19
0001
youtube

La A. P. de Murcia ratifica la sentencia que condenaba a Banco Popular a devolver 3.524,79 € por comisiones de descubierto

La A. P. de Murcia ratifica la sentencia que condenaba a Banco Popular a devolver 3.524,79 € por comisiones de descubierto

La Audiencia Provincial de Murcia desestima el recurso presentado por Banco Popular contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Totana, en la que se le condenaba a la devolución de todos los importes cobrados en concepto de comisiones de descubierto.

Argumenta la Sala que en absoluto es imaginable que con ocasión de cada exceso, para ello basta con comprobar la cantidad de veces que tienen lugar los descubiertos, se efectúe por parte de la entidad un estudio individualizado del cliente. Además de que, en todo caso, no consta que cada vez que el cliente ha hecho uso del crédito por descubierto, se haya realizado estudio individual alguno.

Lo que sí se aprecia es un mero automatismo en la aplicación de la comisión de descubierto. Por lo que señala que, en cuanto a la gestión del descubierto, el que se cobre siempre de forma previa cualquier servicio, indica el que dicha prestación no es contraprestacional, ya que no consta en qué consiste tal gestión, y está claro que no puede cobrarse servicio alguno por un recobro sin que se sepa que éste vaya a producir crisis en el reintegro del crédito concedido por descubierto.

Señala también que el cobro de las comisiones debe estar justificado, no sólo desde un punto de vista contractual, sino que éste debe ser también sustantivo, es decir, que sea debido a una contraprestación por unos servicios efectivamente realizados y debidamente justificados.

La Audiencia considera que no está justificado el cobro de la comisión de descubierto por la entidad, puesto que ésta no ha acreditado que la comisión de descubierto aplicado obedezca realmente a la prestación de un servicio distinto a la mera concesión de crédito, por lo que no existe causa para el cobro simultáneo de un interés por descubierto del 29%, y a la vez de una comisión de descubierto.

Por último, considera que la existencia de descubierto en cuenta no obedece a la prestación de servicio alguno, sino a la concesión de un crédito circunstancial, respecto de cuya retribución se ha pactado ya un interés por descubierto.

La Sala desestima íntegramente el recurso de apelación interpuesto por el Banco Popular Español, y la condena a devolver la cuantía de 3.524,79 € por comisiones de descubierto, con la imposición expresa de las costas de esta alzada a la parte apelante.

!!!! PRESENTA DEMANDA EN EL JUZGADO CON ECONOMÍA ZERO !!!!

Visita nuestro artículo Cómo presentar demanda Judicial por comisiones de descubierto, posiciones deudoras, reclamación de deuda vencida, etc. para conocer cómo funciona nuestra gestión de las demandas por el cobro indebido de comisiones de descubierto, además de otras comisiones similares.


SENTENCIA

 

Recurso de Apelación núm. 13/2015

Ponente: IIlmo. Sr. D XXXXXXX

AUD. PROVINCIAL SECCIÓN Nº 4 – MURCIA

SENTENCIA: 00192/2015

Rollo Apelación Civil núm. 13/15

En la Ciudad de Murcia, a nueve de abril de dos mil quince.

El Iltmo. Sr. Magistrado D. XXXXXXX, de esta Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, actuando conforme a lo dispuesto en el artº. 82.2.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (RCL 1985, 1578 y 2635) a tenor de la redacción dada por la Ley Orgánica nº 1/09 de 3 de Noviembre (RCL 2009, 2089), ha visto en grado de apelación los autos de Juicio Verbal que en primera instancia se han seguido en el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Totana, con el núm. 70/13, entre las partes: como actora en primera instancia y apelada en esta alzada, “XXXXXXX Sociedad Cooperativa Limitada”, representada en ambas instancias por la Procuradora Dª. XXXXXXX, siendo defendida en ambas instancias por el Letrado D. XXXXXXX; y como demandada en primera instancia y apelante en esta alzada, “Banco Popular Español S. A.“, siendo representado en ambas instancias por el Procurador D. XXXXXXX, siendo defendido e ambas instancias por el Letrado D. XXXXXXX.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que el Juzgado de instancia citado, con fecha 3 de abril de 2014, dictó en los autos principales de los que dimana el presente Rollo la Sentencia cuya parte dispositiva dice así:

“Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por la representación procesal de XXXXXXX SCL, contra BANCO POPULAR ESPAÑOL S.A., debo condenar y condeno a la entidad demandada a que pague a la actora la cantidad de TRES MIL QUINIENTOS VEINTICUATRO EUROS CON SETENTA Y NUEVE CÉNTIMOS (3.524,79 €), más los intereses legales desde la primera reclamación extrajudicial (23/03/2012), sin expresa condena en costas”.

SEGUNDO.- Que contra la anterior sentencia y en tiempo y forma se interpuso recurso de apelación por el Procurador D. Francisco XXXXXXX en representación de la parte apelante “Banco Popular Español, S. A.” interesando la práctica de prueba, siéndole admitido, presentando la Procuradora Dña XXXXXXX, en representación de la parte apelada, “XXXXXXX Sociedad Cooperativa Limitada”, escrito de oposición al recurso formulado de contrario.

Por diligencia de ordenación de fecha 22 de diciembre de 2014 se tuvo por formalizado el trámite de oposición al recurso y siendo emplazadas las partes y remitidos los autos a esta Audiencia, formándose el presente rollo nº 13/15, designándose Magistrado por turno, personándose ambas partes en esta alzada.

Por auto de fecha 21 de enero de 2015 fue denegado el recibimiento del pleito a prueba; señalándose para la resolución del presente recurso el día 8 de abril de 2015.

TERCERO.- Que en la sustanciación de ambas instancias se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

En el recurso de apelación interpuesto en nombre de la entidad Banco Popular Español, S.A., se pretende que se revoque la sentencia de instancia, dictándose en su lugar otra desestimando la demanda.

Se indica que la sentencia recurrida no distingue dos hechos diferentes, cuales son el interés de demora y la comisión de descubierto; que el interés remunera la suma dispuesta y la comisión retribuye la prestación de un servicio, consistente en la apertura de crédito en descubierto.

Se alega error en la valoración de la prueba, indicándose que los importes cobrados en concepto de comisión de descubierto no son una penalización ni una liquidación automática; que la comisión en descubierto era conocida y consentida por la entidad actora, haciéndose mención a los documentos acompañados con la demanda, en especial al nº 12, aludiéndose a la doctrina del consentimiento tácito, de los actos propios y a la exigencia de la buena fe en el ejercicio del derecho, artículo 7 del Código Civil (LEG 1889, 27).

Se afirma que la existencia del pacto está acreditada por la entidad financiera con la firma del contrato de apertura de cuenta y el folleto informativo; que el cumplimiento de la legalidad ha sido cumplido por la entidad y que existe causa para el cobro de la comisión de descubierto, puesto que hay un servicio diferenciado, que el banco se ve obligado a realizar y que no se produciría de no haberse solicitado y existido los descubiertos.

La sentencia recurrida estima la demanda, condenando a la entidad Banco Popular Español, S.A. a la cantidad de 3.524,79 €, correspondiente estas cantidades cobradas por la entidad en concepto de comisión de descubierto.

Se indica que las partes suscribieron un contrato de cuenta corriente, pactándose unos intereses por descubierto del 29% nominal anual y comisión en descubierto inicial del 2%, habiendo sido esta modificada desde el 5-6-2009 al 4,50% a aplicar sobre el mayor saldo deudor por fecha contable que la cuenta ha tenido en el período de liquidación.

Que tanto la Ley 7/1998, de 13 de abril (RCL 1998, 960), de Condiciones Generales de la Contratación, como la Ley 26/1988, de 29 de julio (RCL 1988, 1656 y RCL 1989, 1782), de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito, exigen que las cláusulas del contrato bancario reguladoras de una comisión bancaria respondan a servicios efectivamente prestados.

Se cita la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga de 14 de abril de 2009; de acuerdo la doctrina mayoritaria de las Audiencias Provinciales se considera que no consta justificado por la entidad bancaria el servicio adicional de estudio o análisis en relación con la comisión de descubierto aplicada; que la comisión de descubierto estaba ya prevista desde el momento inicial de la formalización del contrato de cuenta corriente, como riesgo que el banco asumió en su día y que no se ha acreditado por la demandada nuevos análisis o estudios de solvencia.

SEGUNDO

Para dar respuesta a la cuestión planteada en el anterior fundamento resulta de interés referir las resoluciones judiciales que se citan continuación. Y así la Audiencia Provincial de Murcia, Sección V, en sentencia de 15 de enero de 2013 refiere.

La Audiencia Provincial de Alicante, Sección 8ª, de 3 de julio de 2014, declara:

“Sin embargo el Tribunal entiende que la concesión del crédito por exceso se hace en el contrato, en cada contrato y no de forma individual en cada caso. Por tanto, el estudio financiero del cliente es previo a la concesión de un crédito por descubierto, sin perjuicio, claro está, que la evolución y circunstancias posteriores obliguen puntualmente al banco a un replanteamiento de la cuestión.

Pero en absoluto es imaginable que con ocasión de cada exceso -y basta ver el número de veces que tiene lugar en el caso que nos ocupa- se efectúe un estudio individual del cliente. Pero es que, en todo caso, no consta que cada vez que el cliente ha hecho uso del crédito por descubierto, se haya hecho un estudio individual.

Lo que se aprecia es un mero automatismo en la aplicación de la comisión como de hecho, deriva del propio tenor de la cláusula o pacto que la prevé. Señalaremos al fin, en cuanto a la gestión del descubierto, que se cobre siempre previo cualquier servicio desdice el que dicha prestación sea contraprestacional porque no consta en qué consiste tal gestión y desde luego no puede cobrarse un servicio por recobro sin que se sepa que vaya a producirse crisis en el reintegro del crédito concedido por descubierto.

Es por ello que debemos reiterar lo que decíamos en nuestra Sentencia de 18 de febrero de 2014 cuando recordando la doctrina del Banco de España, -Circular 8/90-, señalábamos que el cobro de las comisiones debe estar justificado no sólo desde un punto de vista contractual -en el caso no está ausente este requisito- sino sustantivo, es decir, contraprestación a servicios efectivamente realizados y debidamente justificados como cualquier relación contractual“.

La Audiencia Provincial de Madrid, Sección 14ª, de 13 de mayo de 2014 refiere.

Procede desestimar la pretensión revocatoria, ya que las alegaciones formuladas en el recurso no han desvirtuado lo razonado en instancia, que se comparte íntegramente en esta alzada, de acuerdo con el criterio sostenido en las sentencias antes referidas, pues, en efecto, se considera que no está justificado el cobro de la comisión de descubierto por la entidad bancaria en el presente caso, ya que no se ha acreditado que la comisión de descubierto aplicado obedezca realmente a la prestación de un servicio distinto a la mera concesión de crédito, por lo que no existe causa para el cobro simultáneo de un interés por descubierto del 29% y de una comisión de descubierto, y ello habida cuenta de que no se ha acreditado que a la entidad bancaria le hubiera producido un sobrecoste administrativo la simple existencia de un crédito en descubierto, no existe ninguna evaluación o estudio practicado con ocasión del descubierto, ni tampoco ningún seguimiento especial por la existencia del descubierto.

En definitiva, se considera que la existencia de descubierto en cuenta no obedece a la prestación de servicio alguno, sino a la concesión de un crédito circunstancial, respecto de cuya retribución, por la disponibilidad del mismo, se ha pactado expresamente un interés por descubierto.

En el presente caso tampoco es de aplicación la doctrina del consentimiento tácito ni de los actos propios, ya que el pago inicial de las comisiones de descubierto puede inicialmente estar justificado para la entidad actora en virtud de lo pactado, sin embargo ello no le vincula para que con posterioridad pueda mostrar su disconformidad con la aplicación simultánea de una comisión de descubierto y el pago de unos intereses también por descubierto a la vista de la normativa que pudiera ser de aplicación y de las resoluciones judiciales dictadas con motivo de la exigibilidad o no de las comisiones de descubierto en operación bancaria.

En atención a lo expuesto debe desestimarse el recurso de apelación, de acuerdo con lo sostenido en el escrito de impugnación al recurso formulado por la representación de la entidad XXXXXXX S.C.L.

TERCERO

Procede imponer las costas procesales de esta alzada a la parte apelante al desestimarse el recurso de apelación, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 398 y 394 LEC (RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892), y ello en tanto que no concurren dudas de hecho ni de derecho que justifiquen otro pronunciamiento.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por el Procurador D. XXXXXXX en nombre y representación de “Banco Popular Español, S. A.”, debo de confirmar y confirmo la sentencia dictada por la Sra. Juez, titular del Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Totana en fecha 3 de abril de 2014 en el procedimiento, Juicio Verbal 70/13, con la imposición expresa de las costas de esta alzada a la parte apelante.

Se acuerda la pérdida del depósito constituido para recurrir al ser desestimado el recurso, debiéndose dar al mismo el destino legal pertinente.

Notifíquese esta sentencia conforme a lo establecido en el artº. 248.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (RCL 1985, 1578 y 2635), haciéndose saber que si la parte justifica y acredita la existencia de interés casacional contra dicha sentencia podría interponerse recurso de casación en los términos del artículo 477.2.3º de la Ley de Enjuiciamiento Civil (RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892) en relación con el artº. 479 del mismo texto procesal, en cuyo caso deberá de interponerse el mismo ante esta Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Murcia, previo depósito de la cantidad de 50 €, en el plazo de veinte días siguientes a la notificación de la presente resolución mediante su consignación en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones de esta Sala (BANESTO, en la cuenta de este expediente 3107), debiendo acreditar el pago de dicho depósito con el escrito preparando el recurso de casación, de conformidad con lo previsto en la Disposición Adicional 15ª apartados 1, 3 y 6 añadida a la Ley Orgánica del Poder Judicial por la LO 1/2009 (RCL 2009, 2089) y, en su momento, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, de los que se servirá acusar recibo, acompañados de certificación literal de la presente resolución a los oportunos efectos de ejecución de lo acordado, uniéndose otro al rollo de apelación.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Haz una donación a Economía Zero




MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>