19
0001
youtube

Sentencia anulando el contrato de un préstamo personal “revolving” de Banco SYGMA, y obligando a devolver todo el dinero cobrado de más, salvo el capital prestado

Sentencia anulando el contrato de un préstamo personal "revolving" de Banco SYGMA, y obligando a devolver todo el dinero cobrado de más, salvo el capital prestado

La Audiencia Provincial de Barcelona revoca una Sentencia de Primera Instancia, y condena a Banco SIGMA a anular el contrato de un préstamo personal de los denominados “revolving”, o revolvente.

La Sentencia, que es anterior a la emitida por el Tribunal Supremo el 25 de noviembre de 2015, se basa, al igual que la del Supremo, en la Ley de Represión de la Usura de 1908, o Ley Azcárate, puesto que estima que el préstamo personal contiene la estipulación de “un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado en relación con las circunstancias del caso”, como resulta del primer párrafo del artículo 1 de la Ley de julio de 1908″.

En el fallo, se anula la Sentencia emitida en Primera Instancia, y se absuelve a la usuaria demandada de cuantos pedimentos se realizaban en su contra, condenando a BANCO SYGMA HISPANIA a devolverle la suma que exceda de la cantidad efectivamente dispuesta por razón del préstamo de referencia, cuantía que será determinada en ejecución de sentencia.

!!! ANULA EL CONTRATO DE TU TARJETA O PRÉSTAMO REVOLVING CON ECONOMÍA ZERO !!!

Si tienes un préstamo personal o una tarjeta de crédito, es más que posible que sea REVOLVING. Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving”  para saber qué tienes que hacer para recuperar TODO TU DINERO.

Tienes todo lo necesario para saber si tu tarjeta o préstamo son “revolving”, modelos de carta para enviar al SAC de la entidad, un FAQ con preguntas frecuentes y mucha más info útil. Y como siempre, ante cualquier duda, sólo tienes que dejar una consulta y te contestaremos lo antes posible.


SENTENCIA

 

AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA

SECCIÓN DECIMOSÉPTIMA ROLLO núm. 1045/2011

JUZGADO PRIMERA INSTANCIA 35 BARCELONA – PROCEDIMIENTO ORDINARIO Nº 1946/2010

SENTENCIA núm. 356/2013

Ilmos. Sres.: XXXXXXXX, XXXXXXXX y XXXXXXXX

En la ciudad de Barcelona, a veintidos de julio de dos mil trece.

VISTOS, en grado de apelación, ante la Sección Decimoséptima de esta Audiencia Provincial, los presentes autos de Procedimiento ordinario, número1946/2010 seguidos por el Juzgado Primera Instancia 35 Barcelona, a instancia de BANCO SYGMA HISPANIA, SUCURSAL EN ESPAÑA quien se encontraba debidamente representado/a por Procurador y asistido/a de Letrado, actuaciones que se instaron contra XXXXXXXX, quien igualmente compareció en legal forma mediante Procurador que le representaba y la asistencia de Letrado; actuaciones que penden ante esta Superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por la representación de XXXXXXXX contra la Sentencia dictada en los mismos de fecha 19 de septiembre de 2011, por el Sr/a. Juez del expresado Juzgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El fallo de la Sentencia recaída ante el Juzgado de instancia y que ha sido objeto de apelación, es del tenor literal siguiente:

“FALLO: 1) Estimar en parte la demanda formulada por Banco Sygma Hispania, condenando a la demandada, Doña XXXXXXXX, al pago de 12.389,50 euros por saldo de crédito e intereses hasta el 17-5-10.

2) Desestimar la excepción de nulidad del contrato de 21 de julio de 2011, formulada por Doña XXXXXXXX.

3) Los intereses legales se deben desde el 18-5-2010.

4) No se hace pronunciamiento sobre costas.”

SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia se interpuso recurso de apelación por la representación de XXXXXXXX y admitido se dio traslado del mismo al resto de las partes con el resultado que es de ver en las actuaciones, y tras ello se elevaron los autos a esta Audiencia Provincial.

TERCERO.- De conformidad con lo previsto en la Ley, se señaló fecha para la celebración de la votación y fallo que tuvo lugar el pasado diez de julio de dos mil trece.

CUARTO.- En el presente juicio se han observado y cumplido las prescripciones legales.

VISTO, siendo Ponente la Ilma. Sra. Magistrada Dª XXXXXXXX.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El litigio del que trae causa el recurso que se examina se inició por demanda de juicio ordinario, que fue precedida de solicitud monitoria, interpuesta por la representación de la entidad BANCO SYGMA HISPANIA, SUCURSAL EN ESPAÑA (en adelante, BANCO) quien reclamaba de DÑA. XXXXXXXX la suma de 14.150,58 euros adeudados por esta última por razón del préstamo personal revolvente suscrito por las partes en fecha de 21 de julio de 2001, habida cuenta que, ante el incumplimiento por parte de la Sra. XXXXXXXX de las obligaciones de pago asumidas contractualmente, la actora procedió, con fecha de 10 de marzo de 2009, a la cancelación y liquidación de la cuenta.

La demandada se opuso a la demanda denunciando los tipos de intereses pactados, tanto los remuneratorios como los moratorios, rechazando las operaciones recogidas en la liquidación de la cuenta, y alegando que el propio hecho del cierre de cuenta debía reputarse abusivo.

A su vez ejercitó demanda reconvencional mediante la que solicitó la nulidad del referido contrato de préstamo que entiende deber ser considerado usurario de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Represión de la Usura de 1908.

Por el Juzgado de Primera Instancia nº 35 de los de Barcelona se dictó sentencia en fecha de19 de septiembre de 2011 por la que estimaba en parte la demanda principal y condenaba a la demandada a abonar a la actora la suma de 12.389,50.-euros, más los intereses desde el día 18 de mayo de 2010, y desestimaba la demanda reconvencional y, en consecuencia, la excepción de nulidad del contrato de préstamo, todo ello en los términos que constan en el fallo de dicha resolución transcrita en los antecedentes de la presente.

SEGUNDO.- La representación de la demandada, Sra. XXXXXXXX, recurre en apelación dicha sentencia insistiendo en su alegación de que el contrato de préstamo debe reputarse nulo por usurario y leonino, sea cual sea el parámetro al que se atienda de los regulados en el artículo 1 de la Ley de Represión de la Usura.

Considera la apelante que la nulidad  que se deriva de sus alegaciones debe comportar que sólo deba reintegrar a la actora la cantidad efectivamente percibida y, como quiera que, en concepto de intereses, cuyo devengo también sería nulo, ha abonado la suma de 4.758,24 euros más de lo realmente dispuesto, solicita que en esta alzada, además de acordarse la nulidad impetrada, se condene a BANCO SYGMA a devolver a la apelante la suma que excediera la cantidad por ella realmente percibida.

Por su parte, BANCO SYGMA, se opone al recurso interpuesto de contrario y solicita la confirmación de la resolución recurrida.

TERCERO.- Para resolver el recurso interpuesto, debemos partir, en primer término, de los hechos que constan acreditados y que son sustancialmente los mismos de los que parte la sentencia de primer grado, según se expone el fundamento jurídico segundo de la misma.

Así, de la documentación acompañada, tanto a la demanda (folio 4) como a la solicitud monitoria inicial, consta acreditado que, en  fecha de 18 de julio de 2001 (no 21 de  julio de 2011 como erróneamente se hace constar), DÑA. XXXXXXXX suscribió con BANCO SYGMA un contrato de préstamo personal, en la modalidad revolving, que permitía la obtención por parte de la prestataria de disposiciones de efectivo a distancia, bien mediante llamadas telefónicas, bien mediante tarjeta  de crédito emitida por BANCO SYGMA.

El tipo de interés remuneratorio pactado fue del 22,20 % anual liquidable mensualmente; se pactó asimismo un interés moratorio del 24,60 %. La operación no tenía una limitación de plazo pero era liquidable mensualmente en función del saldo dispuesto y el contrato autorizaba a BANCO SYGMA a proceder a cerrar la cuenta y cancelarla si se producía el impago de dos recibos mensuales consecutivos o de tres impagos mensuales en un periodo de doce meses.

Según las circunstancias personales que se reflejan en dicho contrato, la actora, nacida en NUM000 de 1.938, contaba con 63 años de edad en el momento de suscripción del contrato en el que aparece dedicada a “sus labores”. En dicho contrato se reflejan también los datos de su marido, que contaba con 68 años de edad, y los ingresos de ambos, en calidad de pensionistas, ascienden en junto a la suma de 75.849 pesetas al mes.

CUARTO.- Partiendo de los anteriores datos se debe poner de relieve que el art. 1 de la indicada Ley de Represión de la Usura establece que:

“Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.

Será igualmente nulo el contrato en que se suponga recibida mayor cantidad que la verdaderamente entregada, cualesquiera que sean su entidad y circunstancias. Será también nula la renuncia del fuero propio, dentro de la población, hecha por el deudor en esta clase de contratos.”

Como indica la propia resolución recurrida, el interés legal del dinero en España estaba situado para el año 2001 en un 5,50%, y el de demora en un 7’50 %; asimismo la sentencia de instancia admite que, de aplicarse analógicamente el parámetro contenido en la Ley de Crédito al Consumo (RCL 1995, 979 y 1426) -que limita los intereses de los descubiertos en cuenta corriente a 2’5 veces el interés legal vigente en el momento de su contratación- el máximo interés remuneratorio aplicable sería del 13,75 %, con lo que el tipo de interés remuneratorio fijado en el contrato excedería en un 8’45 % el interés máximo permitido por dicha norma legal.

Llegados a este punto, como señalan las recientes sentencias de esta misma Audiencia Provincial de 12 de marzo, 14 de marzo o 27 de marzo de 2013, “La modalidad de contrato usurario propiamente dicho, distinto del contrato leonino (préstamo aceptado por el prestatario a causa “de su situación  angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”), se caracteriza porque contiene la estipulación de “un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado en relación con las circunstancias del caso”, como resulta del primer párrafo del artículo 1 de la Ley de julio de 1908″.

Desde esta óptica, discrepando de los argumentos contenidos en la resolución recurrida, consideramos que la operación de financiación litigiosa debe considerarse tanto usuraria como leonina ya que concurren los requisitos legales mencionados; así, en primer lugar, el interés remuneratorio convenido rebasa el doble del interés legal del mercado para financiaciones a particulares y, desde luego, el límite fijado por la Ley de Crédito al consumo cuya aplicación analógica suscribimos.

En segundo lugar, la entidad concedente del crédito no ha proporcionado ningún dato ni hecho alusión a circunstancia específica alguna que permita justificar tal desproporción.

Por último, las circunstancias personales de la prestataria y de su cónyuge que se contienen en el contrato, personas mayores sin actividad laboral (pensionista en el caso del cónyuge), así como el hecho de que la disposición de efectivo se posibilitara mediante mecanismos que, por su inmediatez y carencia de soporte escrito para cada una de las concretas disposiciones, más que resultar cómodos -como  mantiene la  resolución recurrida-, a nuestro juicio impedían que los prestatarios tomaran real conciencia de los riesgos que entrañaban sus actuaciones, permiten colegir que los mismos aceptaron las condiciones predispuestas por la entidad financiera movidos por su inexperiencia y en situación de necesidad, máxime teniendo en cuenta que las condiciones de dicho contrato ni siquiera eran claras dado que, como admite la sentencia de instancia, que acoge la liquidación alternativa señalada por el perito economista designado por la demandada – de ahí la estimación parcial de la demanda-, la liquidación presentada ni siquiera se atenía a las previsiones del contrato.

En suma, apartándonos de lo resuelto en la resolución recurrida, consideramos que el carácter usurario del contrato determina su nulidad de pleno derecho.

Ello debe conllevar la estimación del recurso promovido y, en consecuencia, la desestimación de la demanda inicial de las actuaciones y la consiguiente estimación de la demanda reconvencional procediendo la condena de SYGMA BANCO devolver a la Sra. XXXXXXXX la suma que exceda de la cantidad efectivamente dispuesta por razón del préstamo de referencia a determinar en ejecución de sentencia.

Por otra parte, la desestimación de la demanda principal y la correlativa estimación de la reconvención conlleva que se deban imponer a BANCO SYGMA las costas procesales causadas en primera instancia.

QUINTO.- La estimación del recurso interpuesto lleva a no hacer expresa imposición de las costas procesales causadas en esta alzada (ex. art. 382 LEC (RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892)).

Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación al caso, FALLAMOS

Que ESTIMANDO el  recurso de  apelación promovido por la representación de DÑA. XXXXXXXX contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 35 de los de Barcelona en autos de Juicio Ordinario seguidos con el núm. 1946/2010 de los que el presente rollo dimana, DEBEMOS REVOCAR Y REVOCAMOS dicha resolución y, en su lugar, acordamos:

1º) Que DESESTIMANDO la  demanda promovida por la representación de BANCO SYGMA HISPANIA, SUCURSAL EN ESPAÑA, contra DÑA. XXXXXXXX, ABSOLVEMOS a dicha  demandada de cuantos pedimentos se realizaban en su contra.

2º)  Que ESTIMANDO la demanda reconvencional promovida por la representación de DÑA. XXXXXXXX contra BANCO SYGMA HISPANIA, SUCURSAL EN ESPAÑA, DECLARAMOS la nulidad del contrato de préstamo personal suscrito por las partes, por usurario, con expresa condena a BANCO SYGMA HISPANIA, SUCURSAL EN ESPAÑA devolver a la Sra. XXXXXXXX la suma que exceda de la cantidad efectivamente dispuesta por razón del préstamo de referencia, a determinar en ejecución de sentencia.

3º) Todo ello imponiendo a BANCO SYGMA HISPANIA, SUCURSAL EN ESPAÑA las costas causadas en primera instancia y sin hacer expresa imposición de las causadas en esta alzada.

La presente resolución es susceptible de recurso de casación por interés casacional y extraordinario por infracción procesal siempre que se cumplan los requisitos legal y jurisprudencialmente exigidos, a interponer ante este mismo tribunal en el plazo de veinte días contados desde el día siguiente a su notificación. Y firme que sea devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la resolución para su cumplimiento.

Así  por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia en el mismo día de su fecha, por el Ilmo/a. Sr/a. Magistrado/a Ponente, celebrando audiencia pública. DOY FE.


Haz una donación a Economía Zero




MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>