19
0001
youtube

En la sucursal me piden mucho dinero por entregarme los movimientos ¿pueden hacerlo?

Cada entidad tiene una forma de proceder cuando solicitamos los movimientos, además de que también depende de la sucursal, ya que la respuesta ante esta solicitud no es siempre igual para todos los casos de la misma entidad.

Puede que no nos cobren nada por los ficheros Norma 43, o que la tarifa sea de unos pocos euros, por ejemplo, La Caixa cobra 3 € por los movimientos de hasta los últimos 10 años.

Cosa distinta es que no nos quieran dar el fichero Norma 43 y nos ofrezcan los movimientos en formato papel (nos sirven igual para poder reclamar las comisiones), ya que para este tipo de entregas todas las entidades tienen estipuladas unas tarifas, las cuales pueden ser muy distintas de unas entidades a otras, y en ocasiones totalmente desorbitadas.

Si comprobamos que la tarifa que nos quieren aplicar es la que tienen estipulada por la entrega de extractos puntuales, debemos explicar que no pedimos apuntes concretos, sino los movimientos de todo el periodo de vigencia de la cuenta, y que la tarifa a aplicar tiene que ser otra, puesto que aunque entendemos que el gasto en papel y el trabajo del empleado debe ser asumido por nosotros, la simple búsqueda de un historial informático y su impresión no puede justificar el cobro de tarifas desproporcionadas.

Conocemos casos en los que la entidad pretendía cobrar una tarifa de 9.02 € por cada folio entregado, o de varios euros por cada mes, algo que dependiendo del caso, puede convertirse en decenas o cientos de euros. Debes saber que las entidades tienen la obligación de tener las tarifas de fácil acceso al público, en la actualidad lo normal es que sea en sus páginas web.

Si nos quieren cobrar una cantidad excesiva por la entrega de los movimientos, y tras hacer lo que os indicamos en los párrafos anteriores, siguen en su empeño, tenemos tres opciones:

1ª- Aceptar el pago de la tarifa

Como os decimos en el artículo que habla de la Norma 43, esta debe ser una decisión que debéis tomar en función de la cantidad de comisiones que estiméis que van a aparecer en los movimientos.

Antes de aceptar el pago, también podéis intentar enviar la carta de solicitud de los movimientos al SAC (2ª opción), y si tampoco surte efecto, volváis a la sucursal y aceptéis el pago de la tarifa. Aunque es posible que tras enviar la carta de solicitud al SAC, e incluso acudir ante el BDE si ésta no surte efecto, en la sucursal se “pongan a la defensiva” y se nieguen a daros los movimientos aunque estéis dispuestos a pagar lo que os pedían al principio.

Por lo que, a no ser que os pidan tanto dinero que no podáis pagarlo, lo mejor es aceptar el pago, y si la cantidad que os piden es abusiva, presentar posteriormente una reclamación ante el SAC de la entidad (una vez tengamos los movimientos en nuestro poder) para que nos devuelvan lo cobrado de más.

2ª- Presentar la carta de reclamación de los movimientos ante el SAC

Como os indicamos en la info del articulo que habla de la Norma 43, esta acción debe ser la última que debéis emprender, tras haberlo intentado ante la sucursal o llamando al SAC, insistiendo si es necesario.

Ya que si la entidad no contesta, o lo hace de forma desfavorable, tendremos que presentar reclamación ante el Banco de España (BDE), lo cual conlleva un proceso de entre 8 meses y más de un año de espera por la resolución. Y aunque la resolución del BDE sea favorable, nos encontraremos con el problema de que sus resoluciones no son vinculantes para las entidades, por lo que es posible que la entidad no haga caso de dicha resolución.

Lo anterior NO QUIERE DECIR que reclamar ante el BDE no sirva de nada, puesto que no es así exactamente, ya que aunque sus resoluciones no son vinculantes, esto no significa que sistematicamente todas las entidades no les hagan caso, ni mucho menos, aunque algunas veces lo hacen, además de que no todas las entidades son tan reacias a someterse a los criterios del BDE. Por lo que siempre hay que intentarlo.

3ª- Presentar demanda en el Juzgado y solicitar “diligencias preliminares”

Aunque esta opción se puede ejercitar en cualquier momento, nuestro consejo es no hacerlo hasta haber agotado las vías extrajudiciales, es decir, haber enviado la carta de solicitud de las comisiones y presentado también la posterior reclamación ante el BDE.

Las “diligencias preliminares”, son unas diligencias previstas en la LEC para la preparación de un juicio por la parte que pretende entablarlo. En nuestro caso, sería la petición al Juzgado de que sea éste el que solicite a la entidad los movimientos, ya que son de vital importancia, no solo por ser necesarias para poder determinar la cantidad exacta por la que vamos a demandar, sino porque también constituyen una prueba necesaria para demostrar la existencia de los cargos que se van a reclamar (quien demanda tiene la obligación de la carga de la prueba).

El problema es que las “diligencias preliminares” se solicitan con la presentación de la demanda, y hay que hacerlo siempre provistos de abogado y procurador, lo que invalida la posibilidad de que si las comisiones no superan los 2.000 € podamos demandar sin necesidad de abogado y procurador, por lo que esta opción está recomendada únicamente para quienes tengan constancia de que en los movimientos va a aparecer una cuantía a reclamar mayor del coste de los gastos de representación ante el Juzgado.

No obstante, si vais a optar por esta opción, es mejor que antes de hacer nada, os pongáis en contacto con nosotras para que os asesoremos convenientemente en base a vuestro caso concreto.


Artículo relacionado con esta respuesta: Cómo conseguir los movimientos de la cuenta bancaria mediante el método Norma 43