TELÉF. CONTACTO

19

Anticomunismo. Pinceladas vintage de propaganda anticomunista, con un toque de humor

Sobre el comunismo, John Edgar Hoover (1895-1972), primer director del F.B.I., desde su creación en 1924 hasta su muerte en 1972.

«Es una forma de vida maligna. Revela condiciones similares a una enfermedad que se extiende como una epidemia, y como una epidemia hay que ponerlo en cuarentena para que no infecte a toda la nación»

La revolución rusa de 1917 despertó los miedos y temores de la burguesía de los países capitalistas dominantes. Se hizo patente que el sacrosanto régimen burgués dejaba de ser una fortaleza inexpugnable y que podía llegar a ser destruido por la acción revolucionaria del proletariado organizado: el capitalismo podía ser derrotado.

Supuso una inyección de fuerza moral para las organizaciones obreras de todo el mundo. En una Alemania tan castigada por la guerra como también lo estaba Rusia, apenas un año después de la revolución de Octubre, los cimientos del poder burgués se tambalearon (primero con la Revolución de Noviembre de 1918, iniciada en Kiel; luego, en enero de 1919, con la sublevación revolucionaria espartaquista; finalmente, el 6 de abril del mismo año, con la proclamación de la efímera República Soviética de Baviera).

En mayor o menor medida, el eco de la revolución de Octubre actuó de refuerzo y de catalizador de la lucha de las organizaciones proletarias en todas partes. La respuesta de la burguesía no se hizo esperar. La revolución rusa pasó a convertirse en un cáncer que era preciso extirpar antes de que se extendiese más. Los nacientes fascismos fueron impulsados por la clase dominante, para actuar de arietes contra la amenaza roja. Para muchos, Hitler significó la esperanza de ver destruida la Rusia soviética, pero el nazismo resultó finalmente derrotado por el Ejército Rojo.

Tras la derrota de la Alemania nazi, las potencias occidentales renovaron su obsesión por el«peligro comunista», razón por la cual el anticomunismo pasó a convertirse en una especie de salvoconducto que hacía olvidar el pasado de muchos nazis, convertidos en estratégicos colaboradores del bloque occidental. La nueva urgencia era frenar la propagación del socialismo. La revolución comunista china del 47, el comienzo de la guerra de Corea en 1950, el auge de los movimientos de liberación nacionales en el Tercer Mundo, etc., estos y otros hechos amplificaron el miedo que el hegemónico bloque occidental tenía por el socialismo.

Por ello, durante toda la Guerra Fría la producción de propaganda anticomunista pasó a desempeñar un papel fundamental: películas, informativos, documentales, etc. Muchas de las obras de esta propaganda quizás hoy nos harían reír. Pero tengamos en cuenta que jugaron un papel decisivo en la promoción de patrones de socialización política que tuvieron como efecto la formación de un imaginario colectivo, en el cual el comunismo era la máxima expresión de la maldad, una especie de anticristo con el objetivo de destruir la civilización y todos los valores que la fundamentaban; una fuerza destructora del «orden natural» de las cosas basado en la propiedad privada de los medios de producción y en el libre mercado. El comunista era representado como un ser perverso por naturaleza, con tendencia criminal innata, que encontraba placer creando destrucción y odio. Para ciertos sectores, los comunistas incluso estaban más allá de la dicotomía naturaleza/cultura, al formar parte de un submundo dirigido por fuerzas diabólicas.

Hubo incluso ilustres psiquiatras que llegaron a considerar el comunismo como una enfermedad (también consideraban como enfermedad la homosexualidad). En España tuvimos un ejemplo muy claro: Vallejo-Nájera, psiquiatra-director de las investigaciones psicológicas llevadas a cabo en los campos de concentración que se crearon durante el primer franquismo. Como muchos sabéis, Vallejo-Nájera consideraba la existencia de un posible gen rojo que vendría a ser la causa de las tendencias comunistas en una persona, consideradas por tanto como una patología susceptible de ser tratada.

He seleccionado un par de pinceladas vintage de esta propaganda anticomunista, que se acentúa especialmente a partir de la Guerra Fría. Pertenecen a dos países: Estados Unidos y Argentina. En el caso del material argentino, es interesante subrayar que es ligeramenteanterior al comienzo de la Guerra Fría, lo que nos muestra la virulencia y tradición del anticomunismo en este país del cono sur, por parte de su oligarquía.

_________________________________________________

– Make Mine Freedom (Vídeo)

Se trata de uno de los primeros cortos de animación producidos en Estados Unidos, como propaganda anticomunista en la Guerra Fría. Un año antes (1947) había tenido lugar la revolución comunista china, dos años después de que el Ejército Rojo derrotase a Hitler. Todavía no había estallado el conflicto de Corea, pero ya se había activado en Estados Unidos una poderosa maquinaria de propaganda contra el comunismo. El mensaje del corto es muy claro: una advertencia contra los que proclaman ideas de igualdad, a la vez que ensalza las virtudes del capitalismo como el sistema que ha hecho grande a EE.UU. En definitiva, el corto nos vende los muchos peligros derivados del comunismo y los abundantes beneficios que nos aporta el capitalismo.

Directores: Joseph Barbera y  William Hanna
Fecha: 25 de febrero de 1948
País: Estados Unidos.
Producción: Harding College, John Sutherland Productions, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Duración: 9′

– Mañas y patrañas de gente extraña (Vídeo)

Director: Alfredo Zalnero
Fecha: 1978
País: Argentina
Producción: Instituto Nacional de Cinematografía, Argentina.
Duración: 8’09»

Se trata de un corto de animación, de carácter anticomunista, realizado durante la dictadura argentina. Fue producido en 1978, con intención de servir de material educativo dirigido a los niños.

Fragmento de un documental anticomunista (vídeo) presentado por un ex-agente del FBI (primera etapa de la Guerra Fría).

En este caso es un fragmento de un documental estadounidense de los primeros tiempos de la Guerra Fría. Es reproducido en otro documental mucho más reciente, titulado «Viendo en Rojo. Historias de Comunistas Americanos» (Seeing Red: Stories of American Communists), dirigido en 1983 por Jim Klein y Julia Reichert. Este último es una interesante historia de los hombres y mujeres que formaron parte del Partido Comunista de EE.UU., en una época (la de la Guerra Fría) marcada por unas condiciones muy difíciles para la militancia comunista (ver documental completo en castellano aquí). Para el que desee profundizar en lo que fue el clima anticomunista estadounidense durante la Guerra Fría, le recomiendo especialmente el documental mencionado y enlazado; merece la pena.

– Fragmento del Noticiero Sucesos Argentinos, de 1939 (Vídeo)

Fragmento de 1’31» de duración, del Noticiero Sucesos Argentinos del año 1939. Pertenece al documental «Gaviotas blindadas, historia del PRT-ERP», que narra la historia del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) y su brazo armado, el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo). Este documental argentino fue presentado en 2007. La investigación, guión, producción y realización corrieron a cargo de Aldo Getino, Laura Lagar, Mónica Simoncini, Omar Neri y Susana Vázquez.

– Fragmento del Noticiero Sucesos Argentinos, de 1939, con añadidos posteriores (Vídeo)

Es una variante del anterior, que ha sido manipulada mezclando imágenes y audio posteriores. Sobre esto, reproduzco un comentario que hace el autor del canal de Youtube exequiel751 en otro canal:

«Por medio de una manipulación, agregaron al final del vídeo un discurso de Juan Domingo Perón pronunciado en 1943, durante el Gobierno de Pedro Pablo Ramírez. De hecho, en el pasaje 2:17 se lo puede ver claramente a Ramírez (a la izquierda, con anteojos). Y también aparece en 2:22. Más adelante, en 2:27, se lo ve al entonces ministro de Guerra, Edelmiro Julián Farrell, que en 1944 asumiría como presidente (Farrell también figura a la izquierda).»

Aún aceptando como válido lo que afirma el autor del comentario, la manipulación no afecta a la idea que pretendo transmitir. Al contrario, la refuerza, al mostrar la continuidad de este discurso anticomunista con posterioridad a la fecha del documento cinematográfico original.

– Cecilio: Rojo, rojo (Vídeo)

Termino con un toque de humor, a cargo de «Cecilio». Se trata de un personaje ficticio creado por el argentino Diego Capusotto para el programa de TV «Peter Capusotto y sus videos», emitido por Canal 7 (Argentina). El personaje de Cecilio es un cantante anticomunista, contrafigura de Bombita Rodríguez, otro personaje de ficción también creado por este humorista argentino. Echarse unas risas siempre es saludable.

Una cita de Vallejo-Nájera (psiquiatra-director de las Investigaciones psicológicas de los campos de concentración en el primer franquismo), para cerrar esta entrada del blog:

Los marxistas aspiran al comunismo y a la igualdad de clases a causa de su inferioridad, de la que seguramente tienen conciencia. Y por ello se consideran incapaces de prosperar mediante el trabajo y el esfuerzo personal. Si se quiere la igualdad de clases no es por el afán de superarse, sino de que desciendan a su nivel aquellos que poseen un puesto social destacado, sea adquirido o heredado. (…) El simplismo del ideario marxista y la igualdad social que propugna favorece su asimilación por inferiores mentales y deficientes culturales, incapaces de ideales espirituales, que hallan en los bienes materiales que ofrecen el comunismo y la democracia la satisfacción de sus apetencias animales.

Fuente: El Blog del Viejo Topo

MUY IMPORTANTE: Si vas a realizar una consulta debes leer antes toda la información de la página CONSULTAS.

La moderación de comentarios está activada, por lo que tu comentario NO aparecerá hasta que te respondamos.


Deja un comentario

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>