firmados por el/los titular/es y el DNI escaneado, realizaremos nosotros el envío certificado al Servicio de Atención al Cliente de cada entidad (sin repercutiros por ello coste alguno) e iniciaremos la negociación con la entidad, esperando resolver la reclamación en un plazo aproximado de 2 meses.

      En el momento en que recibamos respuesta de cada entidad, estudiaremos la propuesta que te quieran hacer, para informarte de las cantidades que van a devolverte y compararlas con las cantidades que te tendrían que devolver si acudiésemos al Juzgado a solicitar la nulidad del contrato. Si ellos nos entregan todos los movimientos necesarios, realizaremos un cálculo detallado para que puedas comprobar si la propuesta que te hacen es o no satisfactoria para tus intereses.

      Los costes de este servicio, podrás comprobarlas en el documento de encargo que te enviaremos, pero te las resumimos a continuación:

      Si tras esta negociación te efectúan una devolución o te anulan una parte de tu deuda, ECONOMÍA ZERO te cobrará el 15 % + IVA de esas cantidades. Por ejemplo, si te anulan 500 € de deuda y te devuelven 500 € en dinero, te cobraremos el 15 % + IVA de los 1.000 € que obtienes de beneficio (esto son 181,50 € IVA incluido).

      En caso de que no te hagan ninguna devolución ni rebaja en la deuda, no te cobramos nada. Sólo cobramos si tú recuperas dinero y/o ves rebajada tu deuda.

      Si con la negociación se finaliza la reclamación, aquí terminará el proceso y no tendrás ningún otro coste. Por ejemplo, si con los 1.000 € de beneficio no queda ya nada que reclamar en el Juzgado (o esta reclamación no te compensase) no habrá reclamación judicial.

      2ª. PARTE DE LA RECLAMACIÓN: DEMANDA JUDICIAL.

      En caso de no haber resuelto por completo la reclamación con la negociación extrajudicial (no te han devuelto todo el dinero que te corresponde), podemos acudir al Juzgado para conseguir la nulidad de tus contratos allí, con la consecuente devolución de todo el dinero que te han cobrado indebidamente.

      Con la documentación que habremos recopilado durante el proceso extrajudicial, uno de los Despachos de Abogados que colabora con nosotros, presentará una demanda contra cada entidad de préstamo para conseguir la nulidad del contrato y la consecuente devolución de todos los intereses y comisiones.

      Somos conscientes de que es muchísima la información que te hemos dejado, por lo que te ofrecemos tratar la consulta por teléfono.

      Finalmente, comentarte que como ya nos has facilitado tus datos personales y los datos de la tarjeta, sólo tienes que confirmarnos que quieres iniciar la reclamación para que te elaboramos los documentos con los que iniciaremos la reclamación.

      En cuanto a la documentación para que podamos iniciar la reclamación de esta tarjeta, tendrás que enviarnos escaneados esos dos extractos que has podido conseguir de la tarjeta. De ellos intentaremos sacar la información que nos hace falta para preparar la reclamación.

      Aprovechamos para recomendarte que visites nuestro listado de entidades y productos reclamables por usura, por si tuvieras otro préstamo o crédito con intereses abusivos que pudieras reclamar.

      Comentarte por último que si tienes dudas sobre los resultados de nuestras gestiones, te recomendamos que visites nuestra Hucha de Reclamaciones y la sección dedicada a las SENTENCIAS.

      Como siempre, quedamos a tu disposición ante cualquier otra duda.

      Un saludo.

  • Adela

    Ya he recibido el dinero, os aviso para que me envíes la factura del acuerdo amistoso con BBVA.

    • Economía Zero

      Hola Adela

      Qué gran noticia es para nosotros que te haya devuelto BBVA el dinero que te había cobrado indebidamente.

      Todo el equipo de Economía Zero te damos la enhorabuena por esta resolución tan rápida y tan satisfactoria. En los próximos días, procederemos a sumar a nuestra hucha de reclamaciones los 1.315,54 € que has recuperado.

      Te adjuntamos la factura de los honorarios acordados (15 % + IVA del beneficio económico conseguido). El número de cuenta donde tienes que hacer el ingreso es el siguiente: ES91 1491 0001 2130 0009 9633 (Triodos Bank). Debes indicar en el concepto de la transferencia lo siguiente “EXP. XXXX”. Una vez que recibamos el ingreso, te lo confirmaremos.

      Quedamos como siempre, a tu disposición ante cualquier otra consulta.

      Muchas gracias por confiar en nosotros.

      Saludos.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>