19
0001
youtube

Banco Sabadell condenado a devolver 805 € en concepto de comisiones por reclamación de descubierto cobradas de forma ilegal

Banco Sabadell condenado a devolver 805 € en concepto de comisiones por reclamación de descubierto cobradas de forma ilegal

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Avilés anula la cláusula que regula las comisiones por reclamación de descubierto, considerándola abusiva debido a que causa en perjuicio del consumidor un desequilibrio importante, además de que no consta demostrado por parte de la entidad que dichas comisiones respondan a servicios efectivamente realizados o gastos habidos.

Por lo tanto, condena a Banco Sabadell a devolver a la demandante un total de 805 €, correspondientes a 23 comisiones por reclamación de descubierto por un importe fijo de 35 € cada una, además de los intereses  legales y las costas procesales.

!!!! NO TE RINDAS, RECLAMA TU DINERO Y PRESENTA DEMANDA CON ECONOMÍA ZERO !!!!

Entra nuestro artículo Cómo presentar demanda Judicial por comisiones por reclamación de descubierto para conocer el funcionamiento de nuestra gestión de las demandas por el cobro ilegal de comisiones por reclamación de descubierto y otras comisiones similares.


SENTENCIA

 

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCIÓN Nº 5 DE AVILÉS

SENTENCIA: 00110/2016

JUICIO VERBAL 310/16

En Avilés, a 8 de noviembre de 2016.

Magistrado-Juez: XXXXXXXX

Demandante/s: XXXXXXXX

Abogado/a: XXXXXXXX

Procurador/a: XXXXXXXX

Demandado/a: “Banco Sabadell, SA”

Abogado/a: XXXXXXXX

Procurador/a: XXXXXXXX

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la parte actora se demanda el 04/07/16 que fue turnada a este juzgado, en reclamación de 805 €.

Admitida a trámite por Decreto de 18/07/16, tras subsanación de defecto procesal, se emplazó a la parte demandada para contestar en 10 días.

SEGUNDO.- No habiendo comparecido en plazo la demandada y habiéndole precluído el plazo para contestar, se la declaró en rebeldía procesal y se citó para vista el 08/11/16, a la que compareció tanto la parte actora como la demandada personándose en forma.

Tras ratificarse en su petición la parte actora, la demandada efectuó alegaciones, practicándose la prueba propuesta y admitida que consistió en documental.

Seguidamente las partes formularon sus conclusiones, quedando los autos sobre la mesa del Juez para dictar sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Expone la parte actora que es titular de un contrato de cuenta corriente bancaria, en el cual se han cargado entre el 09/05/14 y el 07/04/16 unas serie de “comisiones por reclamación de descubiertos”, por un total de 805 €.

Considera que las mismas vulneran la normativa bancaria, y que han de reputarse abusivas conforme al Texto Refundido, Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

La parte demandada dejó precluir la posibilidad de contestar a la demanda, por lo que no puede introducir hechos nuevos ni aportar documentos, y si bien no se llega a allanar en el acto de la vista, interesa que se dicte la sentencia que proceda ante las dificultades argumentales derivadas de la preclusión de la contestación.

SEGUNDO.- En cuanto al concepto de consumidor y de usuario, el actual artículo 3 de la LGDCU (Texto Refundido, Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias) dispone:

“Concepto general de consumidor y de usuario. A efectos de esta norma y sin perjuicio de lo dispuesto expresamente en sus libros tercero y cuarto, son consumidores o usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.

Son también consumidores a efectos de esta norma las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que actúen sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a una actividad comercial o empresarial.”

En el caso que nos ocupa, no consta que la actora tenga una condición distinta que la de consumidora o usuaria, al no existir indicio alguno de que la cuenta sirva a ninguna actividad profesional o comercial.

El artículo 82 del TRLGDCU califica de abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente que en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato, y el artículo 83 del mismo texto refundido sanciona con la nulidad de pleno derecho y tener por no puestas las cláusulas abusivas.

La documental aportada, es suficiente para deducir la existencia de un contrato de cuenta corriente, llamada “Cuenta Expansión”, celebrado entre la actora y la demandada, en la cual se han cargado un total de 23 “comisiones por reclamación de descubierto” por un importe fijo de 35 €, lo que hace un total de 805 €.

Dicha aplicación corresponderá en el mejor de los casos a comisiones que consten en el contrato de apertura de la cuenta corriente –pues en otro caso carecería del mínimo fundamento-, ya sea como parte del clausulado general como condiciones generales, ya se haga figurar en las condiciones particulares de la concreta póliza.

Tales cláusulas resultan nulas por abusivas en el caso que nos ocupa, puesto que el contrato se ha celebrado con un consumidor, por lo que ha de partirse de que el mencionado artículo 82.1 de la LGDCU (Texto Refundido de 16/11/07) establece el carácter abusivo de aquellas cláusulas que causen en perjuicio del consumidor un desequilibrio importante, así como los incrementos de precios recargos, indemnizaciones o penalizaciones que no correspondan a prestaciones adicionales (articulo 89.5 LGDCU).

Criterio asimismo, que cabe traer a efectos interpretativos la Circular del Banco de España 8/1990, de 7 de septiembre, al considerar que comportan detrimento de los intereses del consumidor, incrementos de precios por servicios, accesorios, recargos y penalizaciones que no se corresponden a prestaciones adicionales y no responden a “servicios efectivamente realizados o gastos habidos”, por lo que dicha cláusula resulta ser nula, no acreditándose tampoco documentalmente qué costes adicionales ha generado la presentación al cobro por vías electrónicas de ese mismo recibo.

Analizando supuestos semejantes la AP de Asturias, sección 1ª, sentencia de 24/06/11, o la de 09/02/11, ha considerado este tipo de cláusulas por su cuantía y desproporción, abusivas, que en el mismo sentido y partiendo de la desproporción, la SAP de Asturias, sección 4ª, sentencia de 22/11/11 ha expuesto que “Deben también excluirse de la reclamación los importes por comisiones de gestión que resultan, a falta de toda prueba sobre su necesidad, abusivos por vulneración de la exigencia de reciprocidad sentada en el art. 87 de la LGDCU”.

Y aún admitiendo su validez, la sentencia de la AP de Gran Canarias, sección 5ª, de 31/01/11, señala que “se trata de una condición contractual que en sí misma tiene una causa reconocida (la gestión concreta para reclamar del cliente la deuda), pero su aplicación debe responder a la gestión realizada porque, en otro caso, sí que carece de sentido y opera con otra finalidad muy distinta”.

En el mismo sentido la AP de Barcelona, sección 19, de 11/01/10, descuenta dichas comisiones partiendo de que “no se ha acreditado que efectivamente aquélla retribuya una prestación adicional por parte de la entidad de financiación. No se ha alegado siquiera cual pueda ser dicha prestación, y desde luego no fue susceptible de ser aceptada o rechazada, por lo que debe predicarse su nulidad”.

No se acredita en el caso que nos ocupa que dichas comisiones cargadas al cliente se correspondan con gastos o con servicios efectivamente prestados.

En este sentido, la SAP de Asturias, sección 5ª, de 17/07/15 recuerda que “el Banco de España se ha pronunciado reiteradamente sobre las comisiones de posiciones deudoras y declarado que su objeto es el cobro de los costes en que pudo incurrir la entidad al efectuar las reclamaciones necesarias para la recuperación de los saldos deudores del cliente y que desde la óptica de las buenas prácticas bancarias su devengo y cargo sólo se puede justificar si se acredita que:

, su devengo está vinculado a la existencia efectiva de gestiones de reclamación ante el cliente deudor;

, es única en la reclamación de un mismo saldo (no obstante la considera compatible con la repercusión de los gastos soportados por la entidad como consecuencia de la intervención de terceros en la reclamación);

, su cuantía ha de ser única y no porcentual;

y , su aplicación automática no responde a una buena práctica bancaria, sino que su reclamación debe hacerse teniendo en cuenta las circunstancias concretas de cada impagado y cliente (Memorias de Servicio de Reclamaciones del Banco de España de los años 2.006 y 2.007 )”.

E incluso la SAP de Asturias, sección 6ª, de 13/07/15 admitiendo la inicial validez de las “comisiones por descubiertos”, en cuanto que su exigencia no depende de ningún hecho adicional a la inexistencia de fondos suficientes en la cuenta para atender la orden de pago emitida por el cliente.

Es decir, se trata de una cláusula penal netamente cumulativa no susceptible de moderación judicial por haber sido pactada precisamente para un supuesto de incumplimiento de la obligación antes mentada de mantener en todo momento fondos suficientes para atender sus propias órdenes de pago, las distingue de las comisiones por gastos de reclamación de posiciones deudoras vencidas, y precisamente en el caso que nos ocupa se trata de “comisiones por reclamación de descubierto”, considerando que entra en juego la prescripción del artículo 5 de la Orden de de 12 de diciembre de 1989 cuando señala que “Las comisiones o gastos repercutidos deberán responder a servicios efectivamente prestados o a gastos habidos“.

Y continúa dicha Sentencia indicando que “la entidad financiera habría obviado cualquier gestión distinta del mero apunte contable del cargo y por tanto carecería de derecho para repercutirle el coste de una reclamación que habría brillado por su ausencia”.

Por todo lo expuesto, han de considerarse nulas por abusividad las comisiones cargadas, debiendo estimarse la demanda.

TERCERO.- Intereses. Desde la fecha de la interposición de la demanda, se han de devengar los intereses legales, de conformidad con los artículos 1.101 y 1.108 del Código Civil.

CUARTO.– Costas. Conforme a lo dispuesto en el artículo 394.1 de la LEC, y toda vez que la estimación de la demanda es íntegra, y no se ha producido una allanamiento en el momento procesal señalado en el artículo 395 LEC, procede la imposición de las costas a la parte demandada, pronunciamiento que es preceptivo sin perjuicio de que quede vacío de consecuencias prácticas al ser la cuantía inferior al 2.000 €.

QUINTO.- RECURSO. Nos hallamos ante un Juicio Verbal por razón de la cuantía, que en este caso es inferior a los 3.000 €, procesos para los que la reforma de la LEC introducida por la Ley de Agilización Procesal 37/11 de 10 de octubre ha excluido la posibilidad de apelación (455.1).

Vistos los artículos precitados y demás de general y pertinente aplicación

FALLO

Que ESTIMO la demanda interpuesta por XXXXXXXX frente a “Banco Sabadell, SA” condenando a ésta a devolverle la cantidad de 805 €, con intereses legales desde la fecha de interposición de la demanda.

Con imposición de las costas a la parte demandada.

Líbrese testimonio de la presente, el cual se llevará a los autos de su razón, quedando el original en el Libro de Sentencias.

Notifíquese a las partes.

La presente resolución es firme y contra ella no cabe interponer recurso. Así por esta mi sentencia lo pronuncio, mando y firmo. Doy fe.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Magistrado-Juez que la dictó estando celebrando audiencia pública en el día de la fecha. Doy fe.


Haz una donación a Economía Zero




2 comentarios para Banco Sabadell condenado a devolver 805 € en concepto de comisiones por reclamación de descubierto cobradas de forma ilegal

  • Cristian

    Hola

    Gracias por el servicio que prestáis.

    Tengo una duda si tengo tarjetas canceladas de 1 o 2 años también puedo pedir que me paguen lo que pague en su dia? Ya que los ultimos años fuy quitando y cancelando para que no fuese mas grande el problema y ahora estaria bien hacerles sudar lo que sude yo en su dia

    Gracias

    • Economía Zero

      Hola Cristian

      Por supuesto que puedes, ya que la usura bancaria no tiene prescripción, que es a lo que suponemos que te refieres, ya que aunque te hayan estado cobrando comisiones ilegales por retraso en los pagos, en los productos revolving lo que hay que pedir es la nulidad del contrato, a no ser que la TAE de esas tarjetas sea inferior a la que os recomendamos para reclamar.

      No obstante, es mejor que antes de hacer nada leas atenta y completamente la información de nuestro artículo (incluido el FAQ) Cómo anular los contratos de las tarjetas de crédito y préstamos “revolving”, y si luego tienes cualquier duda, nos lo comunicas y te contestaremos lo antes posible.

      Recuerda que desde Economía Zero queremos llevar un seguimiento personalizado de cada una de vuestras reclamaciones de productos revolving, para ello sólo tienes que seguir una de las dos opciones que aparecen en el apartado “SEGUIMIENTO PERSONALIZADO DE LAS RECLAMACIONES”.

      Como siempre, quedamos a tu disposición ante cualquier duda.

      Un saludo.

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>