fbpx
19
0001
youtube

Declarada la nulidad de un contrato de crédito de Cofidis por abusivo, TAE del 24,51 %

Declarada la nulidad de un contrato de crédito de Cofidis por abusivo, TAE del 24,51 %

La Audiencia Provincial de Las Palmas, estima parcialmente el recurso de apelación interpuesto y declara la nulidad de un contrato de crédito de Cofidis por abusividad en los intereses remuneratorios (TAE 24,51 %).

En Primera Instancia, se condenó a unos usuarios a abonar la cantidad de 4.008,18 € a Cofidis por un contrato de crédito. Los usuarios presentaron un recurso de apelación, al cual la entidad respondió con un escrito de oposición y se elevaron los actos a la Audiencia Provincial.

Finalmente, los usuarios consiguieron la nulidad del contrato por usurario, y únicamente tienen que devolver el capital efectivamente prestado por la entidad, ahorrándose el abono de todos los intereses pagados durante la vida del préstamo.

!!! ANULA EL CONTRATO DE TU TARJETA O PRÉSTAMO REVOLVING CON ECONOMÍA ZERO !!!

Si tienes una tarjeta de crédito o un préstamo personal, es más que posible que sea REVOLVING. Entra en nuestro artículo Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving”  para saber qué tienes que hacer para recuperar TODO TU DINERO.

Tienes todo lo necesario para saber si tu tarjeta o préstamo son “revolving”, modelos de carta para enviar al Servicio de Atención al Cliente de la entidad, un FAQ con preguntas frecuentes y mucha más info útil. Y como siempre, ante cualquier duda, sólo tienes que dejar una consulta y te contestaremos lo antes posible.


SENTENCIA

 

Audiencia Provincial de Las Palmas, Sección 3ª, Sentencia 82/2017 de 13 Feb. 2017, Rec. 708/2014

SECCIÓN TERCERA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

Rollo: Recurso de apelación

Nº Rollo: 0000708/2014

Resolución: Sentencia 000082/2017

Proc. origen: Juicio verbal Nº proc. origen: 0000114/2014-00

Juzgado de Primera Instancia Nº 8 de Las Palmas de Gran Canaria

Demandado XXXXXX XXXXXX XXXXXX XXXXXX

Apelado COFIDIS S.A. SUCURSAL EN ESPAÑA

SENTENCIA

ILTMA. SRA. MAGISTRADA

Dª. XXXXXX

En Las Palmas de Gran Canaria, a 13 de febrero de 2017.

VISTAS por la Sección 3ª de esta Audiencia Provincial, constituída con una sóla Magistrada, las actuaciones de que dimana el presente rollo 708/2014 en virtud del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 8 de Las Palmas en los autos referenciados (Juicio Verbal de reclamación de cantidad 114/2014) seguidos a instancia de COFIDIS S.A. SUCURSAL EN ESPAÑA, parte apelada, representada en esta alzada por la Procuradora Dª XXXXXX y asistida por la Letrada Dª XXXXXX, contra, Dª XXXXXX y DON XXXXXX, parte apelante, representado en esta alzada por el Procurador Don XXXXXX y asistido por el Letrado Don XXXXXX, siendo ponente la Sra. Magistrada Dª XXXXXX,

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia Número 8 de Las Palmas se dictó sentencia en los referidos autos cuya parte dispositiva literalmente establece: «Que estimando la demanda interpuesta por el/la Procurador/a D./Dña. D./Dña. XXXXXX, en representación de COFIDIS S.A. SUCURSAL EN ESPAÑA, contra Dña. XXXXXX, representado por el Procurador/a D./Dña. XXXXXX, y contra D. XXXXXX, representado por el Procurador/a D./Dña. XXXXXX, debo:

1.- Condenar de forma solidaria a los demandados al pago de la cantidad 4.000,18 euros.

2.- Condenar en costas a la parte demandada.»

SEGUNDO.- La referida sentencia, de fecha 16 de junio del 2014, se recurrió en apelación por Don XXXXXX con base a los hechos y fundamentos que son de ver en el mismo. Tramitado el recurso en la forma dispuesta en el art. 461 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LA LEY 58/2000) la parte contraria presentó escrito de oposición al recurso alegando cuanto tuvo por conveniente y seguidamente se elevaron las actuaciones a esta Sala, donde se formó rollo de apelación.

TERCERO– De conformidad con lo dispuesto en el artículo 82 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LA LEY 1694/1985) de 1 de julio de 1985 en la redacción dada por la LO 1/2009 (LA LEY 19390/2009), la Sala se ha constituido con una sola Magistrada para el conocimiento del presente recurso de apelación.

CUARTO.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales excepto los plazos procesales por el cúmulo de asuntos que se tramitan en esta sección y la tramitación preferente de los asuntos de familia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Se alza uno de los condenados solidariamente a abonar a la entidad crediticia actora la cantidad de 4.000,18 euros por impago de un préstamo personal, alegando en síntesis reductora la errónea valoración de la prueba en relación a la falta de transparencia del contrato, la existencia de un contrato de seguro que debería cubrir la cantidad reclamada, que serían nulos los intereses remuneratorios por abusivos y usurarios y que la condena de la sentencia apelada no tendría que haberse fijado con carácter solidario pues no se pactó expresamente dicha solidaridad.

SEGUNDO.- Centrados en el anterior fundamento jurídico los términos del recurso de apelación el mismo debe ser estimado parcialmente a los efectos de no condenar a los demandados a los intereses remuneratorios reclamados por usurarios y contrarios a la Ley Azcárate (LA LEY 3/1908) como luego se motivará y a los efectos de que la consiguiente condena lo debe ser con carácter mancomunada y no solidaria al no haberse pactado expresamente la solidaridad en aplicación de lo previsto en el artículo 1137 del CC (LA LEY 1/1889), rechazándose del recurso de apelación todo lo relativo a las alegaciones sobre el seguro vinculado a la operación crediticia, pues no constan cumplidos los requisitos de procedibilidad exigidos por la póliza sin perjuicio del derecho del apelante a ejercitar las acciones que estime oportunas contra la compañía de seguros si concurren los presupuestos materiales de la póliza en relación al riesgo asegurado.

Lo que sí procede es como antes se ha indicado declarar nulos por usurarios los intereses remuneratorios pactados en la cláusula quinta y sexta del contrato firmado en el año 2009 en que el interés legal del dinero estaba en un 4 % y efectivamente, como señala la Sentencia de la Audiencia Provincial de Huesca de 14 de octubre de 2016, que declaró usurario un crédito similar de la misma demandante, siguiendo a la sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015 referida a un crédito revolving. La indicada sentencia ha aclarado la aplicación de dicha Ley a los créditos al consumo en los siguientes términos:

a) esta norma es aplicable también a los contratos de crédito y no solo a los préstamos, conforme al artículo 9 de la Ley;

b) para que la operación crediticia pueda ser considerada usuraria, basta con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la ley, esto es, «que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», sin que sea exigible que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales», según el tenor literal del mismo artículo 1;

c) el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados;

d) el interés con el que ha de realizarse la comparación es el “normal del dinero”, por lo que no se trata de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés «normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia»;

e) para establecer lo que se considera “interés normal” puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas;

f) no se trata tanto de determinar si el interés remuneratorio es o no excesivo, como si es «notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

Las estadísticas publicadas en Internet por el Banco de España muestran que, en mayo de 2008, fecha del contrato, los tipos de interés activos aplicados por las entidades de crédito en los créditos al consumo, en operaciones de entre 1 y 5 años, se elevaban al 9,08, mientras que el T.A.E. (tasa media ponderada de todos los plazos), en la misma fecha, mayo de 2008, se elevaba a 10,54.

La indicada sentencia del Tribunal Supremo declara usurario un tipo de interés que se elevaba al 24,6 TAE partiendo de que en la instancia se había considerado acreditado que superaba el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época en que se concertó el contrato.

En el presente caso, como el resuelto en la sentencia de esta audiencia de 14 de octubre de 2016 , el TAE pactado para una línea de crédito de hasta 6.000 euros se elevaba al 24,51%, lo que resulta un interés notablemente superior al normal del dinero, más del doble.

Ese tipo de interés remuneratorio también es manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, al encontrarnos ante un crédito concertado con un consumidor o usuario cuya profesión era la de auxiliar de clínica el primer titular y soldador el segundo titular y con unos ingresos mensuales, respectivamente, de 682 y 2.374 euros, según lo que consta en el contrato, aparte de que ya sólo con el TAE pactado en un crédito al consumo tenemos un interés notablemente superior al normal del dinero.

Como dice la repetida sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, “cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación especialmente lucrativa pero de alto riesgo, está justificado que quien le financia, al igual que participa del riesgo, participe también de los altos beneficios esperados mediante la fijación de un interés notablemente superior al normal […], [pero] en operaciones de crédito al consumo, no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado […], por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico”.

Las anteriores consideraciones son aplicables al supuesto enjuiciado en el que se pacta de forma poco clara y sin señalar que son remuneratorios un TAE que va desde el 24’51 % para líneas de crédito de hasta 6000 euros que es la concedida en el contrato objeto de autos con un TIN que es el reclamado en autos del 22’12 % anual, lo que resulta un interés notablemente superior al normal del dinero, más del doble, por lo que declarándose la nulidad de la cláusula del coste del préstamo fijada en las cláusulas 5 y 6 del contrato procede rechazar la reclamación de intereses remuneratorios y una vez que ha devenido firme la declaración de nulidad por abusiva del cláusula relativa al pago de comisiones por devolución, debe ser estimado parcialmente el recurso de apelación en el sentido que deben ser condenados los demandados mancomunadamente a la diferencia entre el importe del préstamos concedido 4.000 euros, más coste del seguro, 555’28 euros y lo abonado por tal operación por los demandados de 2.470’40 euros, lo que hace un total adeudado de 2,084’88 euros cantidad a la que se condena mancomunadamente a los deudores como antes se indicó.

TERCERO.- Las costas del recurso de apelación y de la instancia no se imponen a ninguna de las partes ex artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LA LEY 58/2000) y 394 de la LEC (LA LEY 58/2000) al ser parcial tanto el recurso de apelación como el de la demanda inicial.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación;

FALLO

Se estima parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la representación de DON XXXXXX contra la sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia nº 8 de Las Palmas de fecha, 16 de junio del 2014, la cual se revoca en el sentido de que declarándose nulos los intereses remuneratorios pactados, se fija en 2.084’88 euros la cantidad a la que se condena mancomundamente a los demandados sin imponer las costas de la instancia y de esta alzada a ninguna de las partes.

Llévese certificación de la presente resolución al rollo de esta Sala y notifíquese a las partes haciéndolas saber que no cabe interponer recurso alguno y con certificación de la misma, devuélvanse los autos al Juzgado de procedencia para su ejecución y cumplimiento interesando acuse de recibo.

Así por esta mi Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronuncio mando y firmo.

PUBLICACIÓN. Dada y pronunciada y leída fue la anterior Sentencia por Iltma. Magistrada Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el Secretario, certifico.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>