¿Te han incluido indebidamente en ASNEF?

TOTAL RECUPERADO
25.074.443 €

Hucha de reclamaciones de EZ

Condena contra Cofidis por usura reembolsa 2.203,36€

El Juzgado de 1ª Instancia nº4 de Torrevieja dicta una condena contra Cofidis por usura y obliga a devolver 2.203,36€.

La parte actora presentó demanda judicial solicitando la nulidad del contrato suscrito con la entidad financiera demandada con fecha de noviembre 2015 por haberse estipulado un tipo de interés TAE 24,51% notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso. 

Y Subsidiariamente la nulidad por falta de transparencia y/o abusividad de la cláusula de fijación de interés remuneratorio, composición de pagos del contrato, y una comisión por devolución de recibos de 20 euros.

La Magistrada del caso estima la demanda interpuesta por el usuario de Economía Zero y dicta condena contra Cofidis declarando la nulidad del contrato por usurario y condena a Cofidis a la devolución de todas las cantidades pagadas por encima del capital prestado inicialmente.

En la condena contra Cofidis se imponen las costas del proceso a la parte demandada.

El Letrado colaborador de Economía Zero Don Martí Solá Yagüe ha sido el encargado de conseguir la siguiente condena contra Cofidis.

!!! RECLAMA CON ECONOMÍA ZERO LA NULIDAD DE TUS LÍNEAS DE CRÉDITO, CONSIGUE UNA CONDENA CONTRA COFIDIS Y RECUPERA TU DINERO !!!

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº4 TORREVIEJA (ALICANTE)

Procedimiento: Asunto Civil 000053/2021

SENTENCIA N º000349/2021

JUEZ QUE LA DICTA: D/Dª XXXX

Lugar: TORREVIEJA (ALICANTE)

Fecha: diecisiete de diciembre de dos mil veintiuno

PARTE DEMANDANTE: XXXX

Abogado: SOLA YAGÜE, MARTÍ

Procurador: XXXX

PARTE DEMANDADA COFIDIS SA

Abogado: XXXX

Procurador: XXXX

OBJETO DEL JUICIO: Obligaciones

Magistrada-Jueza del Juzgado de Primera Instancia num. Cuatro de los de esta ciudad, ha dictado, en nombre del REY, sentencia habiendo visto el presente JUICIO ORDINARIO NUM.53/2021 instado por la Procuradora de los Tribunales SRA. XXXX en nombre y representación de DOÑA XXXX, asistida del Letrado SR.SOLA YAGÜE, contra COFIDIS,S.A., representada por la Procuradora SRA. XXXX, y asistida de la Letrada SRA. XXXX.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la representación referida se presentó demanda de juicio ordinario frente a la demandada, solicitando que se declarara usurario el interés remuneratorio establecido en el contrato de crédito de noviembre del 2015, suscrito entre las partes y por lo tanto la nulidad del mismo en aplicación del art.3 de la Ley de Represión de la Usura, y subsidiariamente la nulidad de las cláusulas relativas a comisiones por impago/mora y seguro.

Se emplazó a COFIDIS,S.A., SUCURSAL EN ESPAÑA para que contestara la misma, efectuándolo en tiempo y forma, señalándose la audiencia previa por decreto del Sr. Letrado de la Administración de Justicia de fecha 28/07/2021, señalándose la Audiencia para el día 29/09/2021, siendo suspendida y posteriormente señalada para el día 09/11/2021.

Previamente por auto de fecha 11/10/2021 se desestimó la suspensión planteada por la parte demandada, por la cuestión prejudicial instada por el Juzgado de Primera Instancia num.4 de Castellón.- Dicho auto no fue recurrido.-

SEGUNDO.- En la Audiencia previa se celebró el día señalado.

Por la parte demandada se alegó que la cuantía era determinable, inadecuación del procedimiento porque procedía en su caso el juicio verbal, y la acumulación indebida de acciones.- A dichas cuestiones formuló las alegaciones que consideró oportunas la parte actora, siendo desestimadas aquéllas, no formulando recurso de reposición la parte demandada.

Tras ello se constató la imposibilidad de llegar a un acuerdo; por ambas partes mostraron su conformidad en que estamos ante un contrato modalidad revolving, sin tarjeta, y se solicitó el recibimiento del pleito a prueba, proponiendo la parte actora la documental aportada y mas documental consistente en requerimiento a la parte demandada; por ésta se solicitó la documental por reproducida, no oponiéndose al requerimiento solicitado de contrario.

Tras ello se acordó con la conformidad de las partes, el emplazamiento por 10 días hábiles a la demandada para la aportación de dicha documentación.

Posteriormente se dio traslado de la misma, efectuando las alegaciones que consideraron oportunas, y quedaron los autos para sentencia, todo ello recogido en soporte informático, bajo la fe pública de la Sra.Letrada de la Administración de Justicia.

TERCERO.- En la tramitación de los presentes autos se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La parte actora, en esencia, basa su demandada en los siguientes hechos: Tras alegar la condición de consumidor de la parte actora, indica que ésta contrató en noviembre con aquella un crédito modalidad revolving cuya TAE es de 24´51%, y una comisión por devolución de recibos de 20 euros.- En sede de fundamentación jurídica invoca el carácter usurario del contrato.

Solicita la NULIDAD del contrato en virtud de la Ley de Usura de 23/07/1908, con las consecuencias en ella previstas, y con carácter subsidiario la abusividad y nulidad de las cláusulas de comisiones por impagos y prima de seguro.

Frente a ello, se alza la entidad demandada, la cual alega, tras las cuestiones procesales que fueron resueltas en la audiencia previa, trayendo a colación la STS de 04/03/2020, que el interés pactado se configura dentro del tipo de interés normal para este tipo de operaciones, que está dentro de los límites correspondientes a este tipo de tarjetas revolving.

Reconoce los datos objetivos de la contratación, pero señala que la tabla 19.4 del Banco de España, recoge el TEDR, que no incluye las comisiones, por lo que, en esencia, si las incluyera sería superior.- Indica que se supera el control de incorporación y transparencia, y que las cláusulas no son abusivas.- Y en base a todo ello, solicita la desestimación de la demanda.

SEGUNDO.- Con relación al fondo del asunto, es de destacar que nadie ha negado los datos fácticos del presente procedimiento, considerando que estamos ante una cuestión jurídica, debatida ante nuestros tribunales.

Consta de la documental obrante en autos, la suscripción del contrato de crédito, que ambas partes calificaron en la audiencia previa de crédito revolving (si bien, sin la expedición de tarjeta), las condiciones del mismo, y en concreto, en cuanto al coste del crédito, la TAE será del 24 ´51.

El hecho que no se haya expedido tarjeta no implica que no nos encontremos ante un crédito revolving, como así reconocieron las partes en la audiencia previa, y siendo de aplicación la tabla 19.4.7, como entiende igualmente la SAP Navarra, sección 3 del 22 de junio de 2021 (ROJ: SAP NA 991/2021 – ECLI:ES:APNA:2021:991), indicando que “Se discute en esta alzada cuál debe ser el parámetro representativo del «interés normal», con el que cotejar la TAE del 24,51% establecida en el contrato litigioso.

La sentencia apelada razona que procede acudir al tipo de interés medio publicado por el Banco de España para las operaciones de consumo en general, por cuanto el contrato es anterior a la publicación desglosada del interés medio de las tarjetas revolving y porque este contrato en particular no es de tarjeta.

Lo cierto es que aunque la disposición de la financiación contratada no se articule en este caso, físicamente, a través de una tarjeta de crédito lo decisivo es la naturaleza y modalidad de tal financiación.

Es decir, la tarjeta como tal es un instrumento para pagos y para disposición del crédito, pero lo relevante es la naturaleza de dicho crédito y su configuración contractual en orden a las disposiciones y los pagos, que es lo que permite calificarlo como un crédito rotativo o «revolving».

Por otro lado y ya centrándonos en el debate planteado, se hace propia la argumentación que se contiene en la SAP de Alicante, sección 9 del 19 de mayo de 2020 (ROJ: SAP A 608/2020 – ECLI:ES:APA:2020:608), que ya recoge la STS de Marzo/2020, indicando que los intereses pactados no superan un análisis a la vista de la Ley de 23/07/1908.

No es desconocido a las partes la trascendental Sentencia del TS 149/2020 (ROJ: STS 600/2020 – ECLI:ES:TS:2020:600) sobre la materia que es objeto como petición principal del presente.

Como indica el Gabinete Técnico del TS al comentar la misma, el Pleno de la Sala considera, en primer lugar, que la referencia del «interés normal del dinero» que ha de utilizarse para determinar si el interés remuneratorio es usurario debe ser el interés medio aplicable a la categoría a la que corresponda la operación cuestionada, en este caso el tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving publicado en las estadísticas oficiales del Banco de España.

En segundo lugar, en la determinación de cuándo el interés de un crédito revolving es usurario, la Sala tiene en cuenta que el tipo medio del que se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado.

Por tal razón, una diferencia tan apreciable como la que concurre en este caso, en el que el tipo de interés fijado en el contrato supera en gran medida el índice tomado como referencia, ha de considerarse como notablemente superior a dicho índice.

Han de tomarse además en consideración las circunstancias concurrentes en este tipo de operaciones de crédito, como son el público al que suelen ir destinadas, particulares que no pueden acceder a otros créditos menos gravosos, y las propias peculiaridades del crédito revolving, en que el límite del crédito se va recomponiendo constantemente, los intereses y comisiones devengados se capitalizan para devengar el interés remuneratorio y las cuantías de las cuotas no suelen ser muy elevadas, en comparación con la deuda pendiente, pero alargan muy considerablemente el tiempo durante el que el prestatario sigue pagando las cuotas, hasta el punto de que puede convertirle en un deudor «cautivo».

Por último, la Sala razona que no puede justificarse la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito concedidas de modo ágil, porque la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

Y todo ello se puede constatar en los fundamentos jurídicos de la referida sentencia CUARTO y QUINTO, que abordan respectivamente “… la referencia del «interés normal del dinero» que ha de utilizarse para determinar si el interés de un préstamo o crédito es notoriamente superior al interés normal del dinero” con relación a las tarjetas revolving, y la “…determinación de cuándo el interés de un crédito revolving es usurario por ser notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso”.

Esta sentencia viene a “completar” la conocida STS de 25/11/2015, en cuanto al índice de referencia para efectuar la comparativa con relación a la “…diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el inter és medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero».

Y si bien esta juzgadora consideraba que precisamente ese era el índice de referencia y que efectuaba una comparativa, no con las operaciones con tarjeta de crédito, sino un poco más amplia con respecto a las operaciones activas y hacía propia la argumentación que se contiene en la SAP de Alicante, sección 9 del 06 de mayo de 2019 (ROJ: SAP A 1231/2019- ECLI:ES:APA:2019:1231), lo cierto es que la referida sentencia del TS indica que el de referencia es el interés medio aplicable a la categoría a la que corresponda la operación cuestionada.

Pues a ello debemos estar.- Pero siguiendo igualmente la doctrina contenida en la sentencia, también indica que partiendo del alto interés en ese tipo de operaciones, una diferencia como en el presente caso en el que consta una TAE que supera casi en mas de 3 puntos al TEDR recogido en la tabla 19.4 del Banco de España, para noviembre de 2015, es de 21´0930%, para este tipo de tarjetas.

Pues el pactado, teniendo además en cuenta el resto de argumentaciones de nuestro Alto Tribunal, y en especial, que ese interés medio ya es de por sí alto, esa diferencia de mas de 3 puntos, supera en gran medida el índice tomado como referencia, por lo que no se puede calificar de otra cosa que de usurario.- Por otro lado, se alega la diferencia entre el TEDR, que es el que recoge la tabla 19.4 del BDE, y la TAE.

La Tasa Anual Equivalente se presenta como un porcentaje y se calcula de acuerdo con una fórmula matemática normalizada que tiene en cuenta el tipo de interés nominal de la operación, la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, etc.), las comisiones bancarias y algunos gastos de la operación.

Y el TEDR es el tipo efectivo definición restringida, que equivale a TAE (tasa anual equivalente) sin incluir comisiones.

Pero la parte demanda no indica cual es el concreto TEDR de esta operación, cuya carga a ella le corresponde por aplicación del art.217.6 de la LEcivil, al tener ella los medios para dicho cálculo.

Pero a mayor abundamiento, la cláusula sexta relativa al coste del crédito, indica que la TAE no incluye la comisión por amortización anticipada, el seguro opcional, ni indemnizaciones ni penalizaciones.

Pues a la vista de ese pacto de intereses y aplicando la doctrina del TS, se puede indicar que nos encontramos ante un interés remuneratorio notablemente superior al normal del dinero».

Y sin que por otro lado, se haya alegado, y menos acreditado, por el prestamista, que en el supuesto enjuiciado no concurren otras circunstancias que las relativas al carácter de crédito al consumo que puedan suponer un cierta excepcionalidad del caso.

Tal como indicó la STS de 25/11/2015, las consecuencias de dicha nulidad son las previstas en el art.3 de la Ley de Represión de la Usura, esto es, el prestatario estar á obligado a entregar tan sólo la suma recibida.

En concreto, procederá, en su caso, la devolución a la parte actora de la cantidad resultante de restar a la cantidad efectivamente abonada por todos los conceptos (comisiones, gastos, etc), la cantidad prestada por la entidad (art.219 de la LECivil).- Y siendo de aplicación los arts.1101, 1108 del C.Civil y 576 de la LECivil.

TERCERO.- Con relación a la petición subsidiaria, la nulidad la declaración recogida en el fundamento jurídico anterior supone la no necesidad de entrar a conocer del resto de pretensiones hechas valer en la demanda. No obstante, a los fines de resolver todas las cuestiones deducidas, no se puede mas que declarar abusivos las cantidades reclamadas en concepto comisiones y gastos.

Ello es así por el artículo.82.1 RD Leg. 1/2007 de 16 noviembre 2007, ya indicando, y que no reiteramos, pero que supone que los requisitos exigidos en el precitado art. para poder considerar como abusiva una determinada cláusula de un contrato de consumo, relativos:

1º) a que se trate de un contrato celebrado con consumidores; 2º) ausencia de negociación individual de las cláusulas contractuales y 3º) necesidad de buena fe y justo equilibrio de las prestaciones, concurren en este caso en relación a las cláusulas que establecen la repercusión de tales gastos e indemnizaciones alzadas para el supuestos de impago de recibos de amortización y regularización de los impagados.

Al tratase de cláusulas generales que repercute un coste al consumidor que no aparece justificado en modo alguno y que en si misma representa además una indemnización añadida desproporcionadamente alta por incumplimiento de sus obligaciones, impuesta en forma unilateral, tanto en su cuantía como en su contenido, por parte del empresario, generando para el mismo una posición favorable a sus intereses económicos y que no se corresponde con los gastos reales que para el mismo pueda suponer la regularización de las posiciones deudoras ante incumplimientos previos al vencimiento anticipado.

No son por ello nulas por fijar un indemnización por gastos de regularización, sino por fijar su importe de manera fija y sin obligación del empresario de acreditar haber intentado la reclamación, ni justificar el medio empleado para ello ni su coste individualizado para el concreto consumidor que ha incumplido los plazos de amortización pactados.

Además, para el incumplimiento de las obligaciones derivadas del contrato, entre ellas la falta de pago total o parcial de cualquier mensualidad a su vencimiento la posibilidad de exigir 20 euros en concepto de indemnización de daños y perjuicios.

Pues bien, partiendo del contenido del ya mentado artículo 88 de la LGDCU en relación con el 82 nuevamente debe considerarse que la cláusula referida incurre en abusividad dada la desproporcionalidad que deriva del importe fijado como TAE más esta penalización, lo que nos sitúa en un desequilibrio entre las partes del contrato que no resulta ajustado a derecho.

Por otro lado, y con relación al seguro, le asiste la razón a la parte demandante que ni tan siquiera, en la solicitud de crédito, aparece señalada dicha opción, sino todo lo contrario.

Pero aunque así fuera, señalar que esta juzgadora comparte el criterio recogido en la SAP Valencia, sección 11 del 08 de marzo de 2021 ( ROJ: SAP V 1144/2021 – ECLI:ES:APV:2021:1144) que indica: “Este Tribunal no coincide con la conclusión a la que llegó la Juez «a quo», pues en el contrato de autos , el seguro aparece como una contratación más con el carácter de «opcional», que aparece marcada con una «X», la opción favorable a la referida contratación.

A continuación, y con letra diminuta, que no alcanza el milímetro y que precisa ser leída con una lente de aumento, se indica que el seguro tiene por objeto garantizar el reembolso a Cofidis de la deuda contraída en caso de fallecimiento o de gran invalidez, o el pago de las cuotas mensuales en caso de incapacidad temporal o de pérdida del empleo del asegurado, de acuerdo con las estipulaciones del contrato de seguro colectivo suscrito con Cofidis, sin mencionar el coste de la contratación del seguro, adjuntándose al final las condiciones generales y nota informativa del Seguro opcional, donde se indica que el coste del seguro es 0,37%; pero sin que en la hoja de la contratación se especifique su precio anual ni el mensual que le fue cobrado al consumidor.

Y por lo que previamente se constata que la estipulación del seguro no cumple las exigencias de transparencia, claridad, accesibilidad y legibilidad que establece el artículo 80.1 del Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, aunque al final del mismo se acompañen las condiciones generales del contrato de seguro firmadas por el consumidor. En similares términos se pronuncia la SAP Valencia sec. 6ª 433/2017 de 27 de noviembre al señalar:

«En cuanto al seguro, en la solicitud de la línea de crédito aparece marcada con un aspa la casilla en la que dice: «Si, acepto las ventajas del seguro Vida libre», esta redacción no cumple con el umbral mínimo de transparencia, exigido por las últimas STJUE por cuanto en elemento esencial del contrato cual es el precio que finalmente ha de abonar el consumidor, se incluye en un clausulado extenso, farragoso, con una letra pequeñísima que dificulta su lectura.

La misma existencia del contrato no aparece justificada desde la propia normativa del seguro, ley 50/1980, de 8 de octubre, pues no consta regularmente extendida la correspondiente póliza por escrito en los términos resultantes de lo regulado en los arts. 3 , 5 y 8 de la referida ley.

El hecho de que se giren diversos cargos en tal concepto, que fueran abonados por la demandada, tampoco revela que el seguro realmente existiera, pues sólo acredita que la demandante percibió dichas cantidades cuyo destino concreto no se justifica, ni siquiera como una caución en prevención de eventuales impagos».

CUARTO.- La cantidades que pudieran resultar a favor del demandante, devengarán el interés legal del dinero desde la presentación de la demanda, incrementado en dos puntos desde la presente, arts.1101 y 1108 del C.Civil, y 576 de la Lecivil.

QUINTO.- Con relación a las costas es de aplicación el art.394.1 de la L.E.Civil, del vencimiento, porque si bien no se desconoce que existían resoluciones contradictorias en las Audiencias Provinciales, acudiendo a los índices que publica el Banco de España en relación a las tarjetas de crédito, en lugar de hacerlo a los del crédito al consumo, no obstante cuando se planteó la demanda ya había sido dictada la STS 149/2020 que si bien ha venido a recoger parte de las pretensiones de las entidades crediticias, con relación al índice de referencia, ello no obsta para que la demandada fuera consciente, aun aplicando el índice por ella referido, que los intereses remuneratorios fijados en sus contratos de crédito revolving eran sensiblemente superiores.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

FALLO

Que por medio de la presente sentencia debo ESTIMAR Y ESTIMO íntegramente la demanda interpuesta por la Procuradora de los Tribunales SRA. XXXX en nombre y representación de DOÑA XXXX, contra COFIDIS,S.A., representada por la Procuradora SRA. XXXX, y debo declarar y declaro nulo por usurario el contrato de crédito suscrito entre las partes en noviembre 2015.

Debiendo devolver el demandante la cantidad efectivamente dispuesta y se condena a la demandada a estar y pasar por dicha declaración de nulidad y, en consecuencia, a devolver a la parte actora la cantidad resultante de restar a la cantidad efectivamente abonada por la actora por todos los conceptos, la cantidad efectivamente dispuesta por la actora; la cantidad resultante devengará interés legal desde la reclamación judicial hasta su completo pago, incrementado en dos puntos desde la fecha de la presente, y las costas ocasionadas por este procedimiento.

Así, por esta, mi Sentencia, de la que se expedirá testimonio para su incorporación al expediente, llevándose el original al Libro de Sentencias, lo pronuncio, mando y firmo.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

  

  


Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>